Trucos para tener un hogar más seguro

Marisol · 5 diciembre, 2017
Los accidentes pasan de un momento a otro y nadie está exento de tener que afrontar una emergencia. La prevención y saber cómo actuar, claves para evitar problemas mayores.

Tener un hogar más seguro es vital para evitar accidentes y para formar niños sanos física y emocionalmente. Cada espacio en el que tu hijo crece, debe ser amigable y diseñado para su comodidad. La sensación más profunda de seguridad proviene de casa, por eso estas recomendaciones te serán útiles. 

Además, en este artículo también podrás ver algunos tips de cuidado personal que puedes aplicar en familia. Prever desde casa cómo reaccionar ante determinadas situaciones puede evitarte muchos inconvenientes. Pon atención a estas sencillas pero prácticas medidas para tener un hogar más seguro.

“Nada puede dar un sentido real de seguridad en el hogar, excepto el amor verdadero”

–Billy Graham–

Consejos generales para tener un hogar más seguro

  • Haz que tu casa se vea siempre como si estuviera ocupada. Un viejo pero efectivo truco es dejar un par de zapatos en la puerta o una luz encendida. Esto hará creer a un intruso que permaneces en casa.
  • Ten la compañía de un perro guardián. Además de ser excelentes compañeros para ti y tu familia, también pueden darle seguridad a tu casa. El instinto protector de un perro hace que una persona extraña y malintencionada se sienta amenazada.
  • Asegúrate de tener la iluminación apropiada en cada habitación. Por la seguridad y la salud de tus hijos, procura que las escaleras, puertas y estanterías estén bien iluminadas. Esta medida puede evitar muchos accidentes.
Que la familia crezca es algo positivo

  • Instala sensores de movimiento en los espacios externos. Esto te permitirá identificar cuándo una persona o animal extraño esté cerca de tu casa.
  • Instala barandillas o pasamanos a lo largo de las escaleras y balcones. Sobra decir que debes ser muy cuidadoso y supervisar cuando tus hijos se encuentran en este tipo de espacios.
  • Los agentes químicos deben permanecer tan lejos de los niños como sea posible. Mantén bajo llave los medicamentos, los limpiadores y sustancias químicas que usas a diario. También considera la opción de instalar seguros para niños en las puertas.
  • Si hay superficies de vidrio en casa, ponles una película protectora. Para mejorar la visibilidad de puertas o ventanas de vidrio y evitar que un niño se haga daño, pon un adhesivo visible para ellos.
  • Los detectores de humo son ideales para la cocina. Si te olvidaste de apagar el alimento que dejaste en el fuego o hubo un fallo eléctrico, el detector de humo te avisará. Más que soluciones, necesitas medidas preventivas que aumenten las posibilidades de tener un hogar más seguro.
  • Enséñales a no abrir las puertas de entrada. Siempre deben contar con la supervisión de un adulto antes de abrir la puerta. Explícales que si se trata de un familiar o un amigo, esperará con paciencia que le abran la puerta.

¿Cómo enseñar a tus hijos a tener un hogar más seguro?

Desde sus primeros años de edad, ayúdales a memorizar su teléfono, dirección y los nombres completos de los padres.  Ya sea por un llamado de la escuela o de alguna emergencia, esta información es indispensable. No solo tendrás un hogar más seguro, sino que tus hijos estarán protegidos también fuera de casa.

Aunque quieras evitar que se presente una situación de emergencia en casa, debes estar preparado para afrontarla. Muéstrales a tus pequeños cómo deben marcar el número de emergencia y en qué casos es necesario hacerlo.

Muchas veces los padres se preguntan a quién hacer caso, al padre o a la madre. Los dos tienen que saber ponerse de acuerdo

Define números favoritos en tu teléfono móvil y en el del hogar. Elige los números de personas de confianza para la lista de favoritos. Luego dales una pequeña lección a los niños de cómo llamar a estas personas en caso de que algo extraordinario ocurra.

Para niños un poco mayores, crea un código de texto que sea señal de emergencia. Puede ser un número sencillo (como el 111 o el 123) el que elijan como signo de alerta. Recibirlo te permitirá saber que tu hijo se siente incómodo o en peligro.

Enséñales a confiar en esa voz interior que les advierte de posibles peligros. Es importante que desde pequeños sepan que no deben estar rodeados de personas que los hacen sentir amenazados.

La medida más importante que debes tomar es formar a tus hijos, es decir, enseñarles a cuidar de sí mismos. Procura que desde sus primeros años reconozcan cuáles son los objetos, personas o situaciones que podrían causarles algún tipo de daño. Mantener la distancia o informar sobre un posible peligro puede salvar vidas y brindar un hogar más seguro para tu familia.