Los tres primeros años del bebé son claves para su futuro

09 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Los primeros tres años (1000 días) son claves para el desarrollo posterior de los niños. Por eso, es muy importante que les aportemos el amor y la atenciones que necesitan.

Los tres primeros años del bebé son claves para su futuro; las experiencias vividas durante ese tiempo van a ser vitales para su desarrollo posterior. Seguro que recordaréis esos agotadores primeros días tras el parto, ya no solo por el cansancio tras este precioso momento, sino por todo lo que supone la llegada de un bebé a vuestras vidas.

Los primeros meses te entregas al cuidado de tu pequeño; lo alimentas cada vez que tiene hambre, lo cuidas, lo acaricias, estás pendiente todo el tiempo de él…, aunque todo esto suponga ir con unas ojeras de miedo.

Pero esta entrega es instintiva (la naturaleza es muy sabia) y se sabe lo importante que son esos primeros días para el bebé. Esos tres primeros años (aproximadamente, 1000 días) son cruciales para su futuro. ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo.

¿Por qué son tan importantes los tres primeros años del bebé para su futuro?

Existen estudios recogidos por UNICEF que aportan datos importantes sobre todo esto. Los tres primeros años son decisivos y marcarán el futuro del niño para siempre.

Mamá jugando con sus bebé porque sabe que los primeros años del bebé son clave para su futuro.

Durante estos primeros años, se forman las habilidades mentales que tendrán cuando sean adultos. A partir de los 3 años, se puede decir que el pequeño deja de ser bebé y asciende a un nivel mayor de desarrollo, crecimiento y maduración.

El desarrollo de estos primeros tres años repercute sobre todo a nivel cognitivo y desarrollo personal y afectivo. ¿Cuáles son las áreas más importantes para su desarrollo durante todo este tiempo? Vamos a verlas.

Los tres primeros años del bebé son claves para su futuro: áreas de desarrollo más importantes

A lo largo de estos primeros 3 años de vida del niño, cobra importancia el desarrollo de diversas áreas. Vamos a ver cuáles son.

Desarrollo del lenguaje

Durante los primeros años de vida es cuando asimilamos y decodificamos el lenguaje. Ahora piensa: ¿te crees capaz de aprender un idioma a la perfección en tan solo tres años? Es complicado, ¿no? Pues un bebé es capaz de aprender, no solo un idioma, sino varios a la vez; estos son los niños bilingües.

Durante estos años, es más fácil aprenderlos, ya que están escuchando de forma constante dos idiomas o más, lo que los incentiva a su adquisición. Todo esto es posible si los padres les hablamos mucho y ven los movimientos de nuestra boca y labios al hablar para, así, aprender ellos la forma de articular las palabras.

Alrededor de los 6 meses, el bebé conoce muchas palabras y empezará a ir repitiendo sílabas sueltas para, posteriormente, ir aumentando su vocabulario de manera progresiva. A los 3 años, ya será capaz de tener conversaciones con adultos, aunque su lenguaje sigue perfeccionándose hasta los 6-7 años, aproximadamente.

Desarrollo de habilidades sociales y de comunicación

Es importante que, desde pequeños, estimulemos sus habilidades sociales, y la única manera de hacerlo es relacionándose con otras personas. Ellos aprenden conviviendo e interaccionando con otros durante sus primeros años de vida, y esto hará que cuenten con las herramientas y recursos necesarios para sus posteriores relaciones futuras.

Desarrollo cognitivo

El cerebro duplica su tamaño durante estos primeros tres años. Es cuando mayor actividad y desarrollo cerebral habrá en la vida. Se empiezan a conocer y relacionar los primeros conceptos más básicos. Además de una alimentación sana, también tendrán mucho que ver para su desarrollo todas las experiencias que viva durante esta etapa.

Desarrollo emocional

Una correcta salud emocional en el bebé va a depender de que haya un buen vínculo familiar y cercano con su entorno. Esto hará que el pequeño desarrolle una fuerte personalidad, confianza y buena autoestima. La personalidad empieza su desarrollo durante estos tres primeros años.

Niña aprendiendo a gatear en el suelo.

Un bebé empieza a saber quién es y cuánto de importante es para los demás gracias al vínculo con sus padres. El estudio de UNICEF le da gran importancia al desarrollo del vínculo afectivo; cuanto más cariño recibe un niño, menos problemas tendrá cuando crezca. Esto será clave para el desarrollo posterior de todas sus habilidades.

Desarrollo motor

Durante esta etapa se consiguen muchos logros motores. Empiezan a sujetar la cabeza en los primeros meses, se fijan en los objetos, mueven brazos y piernas, se dan la vuelta, coordinan brazos, piernas y manos para gatear para, posteriormente, ponerse de pie, hasta que empiezan a caminar. Son muchos los hitos motores que consiguen en estos primeros 1000 días.

Sobre los tres primeros años del bebé claves para su futuro.

Los tres primeros años del bebé son claves para su futuro. Ya has visto la importancia que tiene el desarrollo de las distintas áreas durante esta etapa y el papel tan importante que juega el cariño y el amor para un buen desarrollo emocional de los pequeños.

Una familia desestructurada en la que no se da amor, puede provocar graves problemas de comportamiento y de salud, por eso, proporcionar amor será un alimento básico durante todo este tiempo y a lo largo de toda la vida.