6 tipos de cambiadores para bebés

Fernando Clementin · 9 junio, 2018
Entre los objetos que necesitas para cuidar de tu bebé, el cambiador es uno que ofrece muchas variantes. ¿Las conoces a todas? Te mostramos algunas a continuación.

¿Sabías que existen varios tipos de cambiadores para bebés? Estos varían no solo en tamaño, sino también en funcionalidad. A continuación, te ofreceremos una descripción básica de cada uno de ellos para que sepas elegir el que más te convenga.

El mundo de la maternidad puede desconcertar a más de uno. Es algo que suele pasar con los padres primerizos: hay muchísimas cosas que considerar y cientos de elementos nuevos para saciar diferentes necesidades.

En cuanto a estos últimos, un objeto muy ‘intrigante’ es el cambiador. Claro, se trata de algo que posiblemente nunca hayan manipulado antes. Es lógico, por ende, que no sepan cuáles son más convenientes y qué características presenta cada uno de ellos.

Este artículo pretende ser una guía en medio de tantas preguntas. Conoce los diferentes tipos de cambiadores para bebés que te encontrarás y opta por el que te resulte más útil.

6 tipos de cambiadores para bebés

Como su nombre lo indica, el cambiador se usa al momento de cambiar el pañal al bebé. Cuentan con un colchón, sobre el que se acuesta al pequeño, que normalmente es blando y cubierto con materiales que se pueden lavar fácilmente. Según el tipo de cambiador del que se trate, sus características pueden variar:

1. Cambiador básico

Se trata del modelo que comentamos antes: es un colchón que se puede apoyar sobre cualquier superficie para cambiar al bebé. Su beneficio principal es que es totalmente portátil; puedes usarlo tanto en casa como en cualquier lugar al que vayas.

Hoy en día se consiguen diseños muy bonitos, que hasta incluso vienen perfumados. Su suavidad es muy reconfortante, y son tan delgadas como las mat, las colchonetas que se usan para yoga.

El cambiador de bebé debe adaptarse a las necesidades de los padres

2. Cambiador inflable

Nos adentramos en el terreno de los cambiadores con un poco más de ‘lujo’. Este cambiador está hecho con PVC no tóxico y se puede inflar y desinflar cuando lo creas conveniente.

La ventaja que presenta es que es una superficie en sí mismo; es ideal para viajes y días al aire libre. Sin embargo, puede que resulte poco práctico para el hogar, donde es más sencillo contar con uno de los convencionales que se arman en segundos.

3. Bañera cambiador

Una de las opciones más completas que encontrarás. Se trata de un ‘mueble’ con cuatro patas, una bañera en su parte superior y también uno o varios estantes debajo para colocar objetos. El cambiador es la tapa de la bañera; puedes bajarlo o subirlo según lo que necesites.

Además de ofrecer varios modelos y diseños para elegir, esta alternativa es una manera de ahorrar dinero y espacio. También resulta muy higiénica, ya que es fácil de lavar. Se puede conseguir en dos presentaciones: la convencional y la plegable. Está última, aunque algo más básica, resulta muy útil porque es fácil de guardar.

4. Cambiador con patas

Es parecido a la opción anterior, pero sin la bañera. No obstante, ofrece casi las mismas posibilidades, a la vez que resulta mucho más fácil de mover de un lugar a otro de la casa.

“La ventaja del cambiador básico es que es totalmente portátil; puedes usarlo tanto en casa como en cualquier lugar al que vayas”

5. Bolso cambiador

Otra fenomenal idea para cuando sales de casa. Es un bolso normal, con todos los espacios que una madre necesita para los objetos y la ropa del bebé. Sin embargo, también cuenta con un cambiador plegable. Es decir, tendrás todo lo que necesitas en el mismo lugar. Así, tú y tu bebé podrán salir de casa sin problemas: ninguna emergencia te tomará desprevenida.

El cambio de pañal puede convertirse a veces en una tarea frustrante para la madre.

6. Cómoda con cambiador

Sin dudas, una excelente opción para ahorrar espacio. En los diferentes cajones de la cómoda, puedes almacenar todos los elementos del bebé: tanto los de higiene como la ropa, e incluso también juguetes.

La parte superior de este mueble, que a menudo viene con ruedas, cuenta con un cambiador. Generalmente, este es desmontable y se puede cambiar de posición para ubicarlo en diferentes sentidos. Es uno de los tipos de cambiadores para bebés más aclamados por las madres amantes de lo práctico.

Como todo los artículos, los diferentes tipos de cambiadores para bebés buscan adaptarse a las necesidades y preferencias de sus usuarios. No los hay mejores ni peores, más allá de su calidad, por supuesto. Todos son útiles en determinado momento, por lo que es importante saber con qué opciones contamos al hacer la compra.