4 tipos de alimentos para mejorar el vitiligo en niños

Si te interesa mejorar la calidad de vida de tu hijo con vitiligo y mantener su piel saludable, sigue leyendo. Te presentamos los alimentos que puedes incluir en su dieta que pueden ayudar a mejorar su enfermedad.
4 tipos de alimentos para mejorar el vitiligo en niños
María Patricia Piñero

Escrito y verificado por la nutricionista María Patricia Piñero.

Última actualización: 30 noviembre, 2023

El vitiligo es una enfermedad que produce manchas blancas en zonas visibles de la piel, lo que afecta a la apariencia y hace de este tema algo sensible de abordar para los padres y sus hijos.

En la búsqueda de mejorar el bienestar del niño con vitiligo, la ciencia ha posicionado a la nutrición como parte integral de su tratamiento. Sobre todo, al recomendar alimentos que son fuentes de antioxidantes y componentes antiinflamatorios.

Se debe recordar que el tratamiento médico es insustituible, por lo que apoyarse en la alimentación es una ventana de ayuda, no la solución. En este artículo, te mostraremos los 4 tipos de alimentos para mejorar el vitiligo en tu hijo, así como la revisión sobre algunos productos alternativos y recomendaciones generales para el niño.

¿Cómo mejorar el vitiligo de los niños a través de los alimentos?

Lo primero que debes saber es que no hay una dieta específica para el tratamiento del vitiligo, pero sí se ha estudiado la influencia de algunos nutrientes sobre la evolución de la enfermedad.

Por lo tanto, las siguientes recomendaciones de alimentos son respaldadas por la ciencia. Y no solo ayudan con el vitiligo, sino que también son buenos para el sistema inmunitario y mantienen la salud de la piel en el niño.

1. Alimentos con antioxidantes

Los antioxidantes son componentes que ayudan a proteger las células del daño causado por el estrés oxidativo, impidiendo el avance de los radicales libres. Muchos de esos antioxidantes son de pigmentos rojos o amarillos, además de los polifenoles que se encuentran en las verduras y frutas.

El arándano, la frambuesa, la calabaza, la zanahoria, la espinaca, el tomate, la col rizada y los frutos secos, son algunos alimentos con un alto nivel de antioxidantes, como los carotenoides, el licopeno, las antocianinas y los tocoferoles.

El trabajo publicado en la revista Oxidative Medicine and Cellular Longevity en 2022, reveló la importancia del uso de antioxidantes como parte del plan del tratamiento del vitiligo.

Aunque los autores reconocen que son componentes pocos usados para esta afección de la piel, el estudio sugiere que los pacientes con vitiligo activo más severo se beneficiaban más con la terapia combinada oral y tópica de antioxidantes, ya que tienen mayor exceso de oxidantes. Sin embargo, aclaran que hace falta más estudios para confirmar estos resultados.

En otro estudio se investigó los efectos del ácido ascórbico en el cuidado de la piel. Sus autores detallan que este compuesto, también conocido como vitamina C, impide la producción de la melanina, a pesar de su capacidad antioxidante e inmunomodulador, lo que ayudaría en el vitiligo.

En general, este grupo de alimentos tan coloridos tiene buena receptividad en los niños. Igual, no está de más hacer de la experiencia algo mucho más agradable a través de preparaciones atractivas a su vista y a su paladar.



2. Alimentos ricos en vitamina B12 y ácido fólico

La vitamina B12, también conocida como cianocobalamina, es la más asociada al vitiligo, sobre todo porque hay una deficiencia en sus niveles cuando aparece la enfermedad. Así lo detalla la investigación publicada en la revista Journal of The American Academy of Dermatology.

Así mismo, en un artículo publicado en la revista Cureus en 2022, un grupo de expertos comentan que la vitamina B12, junto al fólico (B9), ayudan con la repigmentación de la piel en pacientes con vitiligo, pero hay que combinarlas con la exposición solar.

Las principales fuentes de vitamina B12 son los alimentos de origen animal, como las carnes, los huevos y los lácteos. Los datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) respecto a la cianocobalamina, revelan que por cada 100 gramos de los siguientes alimentos, se obtiene:

La carne y la leche cubren cerca del 100 % o más de los valores recomendados por el Instituto Nacional de Salud para niños de hasta los 13 años de edad. Los huevos cubren entre el 30 y el 50 % de lo que requieren.

Por otra parte, la Fundación Española del Corazón destaca el ácido fólico de las hojas verdes, como la acelga, la espinaca, la col rizada, el brócoli, el guisante, el espárrago, la legumbre, el cereal, el maní y la avellana.

Las preparaciones con espinacas o acelgas, como croquetas y buñuelos al horno, son opciones saludables para aumentar el ácido fólico en los niños. Lo mismo que el brócoli gratinado y la crema de garbanzos.

3. Alimentos con vitamina D

Aunque no hay suficientes evidencias, y se recomienda seguir investigando, hasta ahora se sabe que los bajos valores de vitamina D podrían causar vitiligo. Por esta razón, es importante mantener una ingesta adecuada de esta vitamina.

Un estudio publicado en la revista Dermato-Endocrinology encontró que, al administrar 35000 Unidades Internacionales de vitamina D en adultos con vitiligo, se logró la repigmentación de la piel entre un 25 y 75 % del área afectada.

Aunque no se encontraron investigaciones hechas en niños, puedes preguntarle a tu médico de confianza por la posible implementación de la vitamina D en tu hijo para mejorar el vitiligo.

Los alimentos que más la contienen son el aceite de pescado, el pescado graso como el salmón y la sardina, la yema de huevo, los lácteos fortificados, los cereales y las bebidas vegetales fortificadas con vitamina D.

4. Alimentos que contienen zinc

El zinc es un mineral que se encuentra de forma natural en la piel y que forma parte de una enzima con propiedad antioxidante (superóxido dismutasa).

A propósito de esta relación, en un estudio publicado en la revista Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology se sugiere que es posible que el zinc proteja a los melanocitos porque evita su muerte celular. De esta forma, la suplementación con zinc podría ser un tratamiento beneficioso para el vitiligo. No obstante, algunos efectos adversos gástricos podrían limitarlo.

Para evitar los problemas estomacales, los alimentos naturales son una buena opción. Los más ricos en zinc son las carnes rojas, las aves, las legumbres, los frutos secos, las semillas y los cereales integrales. Así que es cuestión de revisar tu recetario y elaborar tus mejores preparaciones para el niño.



Recomendaciones sobre la alimentación de niños con vitiligo

Poco se ha estudiado sobre el consumo de ciertos alimentos y la evolución del vitiligo en los niños. Sin embargo, considerando los efectos que tienen algunos nutrientes en el desarrollo de la enfermedad, se recomienda su inclusión en el marco de una dieta equilibrada y variada. Otras recomendaciones son:

  • Tener un consumo adecuado de proteínas magras, como pollo, pescado, legumbres y carne de res, para mantener el recambio celular de la piel.
  • Incluir en el menú los ácidos grasos omega-3, como los que se encuentran en el salmón, las sardinas, la trucha, el arenque, los frutos secos y las semillas. Estos son antiinflamatorios y pueden beneficiar la salud de la piel.
  • Evitar alimentos procesados y ricos en azúcares, en su lugar, usar alimentos frescos y naturales.
  • Mantener una hidratación adecuada.
  • Consulta a los profesionales de salud y no olvides visitar al nutricionista. También, de ser posible, al psicólogo u orientador. Ellos podrán darte recomendaciones individualizadas para tu hijo.

Productos alternativos

Hay algunos suplementos que se usan para el tratamiento del vitiligo. Un artículo de la revista Journal of Alternative and Complementary Medicine describe que el ginkgo biloba solo, el aminoácido fenilalanina y el P. leucotomos, junto con otras terapias, pueden funcionar de manera positiva en el tratamiento del vitiligo.

Sin embargo, también concluye que se requieren más estudios para explorar esta área. Aunque este estudio fue realizado en adultos y no se tienen resultados en niños, no está de más que consultes con tu médico para evaluar si es una opción para tu hijo.

El punto final

Es cierto que no existe una cura definitiva, pero incluir alimentos con antioxidantes, vitamina B12, ácido fólico, vitamina D y el zinc, pueden ayudar a mejorar los síntomas del vitiligo en niños y promover una piel saludable. ¡Cada niño es diferente, así que busca la atención médica personalizada!


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.