Test para evaluar la capacidad motriz de tu bebé mes a mes

Gladys · 15 octubre, 2015

Si te estás estrenando como mamá es importante que conozcas cómo evaluar la capacidad motriz de tu bebé cada mes. Normalmente esta evaluación la realiza el pediatra en los controles mensuales del bebé y a veces son realizados tan rápidamente que no sabemos ni siquiera de qué se trata.

 

Si nos adelantamos y nos documentamos bien, podemos ir muy bien preparadas a las consultas pediátricas  haciendo preguntas puntuales sobre la evolución motriz de nuestro pequeño e ir  suministrando información súper valiosa al especialista.

Contar con los conocimientos sobre la capacidad motriz de nuestro bebé nos dará tranquilidad

Con este conocimiento podemos hacerle las pruebas de motricidad en casa y si observamos que algo no está bien, tal vez lo podamos solventar con algún ejercicio o masajes. También estaremos en capacidad  de suministrar esta información detallada al pediatra sobre cualquier desviación con el fin de que nos asesore.

Generalmente con un poco de ejercicio, haciendo algunas actividades o juegos específicos según el caso podemos corregir cualquier desfase nosotras mismas. En ocasiones estimular o motivar al bebé también podría solventar cualquier situación.

Todos los niños son diferentes, incluso en embarazos múltiples podemos observar que cada bebé lleva su ritmo, así que no hay mucho de qué alarmarse. Es importante recodar que los bebés prematuros o que estuvieron en cuidados intensivos o intermedios al nacer, evolucionan un poco más lento pero no es motivo de preocupación.

A continuación se ofrece un test que podemos hacerle a nuestro bebé durante los primeros 6 meses de vida (se trabaja en función a afirmaciones, es decir lo que se encuentra dentro de los parámetros normales):

shutterstock_287196473

Recién nacido

  • Cuando está acostado boca arriba sus brazos y piernas suelen estar flexionados.
  • Realiza algunos movimientos involuntarios en piernas y brazos.
  • Puede girar su pequeña cabecita pero no tiene la fortaleza para levantarla. Al cargarlo y no darle soporte a su cabeza puede irse a un costado de su cuerpo.

 1 mes

  • Flexiona los brazos y piernas cuando está acostado boca arriba.
  • Cuando está boca abajo puede levantar la cabeza por breves instantes, cuando lo levantas, aún la cabeza puede irse a los lados o hacia atrás.
  • Las manitas la mayoría del tiempo están cerradas, si colocas un objeto o un dedo de tu mano las abre y las cierra nuevamente; ese movimiento se conoce como reflejo de presión.
  • Puede sonreír en algunas oportunidades y se muestra un poco más interesado por las cosas y sonidos a su alrededor, es posible que voltee la cabeza para tratar de ubicarlo.

2 meses

  • Cuando el bebé está despierto flexiona continuamente las piernas y los bracitos.
  • Podrás notar que cada día realiza más movimientos.
  • Al estar acostado boca abajo trata de levantar su cabeza por unos instantes.

3 meses

  • Si lo sostienes se puede mantener sentado con una postura un poco más firme.
  • Se apoya por ratos sobre los antebrazos cuando está en posición boca abajo y mantiene levantada su cabeza durante varios minutos.
  • Juega con sus manitos mirándolas continuamente.
  • Mientras lo sostienes puede apoyar los piecitos sobre alguna superficie aunque aun las rodillas las mantiene flexionadas.
shutterstock_267064166

4 meses

  • Perfecciona los movimientos del mes anterior y ya puede levantar la cabeza por más tiempo e inclusive parte del tronco cuando está boca abajo.
  • Se empuja si consigue alguna superficie cercana para apoyarse y puede dar sus primeros giros.
  • Cuando lo colocas sobre alguna superficie plana se apoya con toda la planta de los pies.
  • El bebé está mucho más fuerte y puedes tomar sus manitas y ayudarlo para que empuje su cuerpo y se siente.

5 meses

  • El bebé puede levantar el tronco completamente y mantenerse por un rato cuando está ubicado en posición boca abajo.
  • Repentinamente puede girase y cambiarse de posición.
  • Hace movimientos con sus pies como si estuviese pedaleando.
  • Participa activamente cuando se le ayuda a sentarse.
  • Al tomarlo por las axilas y brazos hace el esfuerzo de pararse y colocar los piececitos sobre la superficie más cercana.

6 meses

  • El bebé se apoya sobre las manos
  • Da vueltas en busca de un objeto o juguete.
  • Juega con sus pies.
  • Al ser sujetado por las axilas se mantiene de pie e incluso busca de dar pequeños saltos.
  • Se mantiene sentado solo por unos instantes.

 

En caso de que observemos alguna situación que realmente esté fuera de los parámetros, para nuestra propia tranquilidad podemos contactar con el médico pediatra para que evalúe al bebé sin esperar su cita de control.