Técnica Phillips 66 para trabajar en equipo

09 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga María Matilde
La técnica Phillips 66 es una dinámica de trabajo en grupo que tiene como objetivo que los todos los miembros participen en la toma de decisiones para lograr acuerdos.

¿Acaso no resulta motivador cuando uno trabaja en equipo y rema con todos sus amigos o compañeros de trabajo en la misma dirección? Seguramente, sí, y la denominada técnica Phillips 66 para trabajar en equipo tiene precisamente esta finalidad: conseguir que un grupo de personas se entiendan y cooperen para conseguir objetivos comunes.

¿En qué consiste la técnica Phillips 66?

La técnica o dinámica de grupo llamada Phillips 66 es válida para trabajar con grupos numerosos de personas o con un grupo que tenga como mínimo seis integrantes. Consiste, básicamente, en que los miembros del grupo, divididos en subgrupos de 6 personas, puedan discutir sobre un tema durante 6 minutos y lleguen a una conclusión.

Trabajar en equipo se trata de una habilidad que puede aprenderse y que puede ser muy útil en distintos ámbitos de la vida. En este sentido, la técnica Phillips 66 puede ser utilizada tanto en la escuela como en contextos laborales, con el fin de enseñar a los miembros de un equipo a tomar decisiones rápidas para poder lograr un objetivo.

Alumnos en clase trabajando en grupo gracias a la técnica Phillips 66.

Así, la dinámica que pone en marcha la técnica Phillips 66 tiene como finalidad que las personas participen, debatan y obtengan mucha información en un periodo corto de tiempo. Para lo cual, es importante que quede bien clara y por escrito la cuestión o temática sobre la que versará la discusión.

Pasos a seguir para implementar la técnica Phillips 66

El proceso que debe seguirse para llevar a cabo la dinámica propuesta por la técnica es el siguiente:

  • Se dividirá el grupo, si es numeroso, en subgrupos de 6 personas. Si este es más pequeño, se trabajará con un solo grupo, siempre y cuando tenga como mínimo 6 integrantes.
  • La persona que dirige la técnica debe explicar al grupo en qué consiste la misma y cuáles son las normas de actuación. Y deberá ser quien formule la pregunta o el tema sobre el que se debatirá.
  • En cada grupo o subgrupo se elegirá un secretario, que será el encargado de controlar el tiempo. Además, será quien vaya tomando nota de lo que exponen el resto de los intengrantes.
  • El desarrollo consiste en que cada miembro del grupo expone su parecer, opinión o concisa argumentación. A continuación, se discuten brevemente las distintas posturas y se elabora una síntesis sobre el tema específico.

Importancia de la técnica Phillips 66 para mejorar el trabajo en equipo

La técnica Phillips 66 para trabajar en equipo permite desarrollar una dinámica al interior del grupo de trabajo que facilita y fomenta  la intervención y la toma de decisiones. Es decir, ayuda a las personas que forman parte del equipo de trabajo a participar en una discusión sucinta sobre una tema concreto, además de ayudar a hacer un uso racional del tiempo.

El trabajo en equipo constituye un importante instrumento metodológico para generar sinergia en el grupo de personas. Concretamente, la dinámica Phillips 66 es útil porque incita a que los integrantes trabajen de forma colaborativa y que el  funcionamiento del grupo suponga algo más que la simple aportación de cada miembro.

Además, la técnica Phillips 66 es no solo es válida porque que ayuda a debatir, a decidir y llegar a acuerdos rápidos, sino porque también, paralelamente, estimula a sus miembros a desarrollar la capacidad de síntesis. Es decir, las personas del grupo aprenden a organizar discursos coherentes, y a la vez concretos, para exponer sus puntos de vista.

“Ninguno de nosotros es tan bueno solo como todos nosotros juntos con un equipo increíble de personas”.

-Lisa Lutoof-Perlo-

Alumnos trabajando por grupos en clase.

Beneficios de aprender a trabajar en equipo para los niños

La técnica Phillips 66 es una dinámica más indicada para adultos o para niños en edades más avanzadas. Sin embargo, es aconsejable que los niños desde tempranas edades empiecen a trabajar en equipo y con dinámicas aplicadas al trabajo grupal, ya que enseñar a trabajar en equipo ayuda a los niños a aprender a colaborar y a intercambiar puntos de vista de forma respetuosa y ordenada.

Fomentar el trabajo en equipo desde que los niños son pequeños es una forma de motivarlos y estimularlos y perder el miedo a expresarse. Es una excelente estrategia para el desarrollo de las habilidades sociales y comunicativas. Además, se fomenta la interdependencia en los niños y, a la vez, su autonomía.

Asimismo, mediante un trabajo conjunto con sus compañeros, los pequeños aprenden valores como la responsabilidad y la solidaridad, porque trabajando en equipo comprenden que de cada uno de ellos, y de la suma del trabajo de todos, depende que las cosas salgan bien y, ¿por qué no?, puedan ser divertidas.

Por último, es necesario remarcar que, a través de un trabajo en equipo se fomenta en los niños la diversidad de opiniones y de experiencias. Es decir, aprenden a dialogar para llegar a acuerdos basados en la aceptación y en el respeto de las diferencias. De esta manera, les se otorga a todos los niños las mismas posibilidades de expresarse y de poder ser ellos mismos.