El síndrome de Solomon en la infancia: ¿qué es y cómo evitarlo?

Mervis Romero· 7 enero, 2020
El síndrome de Solomon en la infancia es un tipo de comportamiento que llama la atención de maestros, padres y representantes. Sin embargo, la educación basada en el amor es la clave para un feliz crecimiento.

La educación de los niños es uno de los mayores desafíos para ti, como padre, en este mundo competitivo, especialmente, donde no todos tienen los mismos valores. En la actualidad, uno de los retos que ha cobrado importancia es lo que se conoce como síndrome de Solomon en la infancia. En vistas de lo importante que es la educación de los niños, apunta qué es y cuáles son las señales que indican esta problemática.

¿Qué es el síndrome de Solomon en la infancia?

Se define como síndrome de Solomon en la infancia a aquella conducta en el niño que lo lleva a evitar sobresalir o destacar. Para algunos, se evidencia como el miedo a ser diferente y mostrar habilidades en algún grupo. Fue descubierto por el psicólogo americano Solomon Asch.

Este concluyó sobre esta característica psicosocial al estudiar jóvenes adolescentes, cuya influencia del entorno los condicionaba. En la actualidad, las investigaciones se han enfocado en niños de cualquier edad. La razón es por la presión de grupo, la baja autoestima y la creación de una identidad, ya que todo esto afecta a chicos de todas las edades.

Lamentablemente, quien padece de este síndrome no tiene confianza en sí mismo, por lo que se deteriora su autoestimay lo hace dependiente de la opinión externa. Asimismo, llega a pensar que sus habilidades, logros y cualidades ofenden a las personas que lo rodean.Niño con baja autoestima y síndrome de Solomon sentado pensativo.

Cómo saber si se padece de síndrome de Solomon en la infancia

Generalmente, quien posee el síndrome de Solomon en la infancia muestra conductas propias de personas vulnerables a la presión externa. Esta sensibilidad se hace patente con más fuerza cuando se intenta imponer igualdad de criterio a alguien que piensa diferente. Otras de las señales que indican la presencia de este síndrome son:

Dificultad para la toma de decisiones

Tomar decisiones es una de las acciones que se aprenden desde pequeños, como qué comer, qué jugar, entre otras cosas. Para los chicos que posee esta característica psicosocial les es complicado decidir por las cosas que deben o no deben hacer. Casi siempre, afirman que no se sienten capacitados y que otros cuentan con la preparación para ello.

Son conformistas

Al estar bajo presión, real o imaginaria, es común que acepten las ideas de los demás como propias ya que, aunque piensen de forma diferente al resto de las personas, aceptan estas opiniones y abandonan sus ideales. Esto los lleva a unas acciones más sencillas donde solo se busca aceptación del grupo.

Baja autoestima en el síndrome de Solomon

A pesar de contar con virtudes y cualidades extraordinarias, si tu hijo posee síndrome de Solomon, se infravalora constantemente. Esta baja autoestima lo lleva a desarrollar una máxima sensibilidad a las críticas y opiniones de los demás. Dicha situación puede llevarlo a sentir gran ansiedad, con solo pensar que puede ser juzgado o rechazado.

Una de las pocas cosas que lo hacen sentir cómodo es ser aceptado por los demás, bien sean sus padres, amigos, compañeros o maestros. También, se vuelven dependientes emocionalmente de personas en quien confían su fortaleza y resguardo.

Son vulnerables y manipulables

Una integración del conformismo, baja autoestima y la dificultad para tomar decisiones y defenderlas. Todo esto lleva a tus chicos a ser fácilmente vulnerables y manipulables. Si esto no se trata en la infancia, puede llevarlos a experimentar con drogas u otras acciones durante la adolescencia. Sin duda, este síndrome se puede convertir en un impedimento para socializar de manera adecuada.Niño sentado en unas escaleras pensando.

Cómo evitar estas actitudes en los niños

Una correcta salud mental de los niños los lleva a formar adultos indispensables para la sociedad. Por ello, nunca olvides:

  • Escucharlos con atención y reforzar, de manera positiva, cada vez que tengan un logro. Esta acción los hará confiar en sí mismos y defender sus ideas.
  • Nunca, por ningún motivo, los compares con otras personas. Valóralos de forma personal e individual y guíalos para que adquieran independencia.
  • Suminístrales las herramientas para que se respeten, reconozcan sus habilidades y virtudes, así como sus defectos. Todo ello, sin dejar de lado la tolerancia y el respeto por los demás.

En conclusión, el síndrome de Solomon en la infancia es un comportamiento frecuente de actuar igual al resto del grupo, a pesar de pensar diferente. Posee claras señales de su desarrollo en los chicos con actitudes fácilmente identificables, como la baja autoestima. Su efecto se contrarresta con una crianza llena de mucho amor y valoración.

  • País, E. El. (2013). La envidia y el síndrome de {Solomon}. El País.
  • Rojo, J. A. (2015). Padres e hijos: el conflicto. El País.
  • Rebolledo, M. (2015). El demonio de la depresión.