¿Se debe prohibir el uso de los móviles en el colegio?

Óscar Dorado · 1 noviembre, 2018
Muchos padres se preguntan si es positivo utilizar los móviles en clase. En este artículo, nos detenemos sobre esta cuestión y te contamos todo lo que debes saber.

Los teléfonos móviles se han convertido en una parte indispensable de la vida de niños y mayores. De hecho, la creciente cantidad de adolescentes que usan un teléfono inteligente en las escuelas se ha convertido en una preocupación importante, que ha llevado a que nos planteemos la siguiente pregunta: ¿Se debe prohibir el uso de los móviles en el colegio?

Resulta muy complicado obtener una respuesta definitiva que satisfaga a todas las partes implicadas. Por un lado, los detractores consideran que los móviles en el colegio pueden despistar e interrumpir el correcto desarrollo de las clases; entonces, consideran que tiene un impacto negativo en la educación de los niños.

Por otro, uno de los fundamentos para quienes apoyan el uso de teléfonos móviles en las escuelas es que proporciona una nueva plataforma para sistemas educativos, de manera similar a las computadoras portátiles.

Entre otras cosas, el uso de teléfonos móviles puede ayudar a las personas a descargar diapositivas, tomar notas, compartir ideas con otros mediante Bluetooth e investigar en internet, entre muchas otras posibilidades.

Incluso ciertas investigaciones han demostrado que los estudiantes utilizan principalmente los dispositivos móviles para mantenerse organizados. Esto significa que utilizan el calendario, las alarmas o toman fotos de las notas de los profesores.

Los padres deben establecer los límites

Sin ninguna duda, tanto las escuelas como los padres tienen la función de concretar el establecimiento de límites, proporcionar orientación con el uso del teléfono y, además, enseñar la autorregulación y las habilidades de autocontrol. Asimismo, los padres deben servir como modelos apropiados para su uso.

Esto no significa que los adultos tienen que utilizar solamente sus teléfonos inteligentes en privado, sino que deben tratar de ser un buen modelo y predicar con el ejemplo que tratan de transmitir a los pequeños. En estos casos, la clave es comprender que ciertos comportamientos son solamente aceptables en algunos lugares; el uso de los teléfonos móviles de manera irresponsable en la escuela es un ejemplo.

Muchos afirman que se debe usar el móvil en el colegio, pero como herramienta de estudio.

¿Cuáles son los puntos débiles del uso de los móviles en el colegio?

El uso de los móviles en el colegio causa rechazo debido a que puede provocar que los estudiantes no estén atentos a las explicaciones de los profesores. No obstante, también interfieren otros factores negativos, que son los siguientes:

1. Desconexión de las actividades presenciales

La aparición de los móviles en el colegio provoca, en algunos casos, que se fomente una menor participación y discusión en persona. En consecuencia, la dependencia de los teléfonos inteligentes también trae consigo que los estudiantes tengan menos oportunidades de aprendizaje.

2. Distracciones e interrupciones

Muchos estudiantes utilizan los teléfonos para revisar las redes sociales y enviar mensajes de texto a sus amigos en clase. Con esto, se generan distracciones e interrupciones tanto para los estudiantes como para sus compañeros.

3. Acoso cibernético

Los móviles también pueden provocar un aumento de problemas en relación al acoso escolar en el entorno educativo. El acoso cibernético puede ser más difícil de ver que otras formas de acoso escolar; este hecho dificulta que los maestros identifiquen e intercedan cuando está sucediendo.

¿Cuáles son los puntos fuertes del uso de los móviles en el colegio?

Por otra parte, hay quienes no tienen ninguna duda de que, si se utilizan de la manera correcta, los móviles en el colegio pueden llegar a ser una herramienta de gran utilidad. A continuación, te indicamos cuáles son sus puntos fuertes:

1. Fácil acceso a la información

Los teléfonos ofrecen a los estudiantes mayor acceso a la información, lo que les permite investigar más sobre un tema mientras tienen discusiones en clase. Con estos dispositivos, el acceso a la información es inmediato y más amplio.

“Una de las razones que apoyan el uso de teléfonos móviles en las escuelas es que proporciona una nueva plataforma para sistemas educativos”

2. Incorporación de plataformas digitales

El uso de los teléfonos inteligentes y el acceso a las redes sociales puede servir para mantener interesados a aquellos estudiantes más introvertidos; así, pueden participar en las discusiones. Por ejemplo, pueden utilizar hashtags de Twitter para compartir pensamientos e ideas.

Muchos padres se preguntan cómo evitar problemas entre adolescentes y adicción digital.

3. Aplicaciones de aprendizaje educativo

Los móviles brindan a los estudiantes acceso a herramientas y aplicaciones que les pueden ayudar a completar y mantenerse al tanto del trabajo realizado en clase. A su vez, permiten aprender a desarrollar mejores hábitos de estudio y adquirir habilidades de organización.

En definitiva, el uso de los móviles en el colegio es un tema que genera mucho debate entre padres, madres y tutores. Sin embargo, la idea que todos comparten es que un uso responsable de la herramienta puede ser beneficioso para contribuir a la enseñanza.