Peligros de las redes sociales en la adolescencia

Inés Gómez 6 diciembre, 2017
El increíble desarrollo tecnológico ha propiciado el auge de ciertas aplicaciones comunicativas que, si no se usan con cuidado, pueden volverse en contra de nuestros hijos.

Uno de los temas que más preocupa a los padres es la sobreexposición de sus hijos a las redes sociales en la adolescencia. El miedo a lo que puede haber al otro lado de la pantalla es impensable para los más jóvenes, a veces demasiado inocentes a la hora de juzgar ciertos comportamientos.

Hace algunos años, una situación así hubiera sido impensable. El increíble desarrollo tecnológico ha propiciado que cualquiera tenga acceso a aplicaciones comunicativas bastante novedosas. Gracias a ellas, hoy en día podemos transmitir cualquier información en tiempo récord… sea legal o no.

Estar conectados continuamente con aquellos a los que queremos debería traer solo ventajas. Poder hablar todos los días con familiares y amigos asentados en otros lugares es maravilloso, pero debemos saber que también tiene sus inconvenientes. Si no tenemos cuidado, las redes sociales pueden volverse en contra de nuestros hijos.

Peligros de las redes sociales en la adolescencia

Estafas

Es muy fácil estafar a una persona si se sabe decir lo que esta quiere oír. Muchos timadores utilizan Internet para ofrecer móviles, ordenadores o videoconsolas a precio de saldo. Hacen creer a los adolescentes que si aportan un número de cuenta, podrán tener lo que deseen casi gratis.

No hace falta decir que ese número de cuenta casi siempre es el de sus padres. Nosotros nos convertimos en víctimas colaterales de las estafas de este calibre. De nada vale en estos casos que riñamos a nuestro hijo: al enterarse del timo, el sentimiento de culpabilidad extremo no tarda en aflorar.

La adicción a los ordenadores y móviles es un problema que afecta a niños y adolescentes.

Cyberbullying

Las redes sociales en la adolescencia son caldo de cultivo de acosadores. Los trols de Internet, muchas veces conocidos de la víctima, se aprovechan de su vulnerabilidad para herirle. Mensajes anónimos, amenazas o coacción son solo algunas tretas de las que se valen. Son capaces, incluso, de conseguir que se una más gente, provocando así que el chico o la chica se sienta aún más aislado.

Si crees que tu hijo está siendo víctima de cyberbullyng no dudes en buscar ayuda. Debéis denunciarlo cuanto antes y que los culpables asuman las consecuencias. Es un tema muy serio que cada año se lleva por delante la vida de muchos jóvenes. Apoya a tu hijo y déjale claro que puede contar contigo para todo lo que necesite.

“Temo el día en que la tecnología sobrepase a nuestra humanidad. El mundo entonces solo tendrá una generación de idiotas”

-Albert Einstein-

Narcisismo y falta de autoestima

Con la aparición de redes sociales como Instagram o Snapchat nuestros hijos están descubriendo un mundo nuevo. Los selfies, las stories y la necesidad de conseguir aprobación pueden generar problemas de diversa índole. Los adolescentes no dejan nunca de compararse con los demás y, en aplicaciones como estas, observar las (aparentes) vidas perfectas de otros es bastante fácil.

Si tu hijo no recibe las atenciones que demanda en las redes sociales, su autoestima se verá resentida. Hará todo lo posible por llamar la atención, aunque tenga que cruzar ciertos límites. En el sentido contrario, si tiene una legión de fanáticos que lo alaban, se convertirá en alguien narcisista y engreído.

La adicción a la tecnología es un problema de nuestra sociedad.

Dependencia

La adicción al móvil es mucho más frecuente que la adicción al ordenador. Whatsapp es, entre los jóvenes, una de las redes sociales más usadas en la adolescencia. Según diversos estudios, la obsesión con el móvil es equiparable a la que se siente un cocainómano con su droga fetiche.

Ser conscientes de que nuestro hijo no hace una vida normal por estar pegado a una pantalla es duro, pero debe solucionarse. Si no tomamos medidas en el asunto, las consecuencias podrían ser catastróficas a tanto a nivel mental como a nivel físico.

Redes de prostitución

Al igual que las redes de timadores, están muy presentes en Internet. Buscan adolescentes a los que poder manipular y engañar, y en ocasiones lo consiguen. Es imperativo que hables con tu hijo de esta clase de grupos organizados para que esté alerta. Parece que nunca nos va a tocar a nosotros, pero es la cruda realidad.

Déjale claro que no debe dar sus datos ni sus fotografías a desconocidos, por muy simpáticos que parezcan. A veces suelen escudarse en perfiles de gente joven para atraer a sus víctimas potenciales, y es algo que los adolescentes deben saber. Si descubres que tu hijo ha entrado en contacto con individuos de esta calaña, denuncia en el momento.

Las redes sociales en la adolescencia no tienen por qué ser nocivas, siempre y cuando nuestros hijos sepan qué peligros les acechan. Hablar con ellos sobre todo lo que encierran es primordial para que pueda utilizarlas de forma sana y responsable.

Te puede gustar