Saburra lingual en los niños

La saburra lingual es una situación bastante frecuente en la boca de los niños. Te contamos de qué se trata y cómo puedes evitarla.
Saburra lingual en los niños
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 20 septiembre, 2022

Si notas que tu pequeño tiene su lengua de color blanquecino no debes alarmarte. Aunque este aspecto no es el ideal, lo más probable es que se trate de saburra lingual, una situación bastante frecuente en los niños.

El aspecto normal de la lengua de los más chicos es de color rosado y aterciopelado, visualizándose las múltiples papilas que le dan su apariencia característica. Muchas veces, esta situación cambia y el dorso lingual se cubre de una capa blanca que conocemos como saburra. Si bien esta condición no es algo que deba preocuparnos, tampoco se debe pasar por alto. Te contamos todo lo que debes saber sobre la saburra lingual en los más pequeños.

¿Qué es la saburra lingual en los niños?

La saburra lingual es una capa blanquecina que se forma en el dorso de la lengua de los niños. Está compuesta por células descamadas de la mucosa lingual, restos de comida y bacterias que se nutren de estos desechos y proliferan en la superficie. En condiciones normales, suele existir una fina capa de saburra en la parte posterior de la lengua, al fondo de la boca. Sin embargo, algunas circunstancias pueden aumentar su grosor y hacer que se extienda sobre todo el dorso del órgano y tornarlo completamente blanco. Esto es lo que conocemos como lengua saburral.

Esta condición en los pequeños no produce dolor ni picor, pero puede alterar la percepción de los sabores. Además, es una causa frecuente de mal aliento en los menores.

¿Cuáles son sus causas?

La falta de higiene, la sequedad bucal y la mala alimentación son algunas de las causas de la aparición de saburra lingual en los niños.

Son varias las situaciones que pueden llevar a los niños a tener saburra lingual. Te contamos cuáles son las causas más comunes:

  • Falta de higiene: no cepillar los dientes ni limpiar la lengua favorece la acumulación de bacterias y residuos sobre el dorso lingual.
  • Sequedad bucal: la saliva actúa como lubricante y limpiadora de la boca. Si la secreción salival es menor, esta limpieza resulta afectada y los residuos se acumulan. La boca seca en los niños puede deberse a cuadros de deshidratación, al hábito de respirar por la boca, a enfermedades sistémicas o al uso de medicamentos que afectan la producción de este fluido.
  • Infecciones en la garganta y la boca: los cuadros de faringitis o amigdalitis, la gingivitis y las estomatitis agudas pueden causar saburra lingual en los niños.
  • Micosis bucales: la candidiasis oral y otras condiciones similares pueden provocar saburra lingual en los niños.
  • Cuadros de gastroenteritis u otros problemas digestivos.
  • Mala alimentación: una dieta poco saludable, rica en azúcares y grasas, favorece la formación de saburra lingual en los niños.

¿Cómo se hace su diagnóstico?

Si notas que tu hijo tiene su lengua de color blanco, es importante que acudas al odontopediatra. Como te contamos, la saburra lingual en los niños es frecuente y no es un cuadro grave, pero es necesario confirmar el diagnóstico. Con esto, será posible tratar su causa y descartar otros procesos que se manifiestan de manera similar.

Algunas preguntas sobre los síntomas también son de utilidad para diferenciarla de otras enfermedades con características similares, como la candidiasis oral, las aftas o el pénfigo. Es posible que el profesional indague sobre síntomas como picor, ardor o dolor. Además, averiguar sobre los hábitos de higiene, la alimentación del pequeño y su estado de salud también orientan al odontopediatra en su diagnóstico. Es que una vez que se identifique la presencia de saburra lingual en los niños, será importante conocer su causa para realizar el tratamiento adecuado.

¿Cómo se trata?

Para resolver el problema de saburra lingual en los niños es importante determinar la causa que la provoca. Por ejemplo, si esta condición fue originada por un problema respiratorio, el uso de medicamentos o alguna patología sistémica, lo más importante será tratar la enfermedad inicial. Con esto, se resolverá también la manifestación en la lengua.

También, es fundamental recuperar el aspecto original de la lengua a través de su higiene. Para esto, es necesario limpiar la lengua con un cepillo suave o con un raspador lingual y retirar la capa de residuos. La familia deberá incorporar el hábito de limpiar la lengua de su hijo cada día como parte de la rutina de higiene oral. Además, el dentista puede sugerir realizar limpiezas profesionales cada cierto tiempo para ocuparse de los residuos que no se logran eliminar en casa.

Ocuparse de la limpieza bucodental de los pequeños es una de las medidas más importantes para prevenir la aparición de saburra lingual. Además de los dientes, se deben higienizar la lengua y las encías.

Cómo prevenir la saburra lingual en los niños

La mejor manera de evitar la saburra lingual en los niños y de mantener la salud de este órgano de la boca es a través de la prevención. Con algunos cuidados simples en el hogar podrás mantener la lengua de tu pequeño saludable para que cumpla sus funciones sin problemas. Para ello, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Promover la higiene bucodental: este es un aspecto muy importante. No solo debes cepillar los dientes y encías de tu niño, sino también ocuparte de raspar la lengua de atrás hacia adelante al menos una vez al día.
  • Utilizar los elementos necesarios: vienen raspadores de lengua especialmente diseñados para la boca de los más pequeños. De todos modos, si no dispones de este instrumento, podrás hacerlo con un pequeño cepillo suave apartado para tal fin.
  • Ofrecer una dieta saludable: la pauta de los niños no debe incluir demasiado contenido de ultraprocesados y azúcares simples. Dejar la bollería, los refrescos y los dulces solo para ocasiones especiales mejorará el aspecto de la lengua y cuidará su salud en general.
  • Mantener a tu pequeño hidratado: ofrecerle abundante agua ayudará a evitar la sequedad bucal y a mantener la lengua sana.

Visita al odontopediatra

Como vimos, la saburra lingual no debe ser una señal de alarma, pero es importante prevenir o conocer su causa para iniciar el tratamiento adecuado. Por último, no debes olvidar las visitas regulares al odontopediatra. Acudir al profesional cada 6 meses te ayudará a controlar las afecciones que puedan surgir y a mantener sana la boca de tu pequeño.

Te podría interesar...
6 enfermedades infantiles con manifestaciones en la lengua
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
6 enfermedades infantiles con manifestaciones en la lengua

Algunas de las enfermedades infantiles más frecuentes pueden manifestarse con síntomas en la lengua. Sigue leyendo y entérate cuáles son.



  • Calle Hernández, K. J., & Revelo Motta, G. E. (2021). Prevalencia de halitosis en niños y su asociación con la higiene bucal, caries dental, saburra lingual, tipo de respiración, edad y sexo. Odontología Vital, (35), 64-72.
  • Ibáñez Hernández, J. E. (2016). Alteraciones linguales factores asociados y posibles tratamientos. Revisión bibliográfica.
  • Calle Ortíz, A. R. (2020). Factores asociados y enfoque terapéutico de la halitosis (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Vásquez Correa, A. A. (2019). Asociación de la estructura familiar con la concentración de saburra lingual en pacientes niños atendidos en el Centro Materno Infantil Manuel Barreto en el año 2019.
  • Félix Corrales, C. A. (2018). Relación entre la remoción del cubrimiento lingual y los niveles de compuestos volátiles sulfurados utilizando un limpiador lingual vs un cepillo dental.
  • Iglesias, H. V., & Küstner, E. C. (2001). Patología y seudopatología lingual. FMC-Formación Médica Continuada en Atención Primaria8(5), 290-306.