¿Sabías que los hombres también pueden tener síntomas de embarazo junto con sus parejas?

María José 18 julio, 2017

El embarazo es una etapa de cambios en el cuerpo de la mujer tanto a nivel físico como emocional. Su cuerpo empieza a gestar una nueva vida y esto conlleva, de manera irremediable que padezcan algunos síntomas de embarazo típicos, que pueden ser más llevaderos o más molestos. Pero, ¿sabías que los hombres también pueden tener síntomas de embarazo junto con sus pareja?

Hay algunos cambios durante el embarazo que no solo afectan a la mujer, sino que también afecta directamente a la pareja. Es obvio que los cambios físicos y molestias como acidez, cansancio, ardores, retención de líquidos… Lo sufre la mujer, pero, ¿cuáles son los síntomas que sienten también los futuros padres y que pueden ser iguales que los que padecen sus mujeres embarazadas?

El Síndrome de la Covada

Se llama Síndrome de la Covada y son muchos los hombres que lo padecen mientras sus mujeres están gestando. Este nombre proviene del francés, exactamente del término ‘couvade’ que significa incubar.

Los hombres no tienen molestias físicas pero la conexión emocional con la pareja hará que sí se enteren de algunos síntomas del embarazo y también tengan algunos cambios.

síntomas 3

A continuación podrás conocer algunos de estos síntomas que también padecen los hombres durante el embarazo de sus mujeres. La empatía que sienten hacia sus mujeres hace que también sientan estas emociones y síntomas, que en caso de no tener una conexión emocional estable o verdadera con su mujer, es probable que no sientan los síntomas o no tan claros.

Disfruta del milagro de dar vida a un ser al que amarás durante toda la vida

-Anónimo-

Síntomas del embarazo en los hombres

Ansiedad

Una mujer embarazada puede sentir ansiedad en determinados momentos del embarazo con diversos motivos. Los cambios físicos, la llegada del bebé, la economía familiar, la salud

Los hombres pueden experimentar esta ansiedad al pensar que en breve tendrá que ejercer de padre, que habrá cansancio y mucho estrés. Son preocupaciones que puede compartir con su mujer.

Tanto el hombre como la mujer pueden sentirse inquietos durante el embarazo, también por la salud, por saber que el bebé viene sano y fuerte, por el parto, por el nacimiento… Los hombres, para que puedan sentirse con mayor confianza en sí mismos, es importante que estén involucrados en todo el proceso del embarazo junto a su mujer. Las clases de preparación al parto y a la crianza son una buena manera de sentir seguridad emocional.

síntomas 2

Cambios de humor

Los cambios de humor son normales en una mujer que está embarazada, tienen una gran revolución de hormonas que hará que los estados de ánimo fluctúen. El hombre no se queda atrás en esto de los cambios de humor durante el embarazo de su mujer.

Puede experimentar diferentes emociones que le hagan sentir extraño, sobre todo durante las primeras y las últimas semanas del embarazo. 

Las preocupaciones, los nervios, el cuidar a un bebé recién nacido… Todo esto puede hacer que sienta muchas emociones diferentes: ansiedad, tristeza, alegría, felicidad, tranquilidad, irritabilidad, estrés, tensión, ternura… Quizá no muestre sus sentimientos muy abiertamente, pero lo que está claro es que los tiene en su interior y que es importante manejarlos adecuadamente.

Molestos por todo

Quizá no soporten la idea de que sea la mujer la única que se queja en esta época y por el afán de protagonismo también saquen algún que otro achaque para poder quejarse y que haya mimos y ojos para ellos. Las mujeres pueden sufrir dolores de espalda, ciática, dolores de cabeza o calambres fuertes por la noche. Quizá sea por empatía extrema o casualidad ellos también pueden empezar a sentirlos.

No existe una causa física que muestre que los hombres también tengan estos dolores, porque en una mujer es a causa de los cambios físicos de gestar a un nuevo ser y por la revolución de hormonas. Por lo tanto, los hombres como es obvio, esto no padecen. Parece ser que es un mecanismo de identificación con la pareja de forma subconsciente que aunque no esté gestando a su bebé, también se acerca a la paternidad.

Te puede gustar