¿Sabías de dónde viene la señal que pone en marcha el parto? ¡De los pulmones del bebé!

Amanda · 26 febrero, 2017

Algunos bebés nacen con precisión en la semana 38, otros con mucha antelación y algunos casos, el bebé nace a las 42 semanas. Como sabemos, aunque existe un estimado de la duración del embarazo en humanos, en la naturaleza no hay  línea recta. Cada ciclo en el hombre y la naturaleza en general, es cambiante. ¿Cómo sabe el bebé que está listo para nacer? ¿Dónde se origina el impulso que da lugar al parto?

En la actualidad se programan numerosas cesáreas por día. Por lo tanto, es fácil saber cuándo va a nacer nuestro bebé. Sin embargo, las madres que van a dar a luz de manera natural, viven llenas de incertidumbre. Al pasar la semana 37, esperamos que en cualquier momento ocurra el alumbramiento.

Muchos piensan que los síntomas que experimenta la madre que le anuncian el parto, nacen en ella. Sin embargo, se ha descubierto que de hecho es el bebé quien lo activa.  De acuerdo con las investigaciones, la seña que activa el trabajo de parto viene de los pulmones del bebé. Te contamos cómo sucede.

1779f63d1941d53bb7bd4c888de214a5

El botón de inicio se encuentra en los pulmones

¿Han notado que para determinar que el bebé está listo para nacer, los expertos se preocupan por la maduración pulmonar? Pues al parecer la razón es muy específica. En los pulmones del bebé se encuentra el botón que inicia el trabajo de parto.

Los especialistas de la Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, han realizado este hallazgo.  Según su interpretación de los resultados, los bebés no nacen hasta que están preparados para hacerlo. ¿Cuándo cae una manzana? Cuando está madura.

En tal caso, un bebé no puede venir al mundo si no está capacitado para sobrevivir en el exterior. Como es de suponerse, no se puede vivir si no podemos respirar. Los órganos del cuerpo necesitan estar maduros para poder permanecer en el exterior, pero lo más importante es la respiración.

A las personas pueden fallarnos otros sistemas y sobrevivir así. Sin embargo, cuando falla el sistema respiratorio, entramos en crisis y podemos morir en poco tiempo. Es por ello que el bebé necesita que sus pulmones estén maduros para nacer.

De acuerdo con las investigaciones, se considera que los pulmones están maduros cuando están completos sus niveles de surfactante pulmonar. El conocido surfactante es un elemento presente en todos los humanos dentro de los alveolos, su función es la de hacer posible la respiración. Esta sustancia evita que los alveolos se queden totalmente sin aire cuando se vacían al respirar.

1203a3122bcbc361b9a86217ad2fff04

¿Cómo y cuándo sucede?

Las investigaciones con ratones hallaron que existe un par de proteínas capaces de controlar la activación de los genes presentes en el  surfactante. Estas proteínas conocidas como SRC-1 y SRC-2, no se activan hasta tanto transcurra el periodo completo de gestación. Hasta que se cumple el ciclo, se inicia el proceso para que el surfactante se complete.

Una vez madurados los pulmones, estos realizan la señal que da lugar al parto. Tal como cuando llenas un balde de agua, comienzas a llenar cuando lo necesitas y cierras la llave en tanto esté completo lo que esperas. Los experimentos revelaron que al suprimir la acción de las proteínas hacia el surfactante, los partos se retrasaron en un período equivalente a 4 semanas en el embarazo humano.

Para los últimos días de gestación, las proteínas SRC-1 y SRC-2 aumentan la secreción de surfactante. Como no todos los embarazos son iguales y el cuerpo humano es cambiante, no sucede al mismo tiempo. Cada organismo es diferente, por eso los tiempos de nacimiento son relativos.

Se cree que también aumenta la cantidad de plaquetas, necesarias para defender el cuerpo en el exterior. Todo el incremento de dichas sustancias, se puede percibir en el aumento de estas en el líquido amniótico.

Explican los investigadores, que en el útero hay una sensibilidad al incremento de estas sustancias, por lo cual se genera una respuesta. Es decir, los pulmones del bebé se llenan de surfactante, en consecuencia aumenta la cantidad de este en el líquido amniótico. Como respuesta, el útero de la madre se inflama y entra en fase de parto.