¿Sabes cómo combatir la celulitis estética?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 21 diciembre, 2018
Óscar Dorado · 20 marzo, 2019
Vinculada a las hormonas, la aparición de celulitis es muy frecuente tanto en hombres como en mujeres. Durante el embarazo, el aumento de peso generalmente suele ir acompañado de la aparición de este problema. 

La celulitis estética, mejor conocida como »piel de naranja», es una afección que suele aparecer, sobre todo, en la zona inferior del abdomen, glúteos, muslos y parte superior de los brazos. Y aunque no supone un peligro para la salud, resulta desagradable y puede llegar a afectar a nivel psicoemocional a las personas.

Sus causas son muy variadas, por ello, no hay única forma de combatirla. Sin embargo, sí es posible abordarla y disminuir su presencia al mínimo, mediante el mantenimiento hábitos de vida saludables. En este sentido, dos de los factores más determinantes serán la alimentación y la actividad física.

Cabe destacar que la celulitis estética afecta con mayor frecuencia a las mujeres, de diferentes rangos de edad y condición física. Por lo tanto, no solo las mujeres con sobrepeso o que han dado a luz recientemente, pueden parecerla; hay mujeres delgadas que también la padecen.

Consejos para combatir la celulitis estética

La buena noticia es que es posible combatir este problema mediante una serie de pautas muy simples de llevar a cabo. A continuación te contamos todo lo que debes saber. ¡Toma nota!

1. Cambios en la alimentación

Una buena alimentación es la base para gozar de buena salud y también, lucir un buen aspecto. Recuerda que, cuando cuidas tu organismo, esto puede apreciarse a simple vista: tu cabello, piel, uñas lucen sanos. ¿Y quién no quiere lucir bien?

Así que, para combatir la celulitis estética, debes cuidar tu alimentación. Esto quiere decir que debes evitar cierto tipo de alimentos y aumentar la ingesta de otros. Dentro de los que debes olvidarte están, por supuesto, las frituras, las golosinas, los alimentos procesados y ricos en sustancias artificiales -como los conservantes- y afines.

Intenta seguir una dieta baja en grasa, que incluya proteínas magras y varias porciones de verduras y frutas. Modera tu consumo de carbohidratos y procura apostar por los alimentos integrales o de grano entero (pastas, panes, arroces, etc). En esta misma línea, reduce los carbohidratos simples como la harina blanca y el azúcar.

Por otra parte, despídete del azúcar y, en su lugar, busca las alternativas más sanas: miel de abejas orgánica, estevia o jarabe de agave. Asimismo, disminuye el consumo de café, refrescos y bebidas energéticas. En su lugar, prueba beber té verde o infusiones herbales como la menta, el poleo, la manzanilla, la tila o la yerbabuena.

alimentacion variada y saludable

2. ¡Bebe más agua!

Así como debes mejorar y cuidar tu alimentación, también debes procurar mantener un buen consumo de agua a diario. Según The National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine, una mujer adulta debe beber, aproximadamente, unas 12 tazas de agua a lo largo del día. En total, un total de 2,7 litros. 

Recuerda que no solo se trata de beber agua sola, sino de aprovechar los alimentos ricos en ella; como las frutas o los vegetales, por ejemplo. De hecho, el 20% de tu consumo de agua debe provenir de este tipo de fuentes. Esto facilita mucho las cosas y te ayuda a cuidar el punto anterior, es decir, tu alimentación.

3. Realiza ejercicio físico

Es recomendable realizar actividad física a diario. Según la Organización Mundial de la Salud, es recomendable dar entre 4000 pasos al día, es decir, caminar durante unos 40 minutos aproximadamente.

A la hora de combatir la celulitis, será fundamental abandonar el sedentarismo y comenzar a adoptar un estilo de vida activo. En la medida que trabajes tu cuerpo, bien sea corriendo, montando bicicleta, realizando ejercicios específicos de fuerza en el gimnasio, practicando un deporte -como la natación-, o combinándolos todos, reducirás el aspecto de la celulitis.

El entrenamiento cardiovascular es uno de los más recomendados en este sentido. Sin embargo, los deportes también son excelentes opciones a la hora de brindar resultados. La clave está en practicarlos con disciplina y constancia. De nada servirá ir a la piscina una vez cada 3 meses. Ten en cuenta que debes cuidarte regularmente, por ende, lo más recomendable es que te ejercites 4-5 días a la semana.

Según los entrenadores, las sesiones de ejercicios con pesas pueden ayudar a reducir la celulitis en gran medida. No obstante, no es obligatorio recurrir solamente a este tipo de actividad. Las sentadillas o las extensiones de pierna en máquina también son muy recomendables.

Algunos médicos especialistas recomiendan comenzar a recuperar la figura después de los 4 meses de haber dado a luz.

4. Reduce tus niveles de estrés

Además de los consejos mencionados, es importante que cuides tu salud emocional para combatir la celulitis estética. Sí, tal cual como lo lees. Recuerda que el estrés crónico promueve la secreción de una hormona, el cortisol, que acelera el envejecimiento de la piel y el aumento de peso.

Un alto nivel de cortisol en la sangre reduce en gran medida las hormonas lipolíticas, cuya misión es destruir las células grasas del cuerpo. Por lo que ha llegado el momento de replantearte tu ritmo de vida, el trabajo o los incesantes desplazamientos.

Combatir la celulitis es labor diaria

Tal y como hemos mencionado, la celulitis estética es una afección que puede tener un impacto negativo en la autoestima. Por ello, es importante plantarle cara y comenzar a mejorar de inmediato todos aquellos hábitos de vida que puedan estar agravando el problema.

Consulta con tu médico acerca de cuál puede ser el plan alimenticio más adecuado para ti y coméntale todas tus inquietudes. Mientras tanto, comienza a averiguar qué rutinas de ejercicio te llaman más la atención o lo horarios de esa sesión de bailoterapia tan divertida que tienes cerca de casa.

  • Casademunt, J. (2005): Tratamiento natural para combatir la celulitis. Océano. Barcelona.
  • Krempel, O (1999): Adiós a la celulitis. Hispano Europea. Barcelona

  • Gattoronchieri, V (2005): La postura correcta. De Vecchi. Barcelona.