La relación entre el estrés y el bruxismo dental en niños

Es evidente la relación entre el estrés y el bruxismo dental en niños. Te contamos por qué sucede y cómo ayudar a los más pequeños que rechinan los dientes.
La relación entre el estrés y el bruxismo dental en niños
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 10 mayo, 2021.

Última actualización: 10 mayo, 2021

El estrés y el bruxismo dental en niños tienen un vínculo que hoy es innegable. Si bien los estados de estrés no son las únicas causas de este trastorno, cada vez más los especialistas en el tema aseguran que las sobreexigencias de la infancia están repercutiendo en la salud bucal.

Y es que el estrés no es una cuestión solo de adultos. Además, no se expresa en exclusiva en el ámbito de lo físico. Hay especialistas que incluso consideran que el bruxismo dental debe catalogarse dentro de los problemas psicológicos cuando así lo determina el caso.

Como bien hemos dicho, el estrés no es la única causa de bruxismo dental en niños, pero tampoco puede menospreciarse. Por ello, en las siguientes líneas vamos a ver de qué se trata la situación, cómo podemos detectarla y qué hacer si nuestro pequeño rechina los dientes por estados de ansiedad y nerviosismo.

El estrés no es la única causa de bruxismo dental en niños

Niño en el dentista por maloclusión.
is treating teeth of a school-age boy. Oral health and hygiene

Definir el bruxismo dental en niños como etapas de estrés y ansiedad sería inadecuado, pues se sabe que las causas de este trastorno son variadas y se clasifica en 3 grupos primordiales:

  • Bucales: en los mismos dientes puede encontrarse el origen del bruxismo. Esta ha sido la etiopatogenia clásica a la que apuntaron siempre los profesionales odontológicos. Cuando un niño padece maloclusión o sus arcadas dentarias no se encuentran en la posición que deberían, es más probable que rechine los dientes por la noche. No siempre se necesita un abordaje específico para esta causa.
  • Dependientes del sueño: el bruxismo es un fenómeno del sueño. Los pequeños rechinan las superficies dentarias entre sí mientras duermen, por lo que es lógico pensar que una alteración del ritmo nocturno podría dar origen al problema.
  • Psicológicas: aquí encontramos al estrés. Un niño sometido a exigencias no acordes a la edad, que atraviesa periodos de crisis existenciales (una mudanza, un divorcio de los padres, un cambio de escuela), es capaz de iniciar con bruxismo o incrementar un rechinamiento que ya traía de antes. El acto parece ser una forma de reacción a las tensiones, como un síntoma físico más que se agrega a otros más clásicos del estrés, como las palpitaciones o la falta de aire.

Las investigaciones sobre la relación entre estrés y bruxismo dental en niños

El vínculo entre el estrés y el bruxismo dental en niños no es novedoso en la investigación científica. Los estudios demuestran, desde hace tiempo, que la ansiedad y el nerviosismo juegan un rol preponderante en el trastorno.

Ya aclaramos que esta no es la única causa, pero no puede pasarse por alto. Sobre todo si el pequeño está en una situación que amerite la posibilidad de estar estresado.

Ya desde la década de 1920 se advirtió que el bruxismo dental podía ser un hábito oral neurótico, o sea, una forma repetitiva de actuar originada en una neurosis. Por lo tanto, se estaba clasificando a la situación dentro de la psicología. Para las ciencias de la salud mental no es una novedad que la boca es una vía de descarga de emociones. Las preocupaciones de mayores y de pequeños encuentran en este espacio físico una forma de expresarse.

Tal es así, que otras investigaciones en el mismo sentido determinaron que hay una relación directa y proporcional entre el grado de bruxismo y la intensidad del padecimiento de estrés. Los niños más estresados y con un estilo de vida ajetreado rechinan más los dientes que otros.

¿Qué significa toda esta evidencia? Que no se puede considerar a un niño con bruxismo como alguien con una enfermedad bucal apartada del resto de su vida. Los pequeños son seres humanos integrales que deben abordarse desde sus realidades biológicas, sociales y psicológicas.

¿Cómo sé si mi hijo tiene bruxismo?

Los signos evidentes de bruxismo dental en niños, sea este originado por estrés o por causas bucales, son los mismos. La primera evidencia es el sonido que los padres sienten del rechinar por las noches. El hábito es más común entre los 6-10 años. Esto coincide con el recambio dental, lo que también explica la mayor incidencia en este momento vital.

A la par, algunos signos se añaden cuando el fenómeno persiste durante meses. Sobre todo, hay dolor en las regiones aledañas a la boca, como el maxilar inferior y los oídos.

El odontólogo reconocerá la existencia del bruxismo al observar el desgaste de las superficies dentarias en contacto. Esto suele suceder después de que los padres llevan al niño a la consulta por oírlo rechinar demasiado.

También es posible que la consulta inicie en otro especialista, como un otorrinolaringólogo, debido a una otalgia (dolor de oídos). O también con un pediatra, por notar cefaleas constantes.

Tratamientos posibles para el bruxismo dental en niños originado por estrés

Niña en el dentista para tratar el bruxismo causado por estrés.

Si se certifica que el origen del bruxismo dental en el niño es el estrés y no otra causa, entonces hay que planificar un abordaje de las emociones. En dicho caso, la interconsulta con un psicólogo podría ser una forma de tratar la situación con el soporte profesional adecuado.

De todas maneras, hay hábitos que son capaces de reducir el estrés en el hogar. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • Disminuir las actividades en los momentos previos a acostarse.
  • Tomar la costumbre de realizar actividades relajantes en el momento de la cama, como leer un cuento.
  • No permitir pantallas en la cama.
  • Crear espacios para hablar con el niño sobre lo que le pasa o cómo se siente. Permitirle expresarse, contar sus problemas y desahogarse.

Consultar al odontólogo es necesario

Aunque parezca que el bruxismo dental en niños es algo esperable, conviene hacer las consultas correspondientes con el profesional odontológico. Además de las revisiones recomendadas según la edad, no está de más hacerlo si se nota que el pequeño rechina los dientes.

También, como padres, es fundamental estar atentos a las señales que pudiesen indicar estrés. No siempre serán síntomas evidentes ni tampoco habrá una expresión notoria. Ante la duda, lo mejor es hablar con los hijos.

Te podría interesar...
5 claves para tener una infancia relajada y sin estrés
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
5 claves para tener una infancia relajada y sin estrés

Durante los últimos años se ha vuelto frecuente ver niños estresados. Por tal razón, se enfatiza la necesidad de apoyarlos para brindarles la posib...



  • Balladares Morán, Laura Angélica, Scarleth Esperanza Blandón Moreno, and Laíz Fernanda Medina Arostegui. Bruxismo infantil asociado a estrés en niños de 3-6 años que asisten al preescolar" El Bambino" y el CDI" La Sonrisa" en el período agosto-noviembre en el año 2013. Diss. 2014.
  • Firmani, Mónica, et al. "Bruxismo de sueño en niños y adolescentes." Revista chilena de pediatría 86.5 (2015): 373-379.
  • Hernández Reyes, Bismar, et al. "Bruxismo: panorámica actual." Revista Archivo Médico de Camagüey 21.1 (2017): 913-930.
  • Cruz Fierro, Norma, and Mónica T. González-Ramírez. "ESTRÉS PERCIBIDO Y FACTORES ASOCIADOS AL BRUXISMO. REPORTE DE CASO DE UNA FAMILIA." Ajayu Órgano de Difusión Científica del Departamento de Psicología UCBSP 15.2 (2017): 133-152.
  • Cruz-Fierro, Norma, Mónica T. González-Ramírez, and Minerva TJ Vanegas-Farfano. "Modelo estructural para explicar el bruxismo desde la teoría transaccional del estrés." Ansiedad y Estrés 24.2-3 (2018): 53-59.
  • Rodríguez-Robledo, Emilio R., et al. "Prevalencia de bruxismo y trastornos temporomandibulares asociados en una población de escolares de San Luis Potosí, México." International journal of odontostomatology 12.4 (2018): 382-387.
  • Iriarte Álvarez, Naiara. Correlación entre el bruxismo, los trastornos temporomandibulares y la oclusión dental. MS thesis. 2020.
  • Annet, Moreno González, and Mora Pérez Clotilde de la Caridad. "BRUXISMO INFANTIL: CONCEPTO, ETIOLOGÍA, PREVALENCIA, EPIDEMILOGÍA, DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO. 2020." Estomatologia2020. 2020.
  • Sato, Sadao, et al. "Bruxism and stress relief." Novel trends in brain science. Springer, Tokyo, 2008. 183-200. https://link.springer.com/chapter/10.1007/978-4-431-73242-6_11
  • Ferreira-Bacci, Adriana do Vale, Carmen Lúcia Cardoso Cardoso, and Kranya Victoria Díaz-Serrano. "Behavioral problems and emotional stress in children with bruxism." Brazilian dental journal 23.3 (2012): 246-251. https://www.scielo.br/scielo.php?pid=S0103-64402012000300011&script=sci_arttext