Reducción de jornada por maternidad

Óscar Dorado · 4 mayo, 2018
Para hacer posible la conciliación entre el trabajo y la familia, muchas madres deciden reducir la jornada laboral por maternidad. Descubre más sobre este derecho en el siguiente artículo.

Toda madre trabajadora tiene el derecho de pedir una reducción de jornada por maternidad. Se trata de una medida que tiene como objetivo cubrir las necesidades de conciliación entre la vida familiar y laboral.

Actualmente, existen leyes que otorgan una serie de derechos que favorecen a las futuras mamás, que desean tener hijos y, a la vez, conservar sus empleos.

En la mayoría de casos, no es sencillo pedir una reducción de jornada laboral por maternidad. Es posible que las embarazadas puedan tener miedo a las reacciones de sus superiores y que piensen que la situación pueda desencadenar en un posible despido o en la no renovación del contrato.

A pesar de todo, la reducción de jornada por maternidad es un derecho al que pueden acogerse todas aquellas mujeres que están a cargo de un hijo natural o adoptado menor de 8 años.

¿Qué debes saber?

En España, el permiso de maternidad otorga 16 semanas completas para la madre. Durante este tiempo, la mamá tiene derecho a percibir el 100% del sueldo, aunque para ello se exige haber cotizado, al menos, 180 días durante los últimos 7 años, o 360 días en toda la vida laboral.

Por otro lado, a las madres que tienen menos de 21 años no se les exige periodo mínimo de cotización. En el caso de que tengan entre 21 y 26 años, esta exigencia se reducirá a 90 días.

La reducción de jornada por maternidad es un derecho incuestionable.

De las 16 semanas que incluye el permiso por maternidad, las primeras 6 semanas posteriores al parto deben ser disfrutadas por la madre obligatoriamente; no obstante, las otras 10 pueden ser repartidas con la pareja.

Otro detalle importante es que tanto el permiso de maternidad como el de paternidad se equiparan en días y cuantías económicas a los de adopción y acogimiento.

La reducción de jornada

Anteriormente, hemos comentado que el tiempo reconocido por ley para cuidar al recién nacido es de 16 semanas. Si consideras que es insuficiente, puedes añadir unos días más solicitando a tu empresa que te permita acumular las horas del permiso de lactancia.

Asimismo, los padres de un niño menor de 8 años pueden reducir la jornada laboral hasta la mitad en cualquier momento que así lo requieran. No existe ningún plazo para solicitarlo y, aunque la ley no lo exige, es mejor que lo comuniques por escrito a tu empresa, indicando las horas que quieres reducir.

La nueva reforma laboral no permite agrupar las horas de reducción de jornada en un sólo día; deben aplicarse a todos los días trabajados.

Por lo tanto, cuando decidas volver a tu horario completo, solo necesitas anunciarlo a tu empresa con 15 días de antelación. Lógicamente, tu sueldo se verá reducido de manera proporcional.

“No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección de un padre”
—Sigmund Freud—

Beneficios de la reducción de jornada

Estos son los beneficios que aporta la reducción de jornada laboral a las futuras mamás:

  • La mamá reduce la jornada a su elección en cuánto a horario y número de horas, siempre y cuando el nuevo horario se enmarque dentro de la jornada habitual. El número de horas debe ser entre una octava parte y la mitad de la jornada realizada hasta la fecha.
  • En cualquier caso, la madre puede modificar este horario las veces que desee mientras dure la reducción de jornada.
  • Tiene el derecho de regresar a la jornada completa cuando lo desee.
  • Cuenta con los mismos días festivos, de vacaciones y de asuntos propios.
  • Sigue disponiendo de protección contra el despido improcedente, así como derecho a las mismas indemnizaciones por despido objetivo o por rescisión voluntaria.

Debes tener en cuenta que, lo que para ti serán ventajas, para la empresa supondrán dificultades. Por ello, debes redactar, con la ayuda de profesionales, la solicitud de reducción de jornada laboral. Aunque no debes preocuparte, ya que se trata de un derecho que debes aprovechar, sea cual sea la reacción en tu compañía.

Para muchas madres la reducción de la jornada por maternidad es una herramienta fundamental para la crianza de sus hijos.

¿Cómo solicitar una reducción de jornada por maternidad?

Lo primero que debes hacer es presentar una solicitud a tu empresa. En la misma ha de constar cuánto se va a reducir la jornada, la concreción horaria y la fecha de inicio y fin de la reducción. Es necesario notificar por escrito a la empresa con al menos 15 días de antelación del inicio de una reducción de jornada por maternidad.

Seguidamente, la empresa debe comunicar dicho cambio en los organismos oficiales para que el trabajador pueda disfrutar de las ventajas adicionales para el desempleo y la cotización. Estos son la reducción de jornada y la consiguiente disminución proporcional del salario.

En definitiva, la reducción de jornada otorga una especial protección al trabajador. Como madre, debes aprovecharte de ello, siempre pensando en el máximo bienestar para ti y para tus hijos.