Recetas sanas y baratas para cocinar

31 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
Ahorra tiempo y dinero con estas recetas sanas y baratas para cocinar con tus seres más queridos. ¡Os encantarán!

En la actualidad, es muy fácil recurrir a los platos precocinados, la comida rápida y los ultraprocesados por el bajo precio que suelen tener y lo llamativa que este tipo de comida. Sin embargo, a la larga, tu salud disminuye y, si sumas el precio, a final de mes resulta más caro. Por eso, te proponemos unas recetas sanas y baratas para cocinar en casa. Pero, antes de nada, vamos con unos trucos.

Trucos para ahorrar en la compra

El primer paso es organizarte. ¿Cómo? Haciendo la lista con todos los ingredientes que necesitas. Incluso, te recomendamos que vayas al mercado, ya que los precios son más asequibles que en el supermercado.

  • Recuerda priorizar aquellos alimentos que sean frescos y de proximidad. Es algo a tener muy en cuenta con las frutas, verduras y hortalizas, en cuyo caso es mejor que sean de temporada, puesto que son más económicas y, además, están llenas de sabor. Asimismo, son básicas en una alimentación sana.
  • Respecto a las fuentes proteicas, las legumbres y los huevos son más baratos que la carne y el pescado. Sin embargo, en estos últimos el precio va a depender del tipo. Por ejemplo, el pollo y el conejo cuestan menos que la ternera o la lubina, o los boquerones en comparación con el rape.
  • Una de las mejores opciones es comprar conservas de verduras, pescados y legumbres, ya que aguantan durante meses sin estropearse pudiendo ahorrar al adquirir más cantidad.
  • Los cereales son un básico ideal para acompañar los platos, así como la patata, la pasta y el arroz. Además, puedes cocinar más cantidad y, así, ahorrar tiempo y gas.
  • Sustituye los refrescos, los zumos y el alcohol por agua. Es la mejor forma para hidratarte, mejorar tus digestiones y sentirte mejor.
    Padre e hija cocinando recetas sanas y baratas.
  • En el caso de los lácteos, puedes recurrir a las marcas blancas.
  • Algunos alimentos, como los frutos secos, es mejor comprarlos a granel, ya que adquieres la cantidad que necesitas.
  • Aprovecha las sobras para elaborar nuevos platos y así reducir el desperdicio.
  • Y, por último, utiliza aceite de oliva y especias secas.

5 recetas sanas y baratas para cocinar

Ensalada campera

Ingredientes

  • 3 patatas medianas.
  • 2 latas de atún en aceite de oliva.
  • 1 pimiento rojo crudo.
  • Media cebolla.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

Elaboración

Primero, cuece las patatas con piel en una olla con agua durante unos 20 minutos. De todas maneras, comprueba que estén blandas pinchándolas con un cuchillo. Mientras tanto, lava el pimiento, retírale el rabo y las semillas, córtalo en dados y ponlos en un bol.

A continuación, pica la cebolla en juliana y añádela en el mismo bol que el pimiento. Todo seguido, añade el atún. Una vez listas las patatas, deja que se enfríen y pélalas. Córtalas en dados y mézclalas con el resto de ingredientes. Alíñala al gusto.

Macarrones salteados con verduras de temporada, entre las recetas sanas y baratas para cocinar con los más pequeños

Ingredientes

  • 300 g de macarrones (75 g por persona).
  • Tomates maduros.
  • 2 calabacines medianos.
  • 150 g de champiñones.
  • Queso rallado (opcional).
  • Aceite de oliva.

Elaboración

En primer lugar, pon agua a hervir en un par de cazos. Uno para cocer la pasta y otro para escaldar los tomates. A continuación, lava los tomates bajo el grifo y hazles una marca en forma de cruz, así, te resultará más fácil pelarlos. Cuando hierva el agua, añádelos y déjalos durante un par de minutos. Escúrrelos y resérvalos.

Pasta con verduras.

Todo seguido, lava los calabacines y córtalos en dados. Limpia la tierra de los champiñones con papel de cocina húmedo y córtalos en láminas. Una vez listos, calienta una sartén con aceite. Dora el calabacín hasta que esté blandito, resérvalo en una fuente y haz lo mismo con los champiñones.

En otra sartén, sofríe el tomate rallado y pelado con aceite. Por último, mezcla la pasta con las verduras y añade la salsa de tomate. Lo puedes rematar con un poco de queso rallado por encima.

Ensalada de garbanzos con fresas y espinacas

Ingredientes

  • 600 g de garbanzos cocidos.
  • 150 g de espinacas baby.
  • 5 o 6 fresas.
  • 1 cucharada sopera de pipas de girasol.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre balsámico.

Elaboración

Primero, lava las fresas y córtalas en láminas finas. A continuación, lava las espinacas y colócalas en un bol. Añade los garbanzos (si son en conserva, viértelos en un colador y lávalos bien con agua). Coloca las fresas alrededor formando un círculo. Decórala con las pipas. Alíñala al gusto con la sal, el aceite y el vinagre, ¡y listo!

Conejo al ajillo con alcachofas

Ingredientes

  • 1 conejo.
  • 5 dientes de ajo.
  • 250 ml de vino blanco.
  • 500 ml de agua.
  • 6 alcachofas.
  • Un par de ramas de romero.
  • Sal.
  • Aceite de oliva.

Elaboración

Primero, retira las hojas externas de las alcachofas y pela el tallo. A continuación, córtalas en trozos y remójalas en un bol con agua y limón. De esta manera evitarás que se oxiden.

Conejo al ajillo, una de las recetas sanas y baratas para cocinar.

Después, dora el conejo en una olla con aceite. Cuando esté listo, añade los ajos pelados y cuécelo durante 5 minutos. Añade el vino hasta que se evapore el alcohol y agrega el resto de ingredientes. Déjalo 20 minutos, como mínimo, y remueve de vez en cuando.

Pasado el tiempo, comprueba que las alcachofas y el conejo estén tiernos y bien cocinados, prolongando el tiempo hasta que esté a tu gusto. Por último, retíralo del fuego y déjalo reposar 5 minutos.

Carpaccio de frutas, una de las recetas sanas y baratas para cocinar más originales

Ingredientes

  • Piña.
  • Kiwi.
  • Plátano.

Elaboración

Pela las frutas, córtalas en láminas muy finas y colócalas en un plato. Puedes añadirle canela o unas gotas de zumos de limón para darle sabor.

Sobre estas recetas sanas y baratas

Como habéis podido ver, comer sano y barato es más fácil de lo que parece, por lo que esperamos que te animes con algunas de las recetas que te hemos propuesto. Todas ellas son ricas en nutrientes indispensables para tener una salud de hierro.