2 recetas de pizzas saludables para niños

Te vamos a mostrar un par de opciones para preparar pizzas saludables para los niños y que, a su vez, les aporten un buen puñado de nutrientes esenciales.
2 recetas de pizzas saludables para niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 27 marzo, 2022

Preparar pizzas saludables para los niños es posible, si se eligen bien los ingredientes a utilizar. Es posible confeccionar un plato con alta densidad nutricional, que aporte proteínas de calidad, así como también vitaminas y minerales. Eso sí, hay que evitar muchas de las opciones industriales porque suelen contener harinas demasiado refinadas.

Antes de comenzar hemos de destacar que existe una gran diferencia entre la comida que se elabora en casa y aquella que se consume en las cadenas de restauración rápida. Muchas veces, para abaratar costes, se emplean comestibles de dudosa salubridad, así como algunos sucedáneos. Conviene evitar esta clase de alimentos y priorizar los frescos y caseros.

Recetas de pizzas saludables para niños

A continuación, vamos a enseñarte las mejores recetas de pizzas saludables para niños, sin dejar de aportar variedad en su dieta. ¡Manos a la masa!

1. Pizza 4 estaciones

Esta opción se caracteriza por presentar varios vegetales distintos entre los ingredientes principales. Hablamos de un tipo de productos que concentran en su interior fitoquímicos con elevada capacidad antioxidante. Dichos elementos neutralizan la formación de los radicales libres y evitan su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Gracias a este mecanismo, es posible prevenir muchas patologías, según declara un estudio publicado en European Journal of Medicinal Chemistry.

Los ingredientes que necesitarás son los siguientes:

  • 1 masa de pizza fresca.
  • 6 corazones de alcachofa.
  • 8 aceitunas negras.
  • 4 champiñones.
  • 6 hojas de albahaca fresca.
  • 4 lonchas de jamón.
  • 2 bolas de mozzarella fresca.
  • 5 cucharadas de salsa de tomate.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra.
  • 1 pizca de orégano.

Para preparar la receta hay que comenzar por estirar la masa un poco más de lo habitual, para hacerla bien fina. Acto seguido, se la cubre con la salsa de tomate. Después se laminan los champiñones, las aceitunas y el queso. Se divide la pizza en 4 segmentos iguales sin llegarlos a separar por completo, solo para delimitar los lugares en los que se colarán los ingredientes.

En una de las partes se disponen las alcachofas, en la segunda el jamón serrano y la tercera se cubre con la albahaca y las aceitunas. Para finalizar se rellena la parte restante con los champiñones.

Solo será preciso hornear la pizza a 220 grados durante 8 o 10 minutos y ya estará lista para comer.

La pizza de las cuatro estaciones es una forma perfecta de proporcionar variedad de nutrientes en un solo plato.

2. Pizza 4 quesos

El queso es un alimento que destaca por ser una fuente de proteínas de alto valor biológico. Dichos nutrientes han demostrado mejorar la salud muscular y ayudar a prevenir patologías crónicas, como la sarcopenia. Es importante que se cubran los requerimientos diarios de este nutriente, que además están aumentados en la infancia.

Los ingredientes necesarios para esta pizza serán los siguientes:

  • 1 masa de pizza fresca.
  • 1 bola de mozzarella fresca.
  • 150 gramos de queso curado.
  • 50 gramos de queso parmesano.
  • 50 gramos de queso azul.
  • Orégano.
  • 5 cucharadas de tomate frito.

Para empezar habrá que hornear la masa durante 3 minutos a 220 grados. Al sacarla, se coloca el tomate por encima y se comienzan a disponer los quesos. Primero la mozzarella cortada en rodajas finas y después, se raya el queso curado por encima. Para continuar se deshace el queso azul con las manos y se lo distribuye de manera uniforme por la superficie. Solo queda rallar el parmesano para conseguir un gratinado óptimo.

Una vez que se espolvorea orégano por encima de la pizza, se la vuelve a introducir en el horno a 180 grados durante 7 minutos. De este modo, se conseguirá que el queso se derrita y se gratine de manera superficial, lo que brinda una textura exquisita.

Ahora bien, ten cuidado de no pasarte con la cocción para evitar que el queso se queme. Al sacar la pizza del horno se puede rematar con un poco de pimienta recién molida para mejorar el sabor.

El queso es un lácteo que destaca como fuente de grasas y de proteínas de alto valor biológico. Idealmente, debe formar parte de la dieta de los pequeños.

Prepara recetas de pizzas saludables para niños

Como has visto, resulta muy sencillo preparar pizzas saludables para niños con una masa fresca y con ingredientes naturales. Conviene siempre priorizar este tipo de elaboraciones a las opciones pre congeladas que se comercializan en los supermercados. Estas últimas contienen muchas grasas trans y aditivos que ponen en riesgo el estado de salud a medio plazo.

Para terminar, ten presente que uno de los puntos clave de la dieta saludable es la variedad. No es positivo restringir alimentos o grupos de alimentos enteros, ya que esto aumenta el riesgo de experimentar déficits nutricionales graves. Esto podría condicionar el bienestar del organismo y alterar los procesos fisiológicos.

Te podría interesar...
Receta de tarta de galletas y chocolate
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Receta de tarta de galletas y chocolate

La tarta de galletas y chocolate es fácil de preparar y resulta excelente para celebrar cualquier ocasión especial.