¿Qué hacer si mi hijo se rompe un hueso?

Óscar Dorado 31 mayo, 2018
La actividad frenética de los niños produce que sufran muchos golpes y que, en ocasiones, estos puedan provocar fracturas en algún hueso. Por ello, te proponemos repasar cómo debes actuar en el caso que tu hijo se rompa un hueso.

Los niños tienen mucha energía y se destacan, entre otras cosas, por su vitalidad. Su afán por descubrir y las carreras constantes provocan que tengan altas probabilidades de lastimarse. Por ello, es posible que si eres mamá alguna vez te hayas preguntado lo siguiente: ‘¿Qué hacer si mi hijo se rompe un hueso?’.

Este artículo pretende responder esta pregunta, además de poner a tu disposición los consejos para actuar de manera correcta en el caso que el niño se rompa un hueso. Debes tener en cuenta que estos accidentes son de los que más provocan que las mamás visiten la sala de emergencias con asiduidad.

De hecho, para distinguir un hematoma de una fractura, ni siquiera un título en medicina es suficiente; solo la radiografía puede evacuar la duda. A pesar de todo, no debes preocuparte en exceso por tu pequeño, ya que la recuperación en los niños suele ser muy rápida.

¿Qué hacer si mi hijo se rompe un hueso?

Las fracturas son muy comunes en los niños y suelen suceder debido a su hiperactividad y voluntad por descubrir el mundo que les rodea. 

En los niños, las fracturas más comunes suelen producirse debido a las caídas y afectan normalmente a la clavícula, al fémur, la tibia, la muñeca y las áreas cercanas al codo. A su edad, sin embargo, los huesos tienen características mecánicas especiales; por ejemplo, son más hidratados y elásticos. Estas particularidades influyen en su pronta recuperación.

Para definir los pasos que hay que seguir en el caso que el niño sufra una fractura, es necesario explicar en qué consisten estas lesiones, cómo reconocerlas, cómo realizar el traslado al hospital y el consecuente tiempo de recuperación.

Si mi hijo se rompe un hueso, es muy probable que la causa haya sido una caída.

¿Qué son las fracturas?

La fractura es una interrupción de la integridad estructural del hueso que puede ser de origen traumático o espontáneo (patológico). En el caso de un trauma, el hueso se rompe cuando el golpe es lo suficientemente grande como para superar los límites de resistencia del hueso.

El trauma puede afectar al hueso de forma directa e indirecta. En el primer caso, el hueso se rompe en el punto en el cual se aplica la fuerza.

En cambio, si el trauma es indirecto, la fractura se produce a cierta distancia del punto de aplicación de la fuerza, que se propaga a lo largo de la cadena cinética de una extremidad o espina dorsal hasta que alcanza el punto exacto de la fractura.

Debes tener en cuenta que, en ambos casos, las fuerzas aplicadas pueden ser de torsión, flexión, compresión o desgarro.

“Para distinguir un hematoma de una fractura, ni siquiera un título en medicina es suficiente. Solo la radiografía puede evacuar la duda”

¿Cómo reconocer que mi hijo se rompe un hueso?

Para determinar si el niño se ha fracturado algún hueso, es necesario identificar algunos síntomas que pueden manifestarse en el área afectada. Los siguientes signos indican, con probabilidad, que se trata de una fractura:

  • Hinchazón de la zona afectada.
  • Dolor agudo y constante.
  • El niño se protege la zona dolorida y no se deja tocar.
  • Inmovilidad de la parte lesionada.
  • Mareos y nauseas.
  • Decoloración de la zona afectada.
  • El niño no puede colocar peso en la zona afectada.
  • El hueso está colocado de una manera antinatural.

¿Cómo trasladarlo al hospital?

En el caso de que consideres que puede haber una fractura, es aconsejable el traslado al hospital para llevar a cabo una radiografía que determine el alcance de la lesión.

Te recomendamos que, durante el traslado, movilices la zona afectada con una gasa suave y que evites los vendajes demasiado apretados que puedan bloquear su circulación. Por último, es bueno que traslades al pequeño en una posición cómoda.

Las caídas y golpes en la cabeza representan un gran número de accidentes infantiles.

¿Cual es el tiempo de recuperación si mi hijo se rompe un hueso?

Ciertamente, uno de los aspectos positivos en la recuperación del niño es que, debido a su corta edad, se produce mucho más rápida que la de un adulto.

Por otro lado, debes tener en cuenta que los tiempos del yeso son extremadamente variables según el paciente y el tipo de fractura. En la mayoría de los casos, la recuperación se lleva a cabo en un mínimo de 18 y 20 días, hasta un máximo de 2 o 3 meses.

Durante este tiempo de recuperaciónel niño deberá cambiar los hábitos y mantenerse en reposo. Te recomendamos tener paciencia, ya que durante esta temporada tu hijo necesitará más que nunca de tu colaboración y asistencia.

Este artículo de seguro te habrá ayudado a conocer el modus operandi en el caso que tu hijo haya sufrido una fractura. Si alguna vez te ocurre, recuerda no preocuparte en exceso, mantener la calma y detectar los síntomas antes de llevar a cabo el traslado al hospital.

Te puede gustar