¿Qué es la tendinitis y cómo aliviarla?

Mervis Romero · 21 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 21 diciembre, 2018
La tendinitis es una patología que afecta en mayor medida a los deportistas y personas con trabajos que requieren de movimientos repetitivos. Descubre qué es y cómo se puede aliviar esta afección.

¿Has sufrido alguna vez dolor intenso en las articulaciones producto de una sobrecarga muscular o una lesión? Si te ha pasado, seguro que sabes qué es la tendinitis. Esta patología afecta los tendones o estructuras fibrosas que unen el hueso a los músculos y son los que permiten el movimiento. Descubre qué es, cuáles son las causas y cómo aliviarla.

¿Qué es la tendinitis?

La tendinitis es la inflamación e irritación de los tendones, lo que provoca gran ardor y dolor en el área afectada. Los tendones, por su parte, son estructuras elásticas o flexibles que sirven de unión entre los músculos y los huesos. Esta afección causa mayor sensibilidad en la parte externa de la articulación y, aunque puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo, es frecuente en hombros, muñecas, rodillas y talones.

«La tendinitis infrarrotuliana es la inflamación del tendón situado bajo la rótula, a causa de la sobrecarga de las rodillas»

Según el portal de salud MSD, «la tendinitis infrarrotuliana afecta de modo característico a niños de 10 a 13 años de edad. Está causada por una lesión debida a las actividades físicas que requieren saltos y sobrecarga de las rodillas, como el patinaje artístico y el baloncesto o el balonvolea».

Este trastornos cuenta con una elevada tasa de reincidencia una vez que se produce. Ahora bien, si no se trata de forma correcta provoca dolor y degeneración del tendón, cuya consecuencia es la ruptura de la estructura para la cual se necesitaría cirugía.

tendinitis-que-es

Causas de la tendinitis

La tendinitis puede ser producto de una lesión inesperada, aunque también puede deberse a la repetición de un movimiento con el paso del tiempo. De ahí que los nombres de esta afección se relacionen con los deportes: codo de tenista o golfista, hombro de lanzador o nadador, rodilla de saltador. Por tanto, la aparición del trastorno se debe en su mayoría a trabajos o actividades con movimientos repetitivos.

Asimismo, se puede decir que es el resultado de una sobrecarga muscular o producto del envejecimiento de los tendones. Estos al perder elasticidad, por acción de la edad, se vuelven vulnerables a las lesiones. También son causas, los traumatismos frecuentes o los movimientos bruscos inesperados.

Señales que indican una tendinitis

El principal síntoma de la tendinitis es el dolor agudo en la parte próxima a la articulación. Este dolor se describe como penetrante y se agudiza con el movimiento o al tocar la zona afectada. También puede cursar con una inflamación leve e irradiación de calor en el área afectada.

Son estos los síntomas que buscará el médico para realizar el diagnóstico. En ocasiones puede realizar estudios con imágenes para descartar alguna complicación u otro problema.

Tratamiento para aliviar la tendinitis

La mayoría de los casos de tendinitis se ajustan correctamente a los cuidados personales para mitigar o reducir el dolor. No obstante, en ocasiones el dolor puede llegar a ser tan agudo que dificulta las actividades diarias. Es por ello que antes de acudir al médico si tus dolores no son muy grandes puedes poner en práctica estos remedios:

Tomar un analgésico de venta libre

Medicamentos como el ibuprofeno y el naproxeno funcionan como un excelente coadyuvante para el dolor por tendinitis. De igual manera, se aconsejan los analgésicos tópicos como lociones o geles que se penetran en la piel para controlar la hinchazón y dolor. Una combinación de ambos métodos puede ser realmente útil si se extiende durante unos 7 días. Lo ideal es que aparezcan signos de mejoría.

Reposo

El reposo es indispensable para darle descanso a la articulación y dejar que el tejido se recupere. Durante un tiempo prudente será imposible realizar el trabajo o las actividades que ejerzan presión sobre el tendón afectado. Puede que en ocasiones se inmovilice el área con una férula o mecanismo ortopédico removible.

Durante el reposo también se pueden aplicar compresas frías para tratar el dolor. Si se vuelve crónico se aplica calor. Las vendas elásticas y la compresión del área también pueden ayudar a aliviar la afección.

dolor-de-articulaciones

Fisioterapia y corticoesteroides

En casos extremos puede que tu medico te recete o inyecte cortisona para reducir la inflamación y el dolor. Este tratamiento, al acompañarse con fisioterapia y ejercicios programados, puede fortalecer el músculo y el tendón afectado. Lo ideal es favorecer la cicatrización y prevenir lesiones en el futuro. En casos extremos se recurre a la punción seca, tratamiento con ondas ultrasónicas o cirugía.

En conclusión, la tendinitis es una patología que puede afectar a cualquier persona cuyas actividades requieran de movimientos continuos. Se manifiesta con mucho dolor y la clave para aliviarla es el reposo. Recuerda que si el malestar no cede, debes consultar con el médico.