¿Qué es la momnesia?

Astrid Moreira · 5 octubre, 2018
Algunos expertos señalan que la "momnesia" solo es un mito y que los problemas de memoria están relacionados directamente a otros factores, como la falta de sueño. Sin embargo, se trata de un tema que cuenta con más adeptos día a día.

Durante el embarazo o después del nacimiento, muchas madres alegan haber sufrido de falta de memoria, dificultades para mantener la concentración y problemas de coordinación. Además, también indicaron padecer de inconvenientes para pensar, recordar y hasta tomar decisiones. A esta condición temporal del cerebro se le ha dado el nombre de “momnesia” o “amnesia de las madres”.

¿Qué es la momnesia?

Se describe como “momnesia” a los problemas de memoria que sufre la madre durante el embarazo y después del nacimiento del bebé. También se destacan otros inconvenientes relacionados con el cerebro, como la falta de concentración y los problemas de aprendizaje. No obstante, muchas cuestionan su existencia. ¿Es mito o realidad?

Durante la etapa de gestación y después del nacimiento del bebé, José R. Alonso afirma que el cerebro de la mujer sufre diversos cambios estructurales y funcionales. Sin embargo, estos en su mayoría suelen ser positivos, como por ejemplo la mejoría en habilidades mentales como el aprendizaje y la memoria.

Según los datos recolectados por este profesional en una investigación, la falta de sueño podría ser un determinante de que la madre sufra algunos problemas de memoria y concentración. Se debe a que no duerme las horas necesarias y, por ende, el cerebro no descansa lo suficiente.

Otro factor fundamental podría ser el cambio de prioridades, al tener un nuevo miembro de la familia en casa. Surgen nuevas tareas que adquieren una mayor importancia y se deja de lado las demás.

La pérdida de recuerdos también puede afectar a los adultos.

¿Qué dicen las investigaciones?

Una investigación realizada en el año 1997 por Anita Holdcroft, profesora emérita de anestesia en el Imperial College de Londres, reveló que el cerebro de las mujeres disminuye de volumen en un 7% al final del embarazo y que debía pasar medio año hasta que el encéfalo recuperara su volumen normal.

Después del parto, algunas áreas cerebrales aumentaban de tamaño, principalmente aquellas que se encontraban en corteza prefrontral —implicadas en el razonamiento y el juicio—, amígdala e hipotálamo —la regulación de las emociones—, ínsula, giro temporal superior y tálamo —empatía y reconocimiento de las emociones— y, por último, sustancia negra —el aprendizaje—.

Anita Holdcroft pensó que estas alteraciones se debían a un cambio en el volumen de las células más que en su número. De hecho, se encontró que, durante la etapa de gestación, los ventrículos cerebrales aumentan su volumen y vuelven a su estado normal seis meses después del nacimiento del bebé.

“Una de las áreas del cerebro que sufre más cambios es el área preóptica medial, que se ha asociado al comportamiento maternal”

¿Qué actividades se pueden realizar para mejorar la memoria?

Cuando se tiene un bebé en casa, las actividades suelen aumentar y muchas veces, es complejo organizarse. Por lo tanto, encontrar una solución rápida para los problemas de memoria suele ser difícil. No obstante, se pueden realizar ciertas actividades que pueden ayudar a descansar al cerebro.

Dormir más

Es muy fácil decirlo pero no tanto hacerlo, y más cuando se debe cuidar a un bebé. Sin embargo, es necesario aprovechar los momentos en los que se cuenta con un poco de ayuda de algún familiar o del padre para recuperar algunas horas de sueñoAsí, el cerebro descansa y el estrés disminuye.

Aprender a delegar actividades

El bebé se convierte en el centro de atención y preocupación de la madre. A pesar de esto, si se tiene a alguien en la casa que pueda ayudar con su cuidado, es importante delegar algunas actividades.

Seguir una dieta balanceada

Una dieta que sea rica en nutrientes es saludable tanto para el cuerpo como para la mente. Los expertos recomiendan ingerir frutas y verduras que estén compuestas de diversas vitaminas y minerales.

El ejercicio contribuye a alcanzar el peso ideal para quedarse embarazada.

Ejercicio físico

El ejercicio físico es positivo para el bienestar integral de las personas. Una simple caminata por un ambiente natural podría ayudar a la oxigenación del cerebro y mantenernos más saludables.

De igual forma, la realización de otros ejercicios físicos puede contribuir. No obstante, es fundamental consultar con un especialista para obtener su aprobación antes de realizar cualquier tipo de ejercicio.

En conclusión, la “momnesia” podría ser un mito para algunos especialistas, quienes destacan que pueden existir muchos factores que afecten la memoria o concentración de las madres. Aún así, ocurren muchos cambios en el cerebro de las mujeres durante esta etapa, aunque en su mayoría son positivos.

“]