¿Qué es la hipospermia?

Cuando la cantidad de semen eyaculado por el hombre es baja, puede ser que este padezca hipospermia. Desarrollamos sus causas y posibles tratamientos.

La hipospermia puede ser una causa de infertilidad masculina, aunque no siempre es así. Consiste en un bajo volumen de semen en la eyaculación del hombre que puede tener su origen en factores diversos. Su tratamiento, que no siempre es efectivo, dependerá de la causa del trastorno.

Normalmente, una eyaculación masculina ronda el 1,5 mililitro de volumen. No obstante, algunos varones no alcanzan esa cantidad; es ahí cuando pueden producirse casos de hipospermia. La consecuencia directa de esta carencia es una menor cantidad de espermatozoides. Lógicamente, esto conlleva una posibilidad menor de que se produzca la fecundación de un óvulo.

La detección de la hipospermia se realiza a través de un seminograma. Este estudio, también llamado espermiograma o espermograma, consiste en evaluar la calidad del semen. Para hacerlo, se analizan rasgos como el volumen y pH seminal, la morfología, la movilidad y la concentración de espermatozoides. 

Es importante no confundir la hipospermia con la aspermia o la astenozoospermia. El primero de estos conceptos hace referencia a la ausencia total de eyaculado; la segunda, en tanto, se utiliza para denominar la presencia de una alta cantidad de espermatozoides inmóviles o con movimiento demasiado lento.

Causas de la hipospermia

Una causante natural de la hipospermia puede ser el mismísimo paso del tiempo. Con el correr de los años, la cantidad de semen producida disminuye gradualmente en los hombres.

Sin embargo, también puede ser generada por otros factores:

  • Eyaculación retrógrada parcial: se trata de una afección del sistema nervioso que hace que el esfínter que envía el semen por la uretra no funcione bien. Como consecuencia, parte de la eyaculación es enviada equivocadamente a la vejiga. Afortunadamente, su único desenlace es la reducción de la fertilidad: no es peligrosa para el hombre.
  • Obstrucción de los conductos de eyaculación: esto puede ser causado por una inflamación o infección. Las más frecuentes son la prostatitis —inflamación de la próstata— y el varicocele —una dilatación de las venas del cordón espermático que drena los testículos.
  • Deficiencias genéticas u hormonales: las primeras pueden ser el origen de una carencia de conductos deferentes, mientras que las otras pueden ocasionar que no haya testosterona. Esta es la principal hormona sexual de los hombres.
  • Denervación simpática: esto es la pérdida de impulsos nerviosos que llegan hasta el pene.
La hipospermia puede ser una causante de infertilidad masculina.

Otros motivos de la aparición de hipospermia en un hombre pueden ser la repetición de eyaculaciones en un día, algo que sería normal. Así mismo, haberse realizado operaciones en la zona por cualquier tipo de afección también puede desembocar en este trastorno.

Como en muchos otros problemas de salud, el estilo de vida también tiene una incidencia directa. Los hombres fumadores o con sobrepeso son más propensos a padecer hipospermia.

“En caso de que la hipospermia sea genética, como una malformación, existen cirugías que pueden ayudar a corregirla. También hay soluciones para los déficits hormonales”

¿Cómo se trata?

Lo primero que se debe hacer es acudir a un profesional —un urólogo— para que determine la causa de la hipospermia. En caso de que sea genética, como una malformación, existen cirugías que pueden ayudar a corregirla.

También hay soluciones para los déficits hormonales. Del mismo modo, en las situaciones en las que el origen radica en déficits nerviosos, la electroestimulación es una opción viable, aunque no siempre efectiva.

No obstante, no siempre se logran corregir los problemas de esterilidad causados por la hipospermia. Uno de las principales complicaciones radica en que esta alteración puede estar acompañada de otras afecciones que disminuyen la cantidad y calidad de semen producido. Estas son:

  • Oligozoospermia: baja concentración de espermatozoides.
  • Astenozoospermia: como fue detallado previamente, esto genera espermatozoides “vagos”.
  • Teratozoospermia: se producen espermas con formas normales pero en muy baja cantidad.
La escasa cantidad de semen eyaculado puede ser una señal de hipospermia.

¿Es la reproducción asistida una buena solución?

Sí, la reproducción asistida es una alternativa a la que muchos hombres con hipospermia recurren. Por supuesto, se accede a ella cuando se han agotado las instancias previas con varios controles médicos. Las opciones más habituales son la fecundación in vitro y la inseminación artificial.

De todas maneras, vale la pena remarcar que la hipospermia no es sinónimo de infertilidad. Si la cantidad y la calidad de espermatozoides son buenas, no es necesario que el volumen coincida con el de la media recomendada. Sí pueden llegar a ser necesarios, no obstante, mayor cantidad de intentos para llegar al embarazo, pero este es perfectamente posible.

Categorías: Preconcepción Etiquetas:
Te puede gustar