¿Qué es el pólipo endometrial?

A continuación te comentamos qué es un pólipo endometrial, por qué se produce, entre otros datos de interés que debes saber.

Un pólipo endometrial puede llegar a tener la forma de un dedo. ¿Y de qué se trata? Una inflamación del tejido de la parte interior del útero, también conocido como endometrio.

Los pólipos son un exceso  de crecimiento de dicho tejido. Razón por la cual pueden llegar a alcanzar el tamaño anteriormente mencionado. Aunque también pueden ser tan pequeños como un grano de arroz. 

Ahora bien, una mujer puede tener de uno a varios pólipos. Por supuesto, cada caso es distinto.

¿Por qué crecen en el endometrio?

Crecen en el endometrio porque allí es donde se pueden acumular vasos sanguíneos y glándulas que podrían llegar a conectarse con cierta función hormonal. Es decir, este extraño abultamiento puede responder a estímulos que conlleven al aborto y la infertilidad femenina.

Como se hallan ubicados en un tejido del útero, los pólipos endometriales se clasifican como tumores. La mayoría de los pólipos endometriales son de origen benigno. Además, la mayoría de los casos no suponen problemas graves.

El rango de incidencia se encuentra entre 1% y el 3% de las mujeres. Por supuesto, aumenta con el paso del tiempo. Aunque se estima que no constituye una afección grave, cuando un pólipo endometrial se produce durante la menopausia, su tratamiento es más complejo.

Se cree que las mujeres que presentan pólipo endometrial en el climaterio tienen más riesgos de desarrollar cáncer de endometrio.

Formación del pólipo endometrial

Hasta ahora, no se conoce la causa de la formación de un pólipo endometrial. Sin embargo, se ha relacionado específicamente con la actividad hormonal de los ovarios.

Estos tumores se agrupan en diversas glándulas y vasos sanguíneos que responden, de manera natural, a las hormonas que produce la mujer.

El diagnóstico de un pólipo endometrial.

Al parecer, los pólipos endometriales aparecen cuando prolifera la capa basal ubicada en el endometrio. En algunos casos, esta capa basal no es alterada por cambios naturales. Por ejemplo, durante la menstruación.

Sin embargo, aunque logre alterarse o desprenderse, esta puede crecer de manera individual en el tejido externo del endometrio, dando lugar al pólipo.

Ocasionalmente la formación del pólipo endometrial se debe a factores como la edad. En mujeres mayores de 40 años es más común que en otras edades. También es frecuente en casos de anovulación, obesidad e hipertensión.

Síntomas y diagnóstico

Cuando el tumor es muy pequeño es posible que no produzca ningún síntoma. No obstante, a medida que aumenta su tamaño, presenta una sintomatología particular.

Por lo general, comienza a presentarse un cuadro de hipermenorrea; es decir, una abundante hemorragia cuando ocurre la menstruación.

El sangrado abundante durante la menstruación es un síntoma característico de este padecimiento. Sin embargo, puede haber sangrado irregular entre cada período.

Según los especialistas, en el 25% de los casos, el sangrado entre períodos está relacionado con la presencia de pólipo endometrial.

Para realizar el diagnóstico, los ginecólogos realizan una ecografía vaginal. Este método sirve para ubicar los tumores pero, para identificar el problema con mayor claridad, a veces es precisa la sonografía tridimensional o la hidrosonografía.

La sonografía tridimensional permite observar una imagen de gran calidad en diferentes planos de útero. Por su parte, la hidrosonografía hace posible que los pólipos de distingan a causa de la inyección de una solución especial.

Pólipo endometrial e infertilidad

El engrosamiento del endometrio impide el paso de los espermatozoides hacia el útero. También puede impedir que el embrión se implante correctamente en el útero.

Al respecto, se tiene entendido que también es causa de la ocurrencia de abortos espontáneos. Todo el desarrollo de problemas relacionados a la infertilidad, se debe al tamaño del pólipo y el espacio que ocupe en el útero.

Por otra parte, se considera que, cuando una mujer tiene dificultades para quedar embarazada, puede ser un signo de que tiene un pólipo endometrial. De hecho, se considera como una afección que se corresponde claramente con la infertilidad.

El pólipo endometrial sí tiene tratamiento.

Los problemas de fertilidad que presentan las mujeres por causa de los pólipos endometriales, se deben a que el tamaño de estos es superior a los dos centímetros.

Por debajo de esa medida, no se consideran una amenaza para la fertilidad. No obstante, se conoce que, aunque no impidan el embarazo, pueden suponer una causa de aborto.

Los especialistas coinciden en que, la extracción de los pólipos es necesaria, debido al riesgo que corre la mujer de desarrollar cáncer. La cirugía para extraerlos suele ser ambulatoria porque se ejecuta por medio de la histeroscopía.

Otros médicos optan por hacer un raspado de la cavidad uterina, que también se hace de manera ambulatoria. Cuando el ginecólogo decide extraer el pólipo, lo hace para eliminar el riesgo de cáncer.

Al mismo tiempo, se requiere la intervención para mejorar los ciclos de la mujer. Una vez que son extraídos, se someten algunas muestras a evaluación para descartar que sean tumores malignos.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar