¿Qué alimentos no debes dar a tu hijo hasta que cumpla los dos años?

Viviana Schafer · 19 noviembre, 2018
Para los padres, es muy importante que su hijo se alimente de la mejor manera. Con el objetivo de no cometer errores, esta lista te permitirá conocer los alimentos que no debes darle hasta que cumpla los dos años.

Uno de los temas que más preocupan a los padres es la alimentación de sus hijos. Por eso, es importante para los mayores conocer qué alimentos tienen prohibidos los pequeños de acuerdo a su edad.

Hasta que el niño cumpla los dos años, los médicos y pediatras recomiendan que lo mejor es no darle alimentos con los que pueda atragantarse o que puedan provocarle alergias. Hay algunos con los que hay que tener cuidado y tratar de no incluirlos en la dieta; en su defecto, hay que triturarlos o cortarlos debidamente antes de que el niño los coma.

Con respecto a las alergias, el niño tiene más probabilidades de desarrollarlas si alguno de sus padres o si algún pariente cercano es alérgico o sufre afecciones relacionadas, como el eccema o el asma. En la siguiente lista, podrás encontrar aquellos alimentos que están prohibidos en la dieta alimentaria de un niño menor de dos años.

Alimentos que no debes dar a tu hijo hasta los dos años

Frutos secos

Este es uno de los alimentos más peligrosos que existen a la hora de comerlo. Los frutos secos pueden causar alergia y, a su vez, son difíciles de tragar. Lo mejor es ir dándoselos poco a poco, para ver cómo reacciona el cuerpo del niño. También hemos de tener mucho cuidado, ya que al no masticar del todo bien, se puede atragantar con mucha facilidad.

Pescado azul

El pescado es uno de los alimentos más controvertidos. Por un lado, posee propiedades nutricionales muy buenas; por el otro, contiene un alto contenido de mercurio, lo que lo convierte en otro de los alimentos prohibido para los niños menores de dos años.

El pescado es un excelente alimento durante el embarazo.

Embutidos

Los embutidos suelen tener un alto contenido de sal. Por esa razón, son capaces de provocar problemas cardiovasculares; no es un alimento recomendable para los pequeños.

Bollería industrial

Este tipo de alimentos pueden producir un aumento en el colesterol malo; asimismo, es posible que conduzcan a padecer de obesidad infantil. Lo ideal sería eliminar del desayuno y la merienda la bollería industrial hasta que el niño cumpla los dos años.

Bebidas con cafeína

Otros elementos prohibidos en la dieta infantil son los refrescos de cola, el café y el té, ya que son malos para el corazón del niño. Además, consumir este tipo de bebidas puede crearle dependencia a la cafeína.

“Hasta que el niño cumpla los dos años, los médicos y pediatras recomiendan que lo mejor es no darle alimentos con los que pueda atragantarse o que puedan provocarle alergias”

Leche desnatada y semidesnatada

El consumo de leche desnatada o semidesnatada está desaconsejado por los especialistas en nutrición infantil. El niño está en edad de crecimiento y su organismo necesita de la lactosa, la grasa que tiene la leche, para poder crecer sano, desarrollar el cerebro con normalidad y fortalecer los huesos.

Al principio, suele pasar que al niño no le guste la leche de vaca porque tiene un sabor diferente al de la leche materna o de fórmula. Si este es el caso y tu hijo no quiere tomarla, puedes empezar mezclando leche materna o de fórmula con leche de vaca entera para ir adaptándolo de forma progresiva, hasta que solamente tome la leche de vaca.

Golosinas y caramelos

Los dulces pueden afectar la salud del niño, sobre todo sus dientes; el exceso de azúcar en la alimentación provoca caries y otros problemas en la salud bucodental. Además, también pueden causar atragantamientos.

Otra sugerencia para evitar que el niño se atragante es no darle de comer antes de jugar, correr o caminar. Lógicamente, con el cuerpo en movimiento es más difícil masticar y tragar correctamente.

En estos casos, también conviene evitar los chupetines de bolita, ya que pueden desprenderse del palillo y clavarse en su boca, además de que el niño puede atragantarse o lastimarse si sucede mientras está corriendo.

En este sentido, si un niño se atraganta hay que seguir los pasos de la maniobra de Heimlich, adoptada y recomendada por la Cruz Roja. Por supuesto, la consulta médica inmediata también será indispensable.

Elaborar golosinas en casa es ideal para que los niños se diviertan y compartan.

Miel

La miel merece un párrafo aparte. Este alimento sin pasteurizar puede transmitir botulismo, una enfermedad grave que afecta al sistema nervioso. Los bebés son más propensos a sufrirla porque sus intestinos no están preparados para evitar el desarrollo de las esporas que la producen.

Además de los alimentos mencionados,para evitar riesgos de atragantamiento y asfixia por aspiración, se sugiere no darles de comer palomitas de maíz, caramelos duros, perros calientes, verduras y hortalizas crudas, frutas duras y con carozo. Finalmente, supervisa a tu hijo mientras come para evitar malos ratos.