Pulpos de ganchillo para bebés prematuros: ¿por qué las unidades neonatales piden a los voluntarios hacerlos?

Los pulpos de ganchillo o pulpos de crochet son manualidades de hilo hechas especialmente para los bebés prematuros. Estas confecciones tienen la intención de devolverles un “cordón umbilical” al que aferrarse, uno bastante parecido al que tenían mientras se encontraban en el vientre materno.

Debes saber que las condiciones excepcionales que los bebés tienen en el interior del saco amniótico les brindan seguridad, calma y les permiten desarrollarse a su tiempo.

Toda vez que ocurre un nacimiento pretérmino (antes de la semana 37 del embarazo) su entorno cambia de forma brusca y se ven apresuradamente obligados a despedirse de su “antigua vida”. Esta salida al exterior sin estar completamente preparados les crea ansiedad, los pone nerviosos.

Teniendo en cuenta la situación, hace un tiempo, las unidades neonatales de algunos países encontraron una manera de poner sosiego al estado anímico que desarrollaban los bebés prematuros; para ello, les crearon un ambiente, si no igual, al menos con una característica similar, que les ayudara a sentirse protegidos. Aquí es donde entraron a jugar su papel los pulpos de ganchillo.

En este artículo te lo contamos.

Pulpos de ganchillo que reemplazan al cordón umbilical: una idea de genios

Mientras se encuentran dentro del saco amniótico los bebés tienen, además de ellos mismos, un solo compañero con el cual “compartir y relacionarse”: el cordón umbilical. Las ecografías que se les practican revelan que en muchas ocasiones ellos sostienen, tocan y hasta juegan con dicha estructura.

Por su parte, los pulpos de ganchillo son manualidades de tejido suave con largas patas colgantes que se asemejan, en forma y textura, al cordón umbilical.

Uniendo este conocimiento, la organización Spruttengruppen en Dinamarca, bajo el nombre The Danish Octo Project, comenzó a poner en práctica una idea ingeniosa que les brindaba a los bebés prematuros un cordón umbilical alternativo con el cual relacionarse: los pulpos de peluche.

Una vez que los recién nacidos encontraban las patas del pulpo en la misma cunita donde estaban acostados se aferraban a ellas como mismo hacían, días atrás, con el cordón umbilical. Este “reencuentro” los comenzó a ayudar en su desarrollo.

Voluntarios a favor de la vida en el Poole Hospital de Inglaterra

Basados en la idea de la organización Spruttengruppen, hace poco el Poole Hospital de Inglaterra emitió un peculiar anuncio en el que solicitaba la confección de pulpos de crochet para los bebés prematuros que nacían en sus salas.

Esta iniciativa tuvo como respuesta el envío de cientos de peluches de colores que hoy sirven para acompañar a los bebés que nacen antes de fecha en dicho país.

Pulpos de ganchillo para bebés prematuros: ¿por qué las unidades neonatales piden a los voluntarios hacerlos?

La idea que comenzó a promocionar la organización Spruttengruppen en Dinamarca, luego siguieron Inglaterra y muchos otros países, por fin llegó a España.

El proyecto de solicitar voluntarios para la confección manual y posterior donación de pulpos de peluches a los hospitales infantiles se conoce en muchos de nuestros centros.

Hoy, no pocas personas se han sensibilizado con la idea y se dedican a tejer esta manualidad según las características y los patrones que los mismos hospitales les hacen llegar.

Hay que saber que los peluches tienen peculiaridades específicas para que no sean peligrosos para los recién nacidos:

  • El hilo a usar debe ser 100% algodón
  • El tejido será apretado para que el relleno no se salga
  • El relleno debe ser de fibra que pueda ser lavada a 60 grados centígrados
  • Los tentáculos de los pulpos no pueden medir más de 22 cm.

Un llamado a la buena voluntad

Como era de esperar, en Eres Mama decidimos poner nuestro granito de arena a favor de la vida y un proyecto sumamente humano que vela por la estabilidad de los bebés prematuros.

Sentimos que es nuestro deber hacer un llamado a las lectoras y lectores que nos siguen diariamente para sumarnos todos a la tarea de confeccionar pulpos de ganchillo que supongan un “gancho” en el mejor sentido de la palabra, del que puedan asirse los bebés prematuros que nacen en nuestros hospitales.

Categories: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar