Precauciones antes de ir a la piscina con niños que debes tomar en cuenta

Mervis Romero 20 agosto, 2018
Es preciso tomar ciertas precauciones antes de ir a la piscina con niños, pues estos son muy vulnerables, tienen poca experiencia y requieren de tus cuidados. Además, no ven los peligros a los que pueden enfrentarse.

Ir a darse un chapuzón es algo que les gusta tanto a chicos como a grandes. Por lo tanto, llevar a los niños a la alberca es una excelente opción en los días feriados o en las vacaciones escolares. Sin embargo, es necesario tener en cuenta algunas precauciones antes de ir a la piscina con niños.

Los pequeños, por su inexperiencia, pueden verse en una situación peligrosa en cualquier piscina. No obstante, si sigues todas las previsiones necesarias, el día de juegos en el agua resultará en un grato momento que toda la familia disfrutará. Ahora bien, ¿cuáles son estas precauciones a tomar en cuenta?

Precauciones antes de ir a la piscina con niños que considerar

Si tienes un bebé, lo más probable es que nunca lo pierdas de vista cuando está en la piscina. Esto es lógico, pues ellos no tienen la capacidad de cuidarse por sí mismos.

Sin embargo, al tratarse de un niño un poco más grande, podrías confiarte y dejarle más libertad. Aún así, es necesario que no dejes de mirar lo que está haciendo y en dónde está, para así evitar situaciones de riesgo.

Es especialmente importante que le des indicaciones antes de llegar al lugar de la alberca. Por ejemplo, debes enseñarle que te pida permiso antes de entrar al agua, así podrás asegurarte de vigilarlo.

Además, deben saber qué clase de juegos son permitidos y cuáles son peligrosos. Aquí verás algunas de las cosas que son necesarias que tus hijos sepan. De este modo, podrán analizar las precauciones antes de ir a la piscina con niños en familia.

Tomar lecciones de natación

Lo más recomendable es que inscribas a tus pequeños en clases de natación. De está manera, podrán defenderse ellos mismos ante cualquier situación que se les presente bajo el agua.

Y aunque ya hayan aprendido a nadar bien, igualmente debes acompañarlos o enviarlos con un adulto responsable. Además, si van a ir a un río, lago o playa, aunque sepan nadar, deben tener cuidado con la corriente, las piedras, las algas y los hoyos.

Evitar que se zambullan después de comer o de realizar deportes

Tal vez hayas escuchado de boca de tus padres que no se debe entrar al agua después de comer porque es peligroso; ahora, con tus hijos, quieres transmitirles la misma teoría. No obstante, lo que en realidad hace daño es el cambio brusco de temperatura.

Por eso, si le has dado a tus pequeños una comida pesada, lo recomendable es esperar un tiempo razonable. Pasa lo mismo si han estado jugando y realizando ejercicios bajo el sol, pues la temperatura corporal se habrá elevado.

Luego de haber esperado el tiempo necesario para refrescarse, jamás deben zambullirse de golpe. Procura que primero introduzcan sus pies y que vayan entrando al agua poco a poco.

“Los pequeños, por su inexperiencia, pueden verse en una situación peligrosa en cualquier piscina”

Mantenerlos hidratados y protegidos del sol

Una de las más relevantes precauciones antes de ir a la piscina con niños es llevar todo lo necesario para protegerlos del sol. Por ejemplo, usar sombreros o gorras, gafas de sol y, si en el lugar no hay árboles ni techados, llevar sombrillas.

Además, es importante que les des a beber agua o líquidos constantemente para mantenerlos hidratados. También es necesario aplicarles asiduamente un bloqueador solar de alta calidad y protección.

Revisar que la piscina sea segura

Antes de llevar a tus pequeños a cualquier piscina, debes asegurarte de que las instalaciones sean seguras. Esta ha de tener alrededor una cerca lo suficientemente alta como para que los niños no la puedan saltar.

Asimismo, también debe contar con una puerta con cerradura para evitar que los infantes ingresen al agua sin la supervisión de sus mayores responsables.

De igual manera, debe tener dos escaleras, una por el lado de los niños y otra en el lado hondo. Por último, las escalinatas tienen que ser de cerámica y recibir continuo mantenimiento para que no resbalen.

Si tomas en cuenta todas estas precauciones antes de ir a la piscina con niños, lo más seguro es que disfrutarán al máximo su salida.

Aprende primeros auxilios

Si tienes los conocimientos básicos de primeros auxilios, podrías hacer la diferencia entre la vida y la muerte. En los momentos de emergencias, lo más importante es atender al afectado lo más rápido posible.

En definitiva, si tomas en cuenta todas estas precauciones antes de ir a la piscina con niños, lo más seguro es que disfrutarán al máximo su salida y crearán los más hermosos recuerdos en familia. No olvides prepararte bien antes de cualquier viaje familiar.

Te puede gustar