Claves para potenciar el respeto en la familia

El respeto en el núcleo familiar es fundamental para que los niños crezcan en armonía con el mundo y consigo mismos.
Claves para potenciar el respeto en la familia
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán.

Última actualización: 28 marzo, 2023

Fomentar el respeto en la familia es importante para lograr una buena relación entre el niño, sus padres y sus hermanos. También, con otras personas y consigo mismos. Se trata de un aprendizaje fundamental que deben adquirir desde que son pequeños.

Qué es el respeto en la familia

El respeto en la familia es cuando todos los miembros son capaces de tratar de manera asertiva y con una buena inteligencia emocional a los demás. Se debe construir desde siempre y para siempre. En la actualidad, parece que hay dificultades para que los niños respeten a las figuras de autoridad, sean quienes sean. Normalmente, esto tiene que ver con la crianza que se ejerce en casa y con la sociedad en general.

Por una parte, es posible que las familias sean más permisivas y que se centren únicamente en el bienestar del menor. Así, se dejan a un lado las normas o límites tan necesarias para una buena educación. Aquellos padres que evitan que los niños se frustren o superen sus propias adversidades, van por un camino equivocado en cuanto al respeto y el crecimiento personal.

Todo esto puede provocar que lejos de que los niños aprendan el respeto, se conviertan en seres egoístas e incluso agresivos. Es necesario que los menores se den cuenta de que no son el centro del universo. Debemos reflexionar sobre eso y ayudarles a gestionar sus emociones, pero siempre dentro del respeto hacia uno mismo y hacia los demás.

Conoce 5 claves para fomentar el respeto en la familia

A continuación, vamos a darte algunas claves para que puedas potenciar el respeto en la familia. Si no sabes cómo hacerlo, apunta y verás cómo todo mejorará en tu hogar.

Si das el ejemplo, tus hijos sabrán lo importante que es mantener el respeto, no solo para una buena convivencia con los demás, sino también para que se sientan bien consigo mismos y con su entorno.

1. Sé un ejemplo

Debes ser el mejor ejemplo de persona respetuosa. Respeta a tus hijos y ellos lo harán con los demás. Para conseguirlo, mantén un espacio tranquilo en tu hogar y deja los malos modos a un lado para siempre. La semilla de la agresividad y la intolerancia nace de los hogares en donde el respeto brilla por su ausencia.

2. Empieza desde que los niños son pequeños

Es fundamental empezar desde que los niños son muy pequeños, porque el respeto se inculca poco a poco. No es algo que se consiga de la noche a la mañana. De esta manera, tu hijo crecerá y se convertirá en una buena persona. No importa que tenga 1 o 5 años, el respeto hacia el pequeño debes mantenerlo siempre. En este sentido, acepta sus gustos, sus intereses y ten en cuenta lo que te dice. Mantén siempre una actitud calmada, incluso ante los conflictos.

3. Enseña la tolerancia y la aceptación

La tolerancia y la aceptación van cogidas de la mano. Por eso, ambas deben enseñarse al mismo tiempo. Tus hijos deben aprender que aunque algo o alguien no les guste, deben respetarlo. Hay que aprender a aceptar los diferentes gustos y opiniones. La diversidad es lo que nos hace maravillosos, ya que la sociedad es plural. Para conseguirlo, debe haber una gran comunicación entre padres e hijos.

4. Ayuda en el entendimiento de las emociones

Para poder respetar a los demás y a uno mismo es fundamental tener en cuenta el entendimiento de las emociones. Para ello, hay que poner palabras a lo que sentimos para poder identificar correctamente qué nos ocurre y buscar soluciones. Esto les permitirá valorar el mundo que les rodea y empatizar con las demás personas.

Poder entender las emociones será una gran base para que el niño aprenda a quererse, aceptarse y valorarse. También, mejorará la convivencia de las familias con base en un respeto fundamentado en unas buenas relaciones sociales.

5. Pon límites cuando sea necesario

Los límites son necesarios para poder trabajar el respeto, pero siempre se debe dar el mejor ejemplo. Debemos hablar a los hijos sin gritar, siempre desde la calma, y evitar que tengan miedo y se bloqueen emocionalmente. Para ello, cuando tengas que corregirles, debes hacerlo de manera positiva. Así, podemos enseñarle que siempre hay una mejor manera para decir o hacer las cosas.

Reglas claras para mantener la armonía

Las normas de convivencia y las consecuencias de no cumplirlas deben ser claras para todos los miembros de la familia. De esta manera, se podrá conseguir la armonía familiar y el respeto por ello. Por supuesto, siempre hay que ser coherente y consistentes con las acciones tanto nuestras como de nuestros hijos.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.


  • Eggerichs, E. (2014) Amor y respeto en la familia: El respeto que los padres desean, el amor que los hijos necesitan. Editorial: Grupo Nelson

Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.