Posiciones para acostar a dormir a un bebé recién nacido

Una de las preocupaciones más comunes de las madres primerizas es cuál es la manera correcta de acostar a dormir a sus pequeñines durante las primeras semanas de vida. Continúa leyendo y te ayudaremos a superar todas tus dudas.

Lo primero que debemos aclarar es que no existe una manera perfecta e inobjetable para poner a dormir a nuestros retoños.

Recordemos que cada niño es diferente y que hay que tener en cuenta algunos factores como el clima, si hace frío o calor; si el niño sufre de reflujo gástrico, si está sano o presenta algún malestar; si el espacio en el que duerme es la cama de sus padres o se trata de una cuna o una canastilla.

Especialistas pertenecientes a la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria sostienen que durante los primeros seis meses de vida, lo más recomendable es acostar al lactante boca arriba.

Incluso aseguran que esta posición denominada decúbito supino es más segura que colocarlo boca abajo o de lado.

Tu pediatra te ayudará a decidir cuál es la mejor forma para acostar a tu bebito. No obstante, las condiciones que rodean la hora de dormir de un recién nacido son variadas.

Respecto a esto el pediatra te hará algunas preguntas para ayudarte a decidir cuál es la manera más conveniente para procurar que tu bebé tenga dulces sueños.

Ante las frecuentes dudas, decidimos incluir las alternativas más comunes para que las mamis puedan decidir junto a los médicos qué es lo mejor para sus pequeños.

Posición decúbito supino

Con esto nos referimos a dormir boca arriba. Esta es la posición más recomendada por los pediatras, en virtud de estudios científicos que han arrojado que esta es la manera más segura mientras el bebé duerme.

En caso de que el recién nacido sufra de reflujo gástrico, algunos médicos recomiendan a las madres adquirir un colchón especial con una inclinación de 45 grados, para evitar complicaciones con el bebé durante sus horas de sueño.

Posición decúbito prono

Decúbito prono significa colocar al bebé boca abajo. Aunque algunas mamis creen que de esta manera los bebés duermen más cómodos, existen algunos pediatras que cuestionan este método.

Teniendo en cuenta las controversias que se han tejido alrededor de esta posición para los recién nacidos, se recomienda implementarla solo en las horas de la siesta del bebé, porque durante el día las madres, padres o la cuidadora, puede estar supervisando continuamente el sueño del pequeño.

Posición decúbito dorsal

La mayoría de las madres consideran que la mejor opción es acostar a sus bebés de lado, porque les confiere mayor comodidad y seguridad.

Al respecto, los especialistas señalan que si se opta por esta posición, merece la pena que las mamis levanten y estiren el brazo del bebé que queda junto al colchón, para así evitar que giren sobre sí mismos y queden boca abajo.

Sobre el colecho, los abrigos y las almohadas

dormir 1

Si eres de las mamis que practican el colecho, entonces debes hablar con tu pareja acerca de las medidas que deben tomar para garantizar la seguridad del bebé cuando los tres estén dormidos.

En estos casos lo usual es que el bebé duerma en el medio de la cama, junto a mamá y papá, por lo que se recomienda arroparse hasta la mitad del cuerpo con la finalidad de que el bebé no quede debajo de ninguna cobija.

Los padres también deben procurar dormir de lado, siempre viendo hacia el centro de la cama. No es recomendable que ninguno de los dos dé la espalda al bebé.

Espera hasta los dos años del bebé para proporcionarle una almohada.

¿Cuál es la manera correcta de abrigarlos al dormir?

dormir 2

Esta respuesta depende de la estación del año. Si es invierno conviene tener los cuidados de rigor y vestirlos con monos enterizos especiales para soportar las bajas temperaturas.

Cuando se trata de niños tan pequeños, esta opción es mejor que las mantas o cobijas.

Si es verano, entonces prefiere la ropita de algodón que es más fresca y cómoda para el bebé.

Otra de las preguntas frecuentes entre las mamis primerizas es si los bebés deben dormir sobre almohadas.

Los pediatras coinciden en que es mejor esperar hasta que cumpla los dos años, hasta entonces será mejor despejar la cuna de cualquier almohada o peluche a la hora de dormir.

Con esta información verás que es más fácil de lo que piensas contribuir con un descanso óptimo para tu bebito.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar