Por qué quiero que mi hijo crezca curioso y no solo inteligente

08 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Si quieres que tu hijo crezca curioso, no te olvides te tener en cuenta estos pensamientos durante su crianza.

Cuando los niños son bebés y tienen pocas semanas de vida, las personas comienzan a llamarles inteligentes. Esto quiere decir que la sociedad suele valorar la inteligencia por encima de cualquier otra cosa, como si no hubieran otras virtudes que fuesen igual o más trascendentes que ella. Así pues, es importante que tu hijo crezca curioso.

Que el bebé crezca curioso

Lo curioso es que, cuando nuestros hijos son muy pequeños, la inteligencia tiene muy poco que ver con obtener un puntaje alto en cualquier tipo de prueba.

Elogiamos a los bebés por cosas simples como el contacto visual y el balbuceo regular. Alabamos su capacidad para rastrear objetos con sus ojos y alcanzar nuevos juguetes.“¡Es tan inteligente !”, decimos cuando los pequeños comienzan a responder a simples solicitudes como “dame un besito” o “dame eso”.

Pero, a su vez, nos maravillamos por su curiosidad cuando encuentran emoción a su alrededor, desde desenredar un rollo de papel higiénico, hasta un juego lúdico de escondite, o incluso la sensación blanda de la comida en su pelo. Toda esa curiosidad es tan mágica de presenciar, que merece la pena tenerla en cuenta desde el principio.

Bebé con su madre en brazos ayudándole a que crezca curioso.

Cuando parece que no importa que crezca curioso

Pero solo unos pocos años después algo cambia. Cuando los niños comienzan en la escuela, los puntajes de los exámenes y los planes de estudio desplazan la creatividad y la curiosidad. Valoramos que los niños sean “inteligentes” y obtengan las respuestas “correctas” en lugar de alentarlos a encontrar nuevas formas de resolver problemas.

Pasamos de maravillarnos cuando nuestro bebé “encuentra” su mano derecha, a preocuparnos de llevarlo a las escuelas “correctas”. Pero ¿qué pasa con el hecho de que crezca curioso? ¿Le damos la importancia que realmente tiene?

En la lucha por cuantificar el progreso, a menudo, perdemos de vista lo que realmente importa: un amor por el aprendizaje y un espíritu curioso de por vida, algo que es tan naturalmente evidente en el sentido inherente de asombro y descubrimiento que poseen los bebés y los niños pequeños.

Siempre haré todo lo posible para fomentar tu energía y curiosidad

La frase que encabeza este punto debería ser una promesa que cualquier padre tendría que hacer a sus hijos. También es importante hacerles estas promesas para que, cuando crezcan, su curiosidad por el mundo les lleve siempre al camino del éxito. Así, todo padre puede hablar de la siguiente manera con sus pequeños.

Quiero que aprecies el mundo que te rodea

Desde observar la suavidad del pelaje de la mascota hasta notar los colores de las hojas en el otoño, hay muchas cosas que voy a redescubrir a través de tus ojos preciosos. Espero que estos pequeños milagros siempre se sientan tan nuevos para ti y te inspiren a ver qué otros tesoros tiene nuestro mundo. Llena tu mente con cada maravilla; sé que te encantará aprender durante toda la vida.

Quiero que aprendas jugando para que crezcas curioso

Ya sea porque un juguete te presente un nuevo mundo de clásicos musicales o un juego de pinturas que te inspire a crear nuevos colores, quiero que siempre asocies el aprendizaje con la aventura.

Cada momento tiene una valiosa oportunidad para que tu conocimiento se expanda y tu comprensión se profundice. A veces, no hace falta tener que salir de nuestra sala de estar para ello, por lo que jugaremos con juguetes que fomenten tu curiosidad insaciable.

Quiero que abraces amistades con personas diferentes a ti 

Ya sea porque tienen una educación una cultura o, simplemente, gustos diferentes, nunca dejes que tu corazón abierto para otras personas te desanime.

La mejor manera de aprender cosas nuevas es experimentarlas de primera mano y aprenderás mucho de amigos que han visto cosas que tú no. Haré mi parte dando el ejemplo y espero que ambos seamos mejores personas en el proceso.

Niña mirando con curiosidad un terrario.

Quiero que estés preparado para tener éxito en nuestro mundo cambiante 

El mundo parece moverse más y más rápido. Por ahora, quiero transmitirte las fortalezas de un aventurero confiado y curioso sobre todo lo que encuentre. A veces, eso significa escuchar música de todo el mundo para que puedas apreciar diferentes estilos y darte un ritmo completamente nuevo para bailar.

Otras veces significará crear nuestro propio estudio de arte en el salón de casa para que puedas expresar la pequeña persona creativa en la que te estás convirtiendo rápidamente. ¡Ni siquiera me importará el desastre, te lo prometo!

La verdad es que ni siquiera yo sé los límites de tu potencial. Sin embargo, una cosa que sí sé es que nos sorprenderá a todos porque, para desarrollar la inteligencia, primero hay que potenciar el ser curioso ante el mundo que nos rodea.