PECS: un sistema de comunicación por intercambio de imágenes

17 Diciembre, 2019
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
PECS es un sistema alternativo y aumentativo de la comunicación ideal para utilizar con niños TEA o que presentan dificultades relacionadas con el lenguaje.

Las siglas PECS significan Picture Exchange Communication System. Se trata de un sistema de comunicación por intercambio de imágenes creado, en 1985, por el psicólogo Andrew Bondy y el logopeda Lori Frost con el propósito de servir como soporte para iniciar y favorecer la comunicación de las personas que tienen problemas en este aspecto.

En un principio, estaba pensado para utilizarse con niños y adultos con Trastorno del Espectro Autista. Aunque, a día de hoy, se utiliza con cualquier persona que presente dificultades en la comunicación y el lenguaje oral.

PECS: un sistema de comunicación por intercambio de imágenes

Según el psicólogo Javier Tamarit, un sistema alternativo y aumentativo de la comunicación es:

“Un instrumento de intervención logopédica y educativa destinado a personas con alteraciones diversas de la comunicación y/o del lenguaje, y cuyo objetivo es la enseñanza mediante procedimientos específicos de instrucción, de un conjunto estructurado de códigos no vocales. Los cuales, mediante esos mismos procedimientos específicos de instrucción, permiten funciones de representación y sirven para llevar a cabo actos de comunicación (funcional, espontánea y generalizable) por sí solos, o en conjunción con códigos vocales, o como apoyo parcial a los mismos o en conjunción con otros códigos no vocales”.

-Javier Tamarit-

Pictograma como parte del PECS, un sistema de comunicación por intercambio de imágenes.
Por tanto, se puede decir, que PECS es un sistema alternativo y aumentativo de la comunicación que se basa en el intercambio de imágenes o pictogramas.

Fases del sistema PECS

Para poner en práctica el sistema PECS con niños que presentan alteraciones o dificultades en el desarrollo del lenguaje y la comunicación, es necesario seguir diversas fases:

  1. Primera fase: intercambio físico. El niño aprende a entregar la imagen del elemento (objetos o actividades) que quiere conseguir a un persona receptora (profesor, familiar, terapeuta, etc.), quien se encarga de cumplir la petición del pequeño.
  2. Segunda fase: aumento de la espontaneidad. El niño aprende a generalizar esta nueva habilidad utilizándola en diferentes contextos, con distintas personas y a través de diversas distancias.
  3. Tercera fase: discriminación de imágenes. El niño aprende a seleccionar, entre un conjunto de imágenes, la que necesita para realizar la petición.
  4. Cuarta fase: estructuración de la frase u oración. El niño aprende a construir frases u oraciones con múltiples palabras, escogiendo el pictograma “yo quiero” y añadiendo, tras él, la imagen del elemento deseado. Poco a poco, el pequeño desarrolla la capacidad de hacer construcciones más elaboradas, utilizando verbos, adjetivos y preposiciones.
  5. Quinta fase: peticiones en respuesta. El niño aprende a responder preguntas como: “¿qué deseas?”, “¿qué quieres?”, “¿qué necesitas?”, etc., empleando una variedad de pictogramas.
  6. Sexta fase: respuestas y comentarios espontáneos. El niño aprende a construir, con imágenes, oraciones y frases que comienzan por un verbo, para responder a preguntas más complejas, como: “¿qué ves?”, “¿qué oyes?”, “¿qué sientes?”, etc.
    Pictogramas de juegos y juguetes.

Así, el niño va adquiriendo determinados aprendizajes de un modo progresivo hasta conseguir comunicarse con naturalidad a través del intercambio de pictogramas.

Beneficios del sistema de comunicación por intercambio de imágenes

La comunicación es fundamental en nuestras vidas. Por eso, es importante que todos los niños desarrollen esta capacidad, incluso cuando presenten problemas en uso y la producción del lenguaje. En estos casos, es necesario fomentar la aparición del lenguaje funcional, espontáneo y generalizadable, empleando métodos alternativos, como el PECS.

Utilizar este sistema es una buena opción porque es sencillo y fácil de aprender en comparación con otros. Asimismo, cabe destacar que PECS, además de servir para favorecer el acto comunicativo, permite:

  • Aumentar el vocabulario y la capacidad de expresión.
  • Mejorar las habilidades y capacidades sociales comunicativas (atención conjunta, petición, iniciación y juego cooperativo).
  • Adaptarse a las necesidades del emisor.
  • Reducir los problemas de comportamiento y la frustración.
  • Aumentar la posibilidad de verbalización de palabras.
  • Palacios-Menor, M. (2015). Eficacia del sistema PECS para el desarrollo comunicativo y lingüístico en niños con Trastorno del Espectro Autista (Trabajo de Fin de Grado). Universidad de Castilla-La Mancha, España.
  • Pyramid Educational Consultants. (s.f.). El sistema de comunicación por el intercambio de imágenes (PECS). Barcelona, España. Recuperado de: https://www.pecs-spain.com/el-sistema-de-comunicacion-por-el-intercambio-de-imagenes-pecs/
  • Tamarit, J. (1989). Uso y abuso de los sistemas alternativos de comunicación. Comunicación, lenguaje y educación1(1), 81-94.