Eres Mamá
 

Ortodoncia interceptiva: ¿qué es y cuáles son sus beneficios para los niños?

La ortodoncia interceptiva permite corregir problemas oclusales desde edades tempranas, cuando el hueso aún se está formando. Te contamos de qué se trata, a qué edad se utiliza y cuáles son su beneficios.

Ortodoncia interceptiva: ¿qué es y cuáles son sus beneficios para los niños?
Vanesa Evangelina Buffa

Revisado y aprobado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa en 09 Enero, 2021.

Última actualización: 09 Enero, 2021

La ortodoncia interceptiva es un tratamiento con aparatos que se utiliza para corregir problemas de oclusión en edades tempranas, cuando el hueso aún está creciendo. Al resolver los problemas de mordida durante la infancia, se mejora la salud, la función y la estética de la boca y la apariencia facial de los pequeños.

Además, evitará anomalías más acentuadas y la necesidad de tratamientos invasivos y complicados para corregirlas en edades adultas. En las siguientes líneas te contamos en qué consiste este sistema, a qué edad se utiliza y cuáles son sus beneficios.

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

La ortodoncia interceptiva es un tipo de tratamiento con aparatos que se utiliza durante la infancia. Recibe este nombre porque intercepta el crecimiento anormal del hueso, guiando el desarrollo de la estructura maxilofacial de manera correcta.

Permite impedir problemas de oclusión a futuro, pues se pretende controlar la posición y el tamaño de los maxilares mientras están desarrollándose. La utilidad de este sistema es evitar los complejos y costosos tratamientos que se necesitan para corregir las anomalías de oclusión cuando ya se completó el crecimiento óseo.

Ortodoncia interceptiva.

¿A qué edad se utiliza la ortodoncia interceptiva?

Como ya mencionamos, la ortodoncia interceptiva se utiliza durante la infancia, que es el momento en el que el hueso aún está creciendo y es “moldeable”. En general, se coloca entre los 6 y los 11 años de edad, pero puede comenzar antes si el caso clínico lo amerita.

Se realiza durante el periodo de dentición mixta, que es el momento en el que el niño tiene dientes de leche y permanentes en la boca. Algunos ortodoncistas prefieren comenzar cuando el pequeño ya tiene los incisivos superiores e inferiores permanentes erupcionados, pero, como ya hemos dicho, algunos casos clínicos ameritan comenzar antes.

¿Cuánto tiempo duran estos tratamientos?

La duración del tratamiento de ortodoncia interceptiva varía según el caso clínico. Suelen durar desde 6 a 18 meses, pero a veces puede ser necesario más tiempo.

Un aspecto que hay que considerar con respecto al tiempo de tratamiento es la importancia del uso intensivo y continuo de los aparatos, sobre todo aquellos que son removibles y el paciente se los puede quitar. Cuantas más horas del día se use el aparato, más eficiente será. Si, por el contrario, el paciente no lo usa las horas indicadas por el ortodoncista, toda la terapéutica se retrasará.

Cuando el ortodoncista realiza el diagnóstico de una patología oclusal y decide tratarla con ortodoncia interceptiva, existen dos momentos del tratamiento. La primera fase es inmediata al diagnóstico y se realiza cuando el pequeño tiene la mayoría de las piezas de leche en la boca.

Este primer momento busca conseguir una correcta masticación, corregir hábitos disfuncionales e interceptar el crecimiento anormal del hueso. También guiar las estructuras óseas para que se desarrollen de manera adecuada, permitiendo la erupción dentaria en la posición correcta.

La segunda fase ocurre cuando el niño ya ha crecido y, después de haber completado su tratamiento con ortodoncia interceptiva, es necesario recurrir a la ortodoncia correctiva para complementar y completar el tratamiento. No sucede en todos los casos clínicos, pero a veces los brackets son necesarios para mejorar la funcionalidad, enderezar algún diente o mejorar la apariencia facial.

¿Cuáles son los beneficios de la ortodoncia interceptiva?

El beneficio principal de la ortodoncia interceptiva es conseguir que los huesos logren un tamaño y posición adecuados mientras están creciendo. Esto mejora las funciones y la estética de la boca, la apariencia facial y la salud en general. La ventaja de este tratamiento es evitar complicaciones y anomalías en el futuro. Esto previene, por lo tanto, la necesidad de tratamientos más invasivos, costosos y largos.

Con la ortodoncia interceptiva se busca alcanzar estos objetivos:

  • Generar una correcta relación del maxilar superior con el inferior, estimulando o frenando sus crecimientos para coordinar la posición y el tamaño de ambos huesos.
  • Equilibrar las fuerzas masticatorias.
  • Evitar el desgaste excesivo de las piezas dentarias y la aparición de problemas en los tejidos de sostén del diente, como hueso y encías.
  • Facilitar la correcta erupción de los elementos permanentes.
  • Corregir hábitos disfuncionales que ocasionen problemas en el desarrollo de los maxilares, como, por ejemplo, la succión de dedo, el uso prolongado del chupete o el biberón, la costumbre de empujar los dientes con la lengua o la respiración bucal.
  • Mejorar la estética dental y facial del paciente.
  • Permitir el correcto funcionamiento de la articulación temporomandibular.
  • Mejorar la salud bucodental general.

¿Qué problemas se tratan con este tipo de ortodoncia?

La necesidad del uso de ortodoncia interceptiva surgirá después del diagnóstico de una anomalía oclusal por parte de un odontopediatra en la consulta odontológica. Por eso, es importante recordar que las consultas habituales y tempranas al dentista son la clave para detectar cualquier maloclusión a tiempo.

La primera visita al odontopediatra se recomienda antes del primer año de vida y luego se debería continuar con visitas periódicas para hacer un seguimiento. El profesional determinará si el desarrollo óseo es el correcto o hay necesidad de una interconsulta con el ortodoncista. A los 6 años de edad se debe visitar a dicho profesional para que evalúe la situación oclusal.

Niño lavando su aparato.

Estos son algunos de los problemas oclusales que con más frecuencia se corrigen con este tipo de ortodoncia:

  • De origen esquelético: la alteración sucede a nivel óseo. Hay un crecimiento anormal de los huesos, lo que puede dar lugar a anomalías, como paladar ojival o estrecho, mordida cruzada o que los elementos dentarios superiores muerdan por detrás de los inferiores.
  • De origen funcional: son ocasionados por hábitos disfuncionales como la succión de dedo, respiración bucal, uso prolongado del chupete o el biberón, deglución atípica (interposición de la lengua entre los dientes al tragar).
  • De origen hereditario: hay un componente genético responsable de la forma y el crecimiento de los maxilares. Suele repetirse en varios miembros de la familia. Los tratamientos son más largos y complejos.

Existen diferentes modelos de aparatos que se confeccionan según el caso clínico y las necesidades de cada paciente. Así, por ejemplo, con la ortodoncia interceptiva se expanden los maxilares cuando las arcadas dentarias son muy estrechas, se estimula el crecimiento de la mandíbula si es muy pequeña o, por el contrario, se frena si es muy prominente o se generan espacios para solucionar apiñamientos o para permitir la correcta erupción de los dientes definitivos.

La ortodoncia temprana

Como ya mencionamos, la consulta temprana y periódica al odontopediatra permite detectar cualquier alteración en el crecimiento de los maxilares a tiempo. Un tratamiento en las edades en las que el hueso aún se está desarrollando evita complicaciones y terapéuticas más complejas, invasivas y costosas a futuro. La ortodoncia interceptiva es una solución fácil, rápida y barata a los problemas de mordida. Llevar a tu niño de manera periódica al dentista es lo ideal para cuidar su sonrisa.

Tipos de ortodoncia para niños: removibles y fijos

Tipos de ortodoncia para niños: removibles y fijos

Descubre los tipos de ortodoncia para niños, de los cuales hay removibles y fijos. ¿Cuál es mejor? Dependerá del paciente y la anomalía.



  • Botero Mariaca, Paola María, et al. "Manual de ortodoncia interceptiva: teoría y práctica." (2020).
  • Sierra, Miguel Carrasco, Alba M. Mendoza Castro, and Freya M. Andrade Vera. "Implementación de la ortodoncia interceptiva." Dominio de las Ciencias 4.1 (2018): 332-340.
  • Sandoval, Paulo, and Betty Bizcar. "Beneficios de la implementación de ortodoncia interceptiva en la clínica infantil." International journal of odontostomatology 7.2 (2013): 253-265.
  • Serra, Eduardo Padrós. "Los tratamientos de ortodoncia interceptiva: aspectos generales." Monografías Clinicas En Ortodoncia (2010): 1-5.
  • Castañer Peiro, Amparo. "Ortodoncia interceptiva: Necesidad de diagnóstico y tratamiento temprano en las mordidas cruzadas transversales." Medicina Oral, Patología Oral y Cirugía Bucal (Internet) 11.2 (2006): 210-214.
  • Cuya Julca, Bryan Gian Franco. "Frecuencia del tratamiento de ortodoncia interceptiva de los pacientes pediatricos de la clinica docente UPC durante los años 2011-2014." (2016).
  • Galarza, Luciano Carlos Soldevilla, and Arón Aliaga Del Castillo. "Tratamiento de una maloclusión clase III en dentición decidua y mixta con expansión rápida palatina y mascara facial." Odontología sanmarquina 14.1 (2011): 26-30.

Vanesa Evangelina Buffa
Vanesa Evangelina Buffa
Graduada en Odontología por la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina) en el año 2008. Máster en Promoción de la Salud y Desarrollo Social, en titulación conjunta por la Universidad Pública de Navarra (España) y la Universidad de Bordeaux (Francia). Capacitada en Planificación y Programación en Odontología Comunitaria por la Red Odontológica Comunitaria Argentina. Ha publicado trabajos científicos sobre salud bucodental en el ámbito escolar y promoción de la salud. Ejerció como odontóloga general en instituciones del sector público y en ONG desarrollando su labor en consultorios y como promotora de salud en terrenos rurales y de marginalidad (Argentina). Lleva adelante proyectos de salud pública vinculados a la mejora de la calidad de vida y a la promoción de la salud en el ámbito escolar, principalmente en áreas rurales.