Odontopediatra: qué es y cuál es su función

El odontopediatra es un profesional de la salud que cumple un rol clave en el cuidado de la boca de los más pequeños. ¿Lo conocías?
Odontopediatra: qué es y cuál es su función
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 25 abril, 2022

El cuidado de la salud bucal desde edades tempranas es fundamental para evitar complicaciones futuras. Y en esta línea, el odontopediatra es un profesional especialmente capacitado para preservar el buen estado de la boca de los niños.

Elegir a un dentista especializado en la atención de los más pequeños tiene muchas ventajas y en este artículo te las contamos en detalle.

¿Qué es un odontopediatra?

Como ya adelantamos, el odontopediatra es un profesional de la salud que se dedica a la atención bucal de los niños. Es decir, que tiene una especialización odontológica (o posgrado) que se enfoca en el cuidado y en el tratamiento de la boca de los más pequeños.

Esta rama de la odontología, además de aplicar los conocimientos referidos a la prevención y la atención de la salud oral, tiene muy en cuenta el aspecto psicológico del niño. Pues la necesidad de crear un vínculo afectivo con el pequeño paciente es clave para lograr una mejor recepción de los tratamientos.

Además, este profesional considera la importancia del acompañamiento parental en el cuidado de los hijos. Por lo tanto, la educación a los adultos también forma parte de la atención.

En general, el odontopediatra es el primer contacto de los niños con el ámbito odontológico. Su accionar en la salud de los más menores empieza en el momento del nacimiento y continúa hasta la adolescencia.

Se aconseja que la primera visita con el odontopediatra se realice antes del primer cumpleaños del pequeño y luego, continuar con visitas regulares cada 6 o 12 meses, según lo que recomiende el profesional.

Este régimen permite hacer un seguimiento cercano del crecimiento y del desarrollo de los maxilares del infante y controlar la erupción dentaria. En el caso de que aparezca algún problema en su boca, se lo detecta y se lo trata de manera temprana.

¿A quiénes trata el odontopediatra?

El eje principal de la odontopediatría es la prevención, por lo que su objetivo es que el niño desarrolle hábitos saludables que favorezcan su salud oral desde pequeño. Busca que los pequeños se comprometan con el cuidado e higiene de sus bocas, que prefieran una dieta equilibrada y sana y que logren tener una actitud positiva frente a las visitas odontológicas.

El odontopediatra atiende al bebé desde su nacimiento y lo controla durante la lactancia, la infancia, la adolescencia y la adultez temprana. Como decíamos antes, en este proceso la familia tiene un rol activo, por lo tanto, la atención en el consultorio los incluye a los niños y a sus cuidadores.

La tarea del odontopediatra comienza, de manera ideal, antes de que el niño nazca. A través de la orientación de la madre durante el embarazo.

bebe visita odontologo dentista odontopediatra primera vez oso peluche nino susto
El odontopediatra se encarga del cuidado y la prevención de la salud bucal de los más pequeños.

Funciones del odontopediatra

Ya hemos mencionado varios aspectos claves en la atención pediátrica de la boca, como es la prevención y el cuidado de la salud oral, la conexión emocional y el vínculo con el paciente. Pero a continuación, te contamos en detalle las funciones más importantes del dentista de los niños.

1. Promueve la salud bucodental y previene las enfermedades más frecuentes de la boca

La caries dental es una de las patologías más frecuentes en la infancia. Su aparición depende, en gran medida, de algunos comportamientos nocivos. Por ejemplo, la inadecuada higiene oral y las dietas ricas en azúcar. Asimismo, el acúmulo de bacterias y restos de comida en la boca también predisponen a los pequeños a sufrir gingivitis y mal aliento.

En este sentido, el odontopediatra enseña a los padres y a los niños la práctica correcta de la higiene bucodental y su importancia. Insistirá en cada consulta en mantener la boca limpia y en remover la placa bacteriana con la limpieza oral desde el nacimiento. Incluso, con el cepillado dental, el uso de hilo y de pastas con flúor al aparecer las primeras piezas dentarias en la boca.

También, el profesional asesora a los padres respecto a la alimentación de sus hijos. Sostener una dieta variada y nutritiva, que evite los alimentos ultraprocesados y el exceso de azúcar, es fundamental para mantener la boca saludable.

Además, hace recomendaciones sobre las texturas de las comidas para favorecer la masticación y así, permitir el correcto desarrollo de las estructuras orofaciales.

Algunas prácticas odontológicas específicas también ayudan a prevenir las enfermedades en la boca de los niños. Así, el dentista puede realizar limpiezas dentales, aplicar topicaciones con flúor o colocar selladores de fosas y fisuras en los molares permanentes recién erupcionados.

2. Maneja la ansiedad dental

Las visitas al dentista pueden generar miedo, temor o ansiedad en algunos niños. El odontopediatra dispone de varias estrategias para hacer que el momento de la atención se vuelva una situación agradable y que el pequeño la pueda aceptar e incluso, disfrutar.

El dentista podrá utilizar juegos, canciones, demostraciones, cambios de roles y otras tácticas que ayuden a los niños a familiarizarse con el ámbito odontológico y con las prácticas. Las visitas frecuentes y cortas, así como el trato afectivo, son claves para que los niños ganen la confianza que necesitan para aceptar este tipo de cuidados.

3. Controla el crecimiento y desarrollo de la boca y la erupción dentaria

Desde que el niño visita al dentista de bebé y durante toda su infancia y adolescencia el odontopediatra controla el desarrollo de la boca.

El profesional puede detectar cualquier alteración en el crecimiento de los maxilares o en la salida de las piezas dentarias. También, la presencia de hábitos nocivos o disfuncionales que puedan poner en riesgo el adecuado crecimiento de la boca o el posicionamiento de los dientes. Y busca una solución adecuada para todos ellos de manera temprana.

Si lo considera oportuno, derivará al paciente con un ortodoncista. O si él mismo está especializado en esta área, algo muy frecuente en los odontopediatras, aplicará los tratamientos de ortopedia y ortodoncia que correspondan.

4. Trata las patologías orales

En los casos en que los niños presenten o desarrollen algún problema en la boca, el odontopediatra será el encargado de diagnosticar y tratar la situación. Para esto, recurrirá a diferentes procedimientos y técnicas que permitan devolver la salud perdida al pequeño.

Los tratamientos odontológicos más comunes en los niños incluyen empastes, coronas o carillas para restaurar cavidades de caries o tratar defectos en el esmalte. También, las limpiezas dentales para tratar la gingivitis.

En los casos necesarios, el odontopediatra indicará el uso de medicamentos, como aquellos para controlar el dolor, las infecciones y las alteraciones en la mucosa y los tejidos blandos de la boca.

El dentista infantil puede realizar endodoncias para preservar piezas dentarias muy dañadas o extraer los dientes que no se pueden conservar. Según las necesidades del caso y las particularidades del paciente, utilizará anestesia local, sedación o anestesia general.

Cuando se pierdan piezas de leche antes de tiempo, el dentista de los niños procederá a la rehabilitación correspondiente. Así devolverá la estética y la funcionalidad y mantendrá el espacio hasta la erupción de las piezas definitivas.

dentista nino diente cepillo prevencion educacion higiene dental
La prevención de la enfermedad bucodental incluye la rutina de controles semestrales o anuales en la infancia.

5. Maneja los traumatismos dentales

Los golpes en la boca son situaciones bastante frecuentes durante la infancia y la adolescencia. El odontopediatra es el profesional más indicado para tratar estas situaciones traumáticas en los niños.

Existen diversos procedimientos que buscan devolver la normalidad a la boca lesionada y la elección de uno de estos dependerá del grado de afectación de los tejidos blandos, si se trata de piezas dentarias de leche o de elementos permanentes o si hay daño en el hueso alveolar.

Por eso, si tu hijo se golpea la boca, es fundamental comunicarse con el odontopediatra de inmediato. El profesional te guiará sobre cómo actuar y esperará a su pequeño paciente en el consultorio para ayudarlo luego de su accidente.

6. Atiende a los pacientes con discapacidades

Además de lo antedicho, la formación del odontopediatra le brinda varios recursos útiles para atender a los pacientes con diversas discapacidades, ya sean niños como adultos. Por ejemplo, personas con diagnóstico de síndrome de Down, parálisis cerebral, trastorno del espectro autista, entre otros.

En general, es un profesional formará parte del equipo de atención de los pacientes con fisuras palatinas, labio leporino y otras anomalías cráneo-faciales.

La importancia de visitar al odontopediatra

Evitar los problemas dentales desde edades tempranas permite que la boca de los niños pueda desarrollarse y cumplir sus funciones con normalidad. Así, comer, hablar, relacionarse y sonreír no será una preocupación para ellos. Además, con una cavidad bucal sana, se evitan tratamientos más complicados, incómodos y caros.

Llevar a tu hijo al odontopediatra desde que es un bebé es una actitud muy beneficiosa para el cuidado de su salud. Y contar con un profesional capacitado para atenderlo, te dará mucha tranquilidad y te hará sentir acompañada en la tarea de buscar el bienestar de tu hijo.

Te podría interesar...
Claves para elegir al mejor dentista para tu hijo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Claves para elegir al mejor dentista para tu hijo

Ten en cuenta estas claves para elegir al mejor dentista para tu hijo. Encontrar el profesional adecuado es fundamental para cuidar su boca.



  • Leache, E. B., Quesada, J. B., Quesada, M. C., Ballesta, C. G., & Mendoza, A. (1995). Odontopediatría (pp. 85-93). Masson.
  • García, B., & Planells, B. A. M. P. (2011). Odontopediatría. La evolución del niño al adulto joven. Madrid-España: Ripano.
  • De Andrade Massara, M. D. L., & Barbosa Rédua, P. C. (2014). Manual de Referencia para procedimientos clinicos en Odontopediatria. In Manual de referencia para procedimientos clínicos en odontopediatría (pp. 264-p).
  • Atapoma, J. A., & Pizán, M. E. D. (2010). Manejo del dolor en odontopediatría. Revista Estomatológica Herediana20(3), 166-166.
  • Abanto, J., Imparato, J. C. P., Guedes-Pinto, A. C., & Bönecker, M. (2012). Anomalías dentarias de impacto estético en odontopediatría: Características y tratamiento. Revista Estomatológica Herediana22(3), 171-171.
  • Bellet, L. J., Sanclemente, C., & Casanovas, M. (2006). Coronas en odontopediatría: revisión bibliográfica. Dentum (Barc.), 111-117.
  • Chinchilla Figueroa, H. S., & Yepez Devia, S. D. (2021). Técnicas de adaptación no farmacológicas usadas en odontopediatría para disminuir la ansiedad durante la consulta odontológica. Revisión de la literatura.
  • Zambrano Palma, P. M. (2011). Farmacología aplicada a la odontopediatria (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Baldeón Arellano, G. A. (2019). Farmacología aplicada a la odontología pediátrica.
  • Abréu, W., & Poche, A. (2018). Efectividad del uso de la musicoterapia en el manejo de la ansiedad en niños de 5 a 10 años que asisten al área de odontopediatría de la Clínica Odontológica Dr. René Puig Bentz de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, período mayo-agosto 2018.
  • Lema, C., & Paúl, B. (2019). Nivel de ansiedad y miedo a la atención odontológica en pacientes de la Clínica de Odontopediatría de la FOD período 2019, mediante las escalas de Corah (Bachelor's thesis, Quito: UCE).
  • López, L. A. J., Ugalde, R. R., & López, A. A. D. (2014). Factores de riesgo asociados con el estado de ansiedad en niños de cuatro a seis años de edad que acuden por primera vez con el odontopediatra. Revista de la Asociación Dental Mexicana71(1), 9-15.