No es conveniente dormir al bebé en la sillita para el coche

Amanda · 11 junio, 2016

La sillita para el coche es uno de los productos para bebés más importante e indispensable, no solo es un dispositivo obligatorio por las autoridades o una garantía de seguridad; se trata en un producto capaz de salvarle la vida a tu hijo. Sin embargo, estudios recientes han puesto en tela de juicio la seguridad de que los bebés se queden dormidos en este asiento; así como existe precaución en cuanto al uso de abrigos en el mismo.

En particular, no hay nada en contra del uso de la sillita para el coche para bebés; al contrario, nadie contradice su eficiencia; en este caso, se trata de cierta alarma por el hecho de que los pequeños lo usen para dormir. Sabemos que la mayoría de las madres que leen esto, habrán dejado a sus bebés dormir en sus sillitas y estarán preocupadas, pero es algo que se puede solucionar.

Como es de imaginarse, el asiento de bebés para coches solo lo sostendrá quieto con su cinturón de seguridad, evitará lesiones en potenciales accidentes y será garantía de que el niño permanecerá en el mismo lugar durante el viaje; pero no cuidará al bebé. Por lo tanto, no es suficiente con ponerlo allí y olvidarnos de él.

El bebé que permanece en su sillita para el coche durante un viaje, necesita que mamá esté pendiente de él; de que esté cómodo, su pañal esté seco, que no esté mareado o con hambre. Pero de una cosa estamos seguros, dependiendo del tiempo de viaje, al bebé sin dudas le dará sueño.

NIña en sillita para el coche

¿Por qué evitar que el bebé se duerma en la sillita para el coche?

Ninguna madre desea que su hijo permanezca despierto durante un largo viaje en coche, lo más común y sensato es que tome una siesta para que se acorte el recorrido y no se aburra tanto. De manera que, no solo es inevitable, también es inconcebible e injusto para todos; pero su seguridad es lo más importante.

Los expertos advierten que la postura que adopta el bebé en la sillita para el coche , es primordial para determinar si hay riesgos o no. En tal sentido, un niño que se queda dormido sin atención de un adulto, podría inclinarse lo suficiente como para bloquear sus vías respiratorias.

Todos los especialistas están de acuerdo en que el uso del asiento de seguridad no está en duda, al contrario, indican que debe utilizarse sin excusas hasta en trayectos cortos. No obstante, existe un peligro serio en cuanto a dejar dormir al niño sin vigilancia en una posición inadecuada.

El estudio en este particular, estuvo a cargo de científicos británicos, cuyos resultados revelaron que existe un riesgo directo de que los niños se asfixien al quedarse dormidos en el asiento del coche. Esto sería imposible si algún adulto estuviera atento de la posición que adoptó para dormir y que de hecho está respirando bien; por lo tanto, el peligro consiste en dejarlo sin vigilancia.

Madre vigila a su hijo en sillita para el coche

A veces los padres acostumbramos a dejar que los niños duerman en este asiento incluso dentro del hogar, lo cual también es un error. En ocasiones solo separamos el asiento del auto y lo llevamos dentro de la casa para que el pequeño continúe su siesta; sin embargo, los estudios encontraron que nueve de cuarenta niños con Síndrome de Muerte Repentina, estuvieron abrochados a sus asientos.

De los nueve casos, ocho de estos tenían como agravante que los bebés se durmieron durante el viaje en sus sillas de seguridad. Los casos de asfixia, se presentaron ante posiciones inclinadas o relativamente derechas; fueron identificados por su falta de respuesta, debilidad muscular y coloración azulada en la piel.

Es conveniente manifestar, que aunque los bebés presentaron síntomas del Síndrome de Muerte Repentina, estos pudieron reaccionar favorablemente ante las maniobras de reanimación en el centro médico donde se realizó la investigación. De igual manera, es preciso aclarar que el estudio se enfocó en casos de emergencia real, por lo cual las consecuencias no pudieron medirse en su totalidad.

Recomendaciones

  • Es importante estar pendientes de que el bebé no esté muy inclinado hacia adelante, especialmente evaluando que su mandíbula no esté pegada al pecho.
  • Evitar que los niños permanezcan por mucho tiempo en el asiento del coche; por eso, al llegar es imprescindible sacarlo de este para permitirle un cambio de posición oportuno
  • Se recomienda que cuando los viajes sean muy largos, se hagan paradas regulares, especialmente con el propósito de sacar al bebé del asiento
  • Nunca se debe dejar desatendido al bebé en la silla de seguridad del auto
  • En caso de presentar problemas respiratorios se aconseja palmear suavemente su espalda y levantarlo con pequeñas sacudidas para reanimarlo. Si hubiera la necesidad, llévelo de urgencia a un centro de salud.