Niños con miedo a cortarse el pelo: cómo ayudarles

¿Qué hacer cuando una situación que debería ser de lo más sencilla se transforma en un complicado desafío? En este artículo, te brindamos recomendaciones para ayudar a tu hijo a que supere el miedo a cortarse el cabello.
Niños con miedo a cortarse el pelo: cómo ayudarles
Sharon Capeluto

Escrito y verificado por la psicóloga Sharon Capeluto.

Última actualización: 24 enero, 2023

Para los pequeños, una visita a la peluquería puede ser igual de desagradable que asistir a una consulta médica. Muchos niños, sobre todo durante sus primeros años, sienten un intenso miedo a cortarse el pelo y a todo lo que implica esta experiencia. A menudo, esta situación preocupa e inquieta a los padres. Pues una tarea que debería ser de lo más sencilla, requiere de actos estratégicamente pensados para lograr que acceda a cortarse el cabello. 

En este artículo, hablamos de las posibles causas que sostienen este miedo y te proponemos algunas recomendaciones para ayudar a los pequeños a atravesar este evento de la mejor manera posible. 

El miedo a cortarse el pelo 

El miedo es una de las emociones básicas que todas las personas sentimos. Además, es un mecanismo adaptativo. Esto significa que nos resulta útil para identificar posibles amenazas y poder accionar para defendernos de ellas. Entonces, s abemos que los miedos evolutivos de la infancia son esperables e incluso saludables. Generalmente, son temporales y no suponen ningún tipo de intervención, aunque a veces pueden requerir de ayuda profesional

Son varios los factores que pueden potenciar el miedo a cortarse el pelo, principalmente si es la primera vez del niño:

  • Un sitio desconocido y alto en estímulos visuales, auditivos y olfativos, como suelen ser los salones de belleza o las peluquerías.
  • El tipo de herramientas que se utilizan pueden resultar amenazantes: navajas, tijeras y máquinas filosas.
  • El hecho de mantenerse quieto durante un rato y saber que de lo contrario podría lastimarse, tampoco es de lo más agradable.
  • Aunque no representa ningún tipo de dolor físico, el hecho de que le quiten una parte de su cuerpo, aunque sea el pelo, puede ser impactante para ellos, además del cambio de imagen que vendrá después.
El miedo a cortarse el pelo es muy habitual durante la infancia, ya que entran en juego herramientas ruidosas y filosas a centímetros del rostro.

Cómo ayudar a los niños con miedo a cortarse el pelo

Cuando el menor siente temor de cortarse el pelo, podemos tener en cuenta los consejos que te brindamos a continuación.

Validar su miedo

De acuerdo con lo mencionado anteriormente, entendemos que este temor es totalmente natural. Los pequeños consideran que algo podría hacerles daño y, por ende, sienten miedo. Entonces, es imprescindible validar sus emociones y hacerles entender que comprendemos y respetamos lo que siente. En este sentido, invalidar, ridiculizar o burlarse del niño es un error. No debemos desestimar o minimizar sus miedos, pues son los que los ayudan a defenderse. 

Anticipar la experiencia

No es bueno que la visita a la peluquería sea inesperada para ellos, ni mucho menos una sorpresa. Aunque no es recomendable anticipar esta situación semanas antes, hacerlo sin ningún tipo de aviso previo tampoco representa una buena idea. Además, es fundamental explicarles la importancia de cortarse el cabello para que este crezca fuerte y bonito.

Lo mejor es unos, días antes, comunicarle lo que va a suceder y cómo será la experiencia. A lo mejor, pueden asistir al salón de visita antes del corte u observar juntos, desde fuera del negocio, el movimiento de la peluquería infantil. 

Dejar en claro que cortarse el pelo no duele

Los niños saben que hay ciertos objetos que pueden hacerles doler el cuerpo. Los muebles robustos, el suelo o algunas herramientas con borde cortante, como las tijeras, pueden dañarlos e incluso hacerles sangrar. Por eso, no es nada llamativo que sientan miedo de cortarse el pelo. Sin embargo, tú y yo sabemos que el pelo no duele.

Lo que sí puede doler es el cuero cabelludo, por ejemplo cuando los niños se tiran del pelo. Pero los menores aún tienen dudas sobre esto. En este sentido, es importante explicarles que el corte de pelo no duele. De hecho, puedes hacer una demostración en casa al cortar un pequeño mechón de su cabello luego de cortarte tú algunos pelos.

Hay peluquerías infantiles de lo más creativas y atractivas que, además, cuentan con personal predispuesto para trabajar con niños.

Optar por un salón adecuado

Hay salones especialmente diseñados para que los niños pequeños disfruten de cortarse el cabello. Estos cuentan con sillones con forma de autos o de nave espacial, paredes coloridas y juegos interactivos en el suelo. En un espacio así, los niños podrían percibir esta situación como un juego más e incluso querer volver pronto. Por esto, antes de llevarlo al salón de adultos al que vas tú, busca un sitio más acorde con su edad.

Acompañar el miedo desde el respeto y la empatía

En definitiva, el camino para ayudar a un hijo a superar sus miedos se basa en la idea de poder estar a su lado con una actitud empática. Es fundamental no perder la paciencia y respetar sus propios tiempos. No debemos forzarlo a enfrentar bruscamente este problema, pero tampoco ser funcionales a la evitación del mismo. Así, se trata de encontrar el equilibrio y de brindarle la confianza que busca para animarse a cortarse el pelo.

Te podría interesar...
6 cosas que debes hacer si tu hijo siente miedo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
6 cosas que debes hacer si tu hijo siente miedo

¿Quieres saber algunas cosas que debes hacer si tu hijo siente miedo y cómo puedes ayudarlo a enfrentarse a sus temores? Aquí tienes la respuesta.



  • Marina, J. A. (2012). Los miedos infantiles. PediatríaIntegral, 171.
  • Murga Pérez, I. (2019). Miedos y fobias: la infancia, la familia y la escuela.

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.