Niños con altas capacidades intelectuales

¿Conoces cuáles son las señales que delatan a un niño con altas capacidades intelectuales? ¿Alguna vez has tenido la sospecha de que tu hijo puede tener mayor facilidad intelectual que otros? ¿Qué ves realmente en tu hijo, más allá de tus ojos llenos de amor maternal?

A continuación te contamos quiénes son los niños con altas capacidades intelectuales, cómo guiarlos a lo largo de su desarrollo, educarlos y sobre todo, cómo evitar que se aburran, desmotiven o que dejen de disfrutar de la compañía de otros.

¿Qué son las altas capacidades intelectuales?

Las altas capacidades intelectuales (ACI) son la sobredotación, talento y la precocidad intelectual. Juntas, constituyen un coeficiente intelectual superior al promedio, es decir, igual o mayor de 130. Los niños con ACI representan el 2% de la población, por lo que se encuentran por encima del 98% restante.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) establece que una inteligencia superior se verá reflejada en un coeficiente intelectual igual o superior a 130.

En el perfil de los individuos con ACI suele destacar su gran creatividad. Ciertamente, poseen una gran imaginación y gracias a ello, son personas versátiles, con gran iniciativa así como también una capacidad de toma de desiciones eficaz.

Algunas diferencias importantes

  • Los superdotados son aquellos individuos con altas capacidades intelectuales que definen la máxima expresión de la inteligencia humana y por ello se explica su superdotación.
  • Los individuos con talento tendrán una alta puntuación en una o varias aptitudes, pero en el resto de ellas tendrán una puntuación igual que el resto de personas.
  • La precocidad intelectual se da en aquellos niños que adquieren los conocimientos en una edad más temprana que el resto de niños. Por ejemplo los niños que aprenden a hablar, crear frases y mantener una conversación antes de los dos años.

Niños con altas capacidades intelectuales.

¿Cómo saber si mi hijo tiene altas capacidades intelectuales?

Esto se determina mediante una evaluación completa en la cual se evalúen detalladamente los siguientes aspectos de orden primordial:

  • Historia de vida.
  • Estado emocional.
  • Creatividad.
  • Coeficiente intelectual.

Señales de altas capacidades intelectuales

A pesar de que cada individuo tiene su propio ritmo de desarrollo, es posible establecer, en líneas generales, algunas señales a lo largo de las distintas etapas de desarrollo. A continuación te brindamos algunas luces al respecto:

ACI en bebés

  • Demandan mayor atención de sus padres.
  • Presentan coordinación psicomotriz antes del mes de vida. Por ejemplo, pueden levantar la cabeza y sostenerla firme.
  • En el segundo mes de vida logran vocalizar más de un sonido diferente.
  • En el quinto mes de vida aprenden a decir su primera palabra.
  • Al sexto mes de vida ya puede identificar si lo llamar por su nombre.

ACI en niños

A medida que el niño va creciendo irán destacando varias aptitudes que llamarán nuestra atención. Al principio, pueden resultar desconcertantes, pero poco a poco iremos comprendiendo el por qué. Además, estas aptitudes se diferenciarán significativamente de las que posean el resto de los niños y eso, nos brindará una pista significativa.

Durante la primera infancia, generalmente los niños aún no han sido evaluados por un profesional y por lo tanto muchos padres no entienden por qué su hijo no es como losa demás.

Hay que tener en cuenta un aspecto muy importante: el mundo emocional de estos niños. Los niños con altas capacidades intelectuales tiendan a vivir con gran intensidad sus emociones. Por lo que es posible que sus reacciones nos parezcan exageradas o desconcertantes para la gran mayoría de quienes están a su alrededor.

Una niña con altas capacidades intelectuales junto a su padre

Principales características

  • Tienen una gran capacidad de concentración.
  • Los niños con ACI son competitivos, autoexigentes y perfeccionistas.
  • Tienen dificultades para tolerar la frustración y gestionar correctamente sus enfados.
  • Tienden a salirse de la norma. No porque sean desobedientes, sino porque no van a seguir reglas ni pautas que no tengan lógica o una buena explicación para ellos. Por eso, es importante mantener una buena comunicación y dejar los límites claros.
  • Hipersensibilidad sensorial en al menos 1 de sus 5 sentidos. Por ello que muchas veces les molestará la un olor, la música alta, se quejarán del tacto de alguna prenda, pedirán bajar la luz de la habitación porque les deslumbra, entre otros ejemplos.
  • Hipersensibilidad psicomotriz. Estos niños parecen tener un nivel de energía superior al promedio, por lo que son difíciles de cansar y siempre están en movimiento. A través de ello, liberan toda la tensión. No hay que confundirlo con el TDA-H (trastorno de déficit de atención e hiperactividad).

¿ACI en la adolescencia?

A pesar de que las características propias de ACI en un individuo se muestran antes de llegar a la adolescencia, pueden haber casos que no se detecten hasta la adolescencia. Las características de adolescentes con ACI son las siguientes:

  • Tendencia a cuestionar y plantear temas existenciales constantemente. Como por ejemplo: la muerte, la religión, la vida entre otros.
  • Cuestionarán las autoridades y las normas, puesto que verán los vacíos con mayor facilidad que el resto, y por ello, les costará ser ”obedientes” sin dar su punto de vista.
  • Tienen una excelente memoria, incluyendo la visual y sonora.
  • Presentan cierto desdén por relacionarse con otros individuos de su edad porque sencillamente se aburrirán. Sentirán que hay un salto entre ambos, y se frustrarán con facilidad al ver que no existe un paralelismo en el pensamiento.
  • Suelen emplear un vocabulario culto y se esmerarán por enriquecerlo día a día. Sienten una gran preferencia por la precisión. Es decir; les agrada tener siempre la palabra justa, en el momento preciso.

Lo más importante es saber que los niños con ACI, al igual que los demás, necesitan apoyo y amor incondicional. Si bien tienen altas capacidades intelectuales, debemos guiarlos para que puedan vivir en sociedad con soltura y aprendan a disfrutar de todo.

Debemos enseñarles a disfrutar, a relajarse y a tener tacto con los demás. Y por todos los medios, debemos evitar que se conviertan en individuos con complejo de superioridad y que desarrollen una actitud de condescendencia con el resto del mundo, ya que esto no los llevará a ningún lado.

Categories: Educación Etiquetas:
Te puede gustar