El nido vacío: cuando tus hijos se van

Mariajose 21 enero, 2017

Es posible que sin que te hayas dado cuenta los años han pasado muy rápido, tanto, que todos tus hijos ya se han independizado y cada uno está viviendo sus vidas de forma autónoma, sin que sea necesario buscar cobijo en ti. Cuando llega el nido vacío es posible que estés experimentando algunas emociones encontradas, entender qué sucede es importante para saber qué hacer al respecto.

Si su último hijo es todo un adulto ya punto de salir de casa – o él o ella ya ha salido – puedes estar experimentando algunas emociones encontradas. Entender por qué sucede síndrome del nido vacío y lo que puede hacer al respecto.

Qué es el síndrome del nido vacío y por qué algunos padres lo experimentan

El síndrome del nido vacío no es un diagnóstico clínico. En su lugar, el síndrome del nido vacío es un fenómeno en el que los padres experimentan sentimientos de tristeza y pérdida cuando el último hijo se va de casa. Muchos padres alientan a sus hijos para que sean independientes, pero la experiencia de dejar que se marchen finalmente, puede ser bastante doloroso.

Para algunos padres y madres puede ser difícil aceptar que sus hijos ya no necesitan su atención o que se perderán las partes más cotidianas de la vida de sus hijos y no tendrán su compañía constante. Es posible que también se preocupen por su seguridad o de si los hijos serán capaces de cuidarse por su cuenta.

Algunos padres pueden tener ciertos problemas con la transición si su último hijo en marchar lo hace demasiado pronto o demasiado tarde. Si solo te queda un hijo en casa y se va a marchar o ya se ha independizado y se te está haciendo muy cuesta arriba, es porque probablemente tendrás que adaptarte a esta nueva etapa de la vida, donde tu hogar se ha convertido en un nido vacío.

an-empty-nest-doesnt-mean-an-empty-life

El impacto del síndrome del nido vacío

Existen investigaciones antiguas que muestran que los padres que sufren el síndrome del nido vacío experimentaron un profundo sentimiento de pérdida que podrían hacerlos vulnerables a la depresión, el alcoholismo, a tener crisis de identidad e incluso a padecer conflictos maritales. Sin embargo, estudios recientes sugieren que un nido vacío podría reducir los conflictos laborales y familiares, y puede proporcionar a los padres muchos otros beneficios.

Cuando el último hijo se va de casa, los padres tienen una nueva oportunidad para volver a conectar entre ellos, para mejorar la calidad de su matrimonio y reavivar los intereses para los que antes no haber tenido tiempo. Por tanto, el nido vacío puede ser una oportunidad para disfrutar de una nueva etapa, donde además de echar de menos a los hijos en casa, se pueda disfrutar de una nueva etapa en pareja.

Cómo lidiar con los sentimientos contradictorios del nido vacío: 3 claves

Si te das cuenta que estás experimentando sentimientos de pérdida debido a que todos tus hijos se han marchado del hogar, debes empezar a tomar medidas para que no te afecte más de la cuenta y puedas disfrutar de esta nueva etapa que la vida te está regalando. Si no sabes por dónde empezar, sigue leyendo para conocer algunas estrategias.

Acepta el tiempo

Evita comparar el horario de tu hijo con tu experiencia diaria. En lugar de pensar en el tiempo, céntrate en qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a tener éxito en su vida y céntrate también en el tiempo que tienes tú y que puedes disfrutar con tu pareja. El tiempo libre, una nueva intimidad… A partir de ahora puedes disfrutar la vida de otra manera.

Retirement Vacation Concept, Mature Coupe Watching the Sunset

Mantente en contacto con tus hijos

Puedes seguir manteniendo un contacto con tus hijos hijos y que te sientan cerca aunque no estés físicamente. Haz un esfuerzo para mantener un contacto regular a través de visitas, llamadas telefónicas, correos electrónicos, textos o incluso vídeo llamadas. Busca la forma en la que ambos estéis conectados y os sintáis cómodos, sin que os invadáis el espacio pero que ambos sepáis que estáis al otro lado.

Busca apoyo

Si empiezas a notar que es demasiado difícil para ti y piensas que el nido vacío está siendo demasiado duro como para superarlo tú solo, entonces, no dudes en buscar ayuda. Puedes apoyarte en tus seres queridos o en contactos cercanos que sean de apoyo para ti. Comparte tus sentimientos, y si te sientes demasiado deprimido, entonces acude a tu médico o a un profesional de salud mental.

Te puede gustar