El modelo TPACK para los docentes

10 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga María Matilde
El modelo TPACK hace referencia a distintos conocimientos que deben de forma interrelacionada dominar los profesores para poder integrar la tecnología en la enseñanza. Vamos a conocer más sobre las características de este modelo en el siguiente artículo.

Por El modelo TPACK (Technology, Pedagogy, And Content Knowledge), o Tecnología, Pedagogía y Contenido, en español, ha sido formulado por Mishra y Koehler (2006). Modelo desarrollado sobre la base de los estudios de Lee Shulman (1986), filósofo y psicólogo dedicado al ámbito educativo y a la formación del profesorado.

Características del modelo TPACK

El modelo TPACK fue pensado para que los profesores puedan integrar en su entorno educativo de forma efectiva las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), y se compone de tres conocimientos principales:

  • El conocimiento sobre los contenidos de la materia o disciplina (qué enseñar).
  • El conocimiento pedagógico (cómo enseñar).
  • Los conocimientos tecnológicos (herramientas, recursos, y aplicaciones tecnológicas).

Así, el modelo indica que los conocimientos sobre la materia (CK, Content Knowledge), los conocimientos  pedagógicos (PK, Pegagogy Knowledge),  y los conocimientos tecnológicos (TK, Technology Knowledge), no deben trabajar de forma aislada, sino que deben hacerlo de forma interrelacionada para que así pueden generarse nuevos conocimientos.

El siguiente gráfico es un diagrama de Venn que sirve para mostrar cómo de la interacción de los tres conocimientos principales se derivan otras cuatro formas de conocimiento. Y, así, se pueden identificar los siete conocimientos de los que se compone el TPACK.

Modelo TPACK.
© Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported l

 

Conocimiento pedagógico del contenido (PCK)

Se trata de un conocimiento sobre la forma de enseñar una materia concreta según su contenido específico. Es decir, es el conocimiento de la didáctica del contenido, que permite al profesor transformar la materia para poder enseñarla. Para lo cual, debe interpretarla y encontrar la forma, los recursos y la metodología para trabajarla con sus alumnos. Además, este conocimiento implica conocer las particularidades de cada alumno y sus conocimientos  previos.

Conocimiento tecnológico del contenido (TCK)

Este es el conocimiento sobre las tecnologías específicas más adecuadas para enseñar un contenido. Por lo tanto, hace referencia a un conocimiento sobre programas y aplicaciones concretas y acordes para poder enseñar matemáticas, biología o sociales.

Conocimiento tecnológico pedagógico (TPK)

Este conocimiento tiene que ver con el uso de las TIC en el aula. Las condiciones que deben darse para emplearlas de forma correcta y los aspectos positivos y negativos de su uso.

Conocimiento tecnológico, pedagógico y del contenido (TPACK)

Este es el conocimiento que indica la integración de todos los conocimientos, los principales y la interacción entre ellos. Si el profesor domina este conocimiento significa que conoce el contenido disciplinar de la materia que dicta.

Profesor docente dando clase a sus alumnos aplicando el modelo TPACK.

Conoce, además, los métodos didácticos más adecuados para enseñar y que son acordes con esa disciplina concreta. Como también las situaciones y necesidades de aprendizaje de sus alumnos. Por último, sabe cómo integrar la tecnología de forma efectiva para enseñar mejor el contenido.

El modelo TPACK para un aprendizaje significativo

En la actualidad, es innegable la presencia de la tecnología en todos los ámbitos de nuestra vida. Dentro del ámbito educativo y respecto de la formación del profesorado, el modelo TPACK representa un buen marco teórico-práctico sobre los conocimientos y las competencias que deben dominar los profesores.

De la mano del conocimiento de las necesidades de cada alumno, el modelo TPACK pone en evidencia la necesidad de la integración de los conocimientos que poseen los educadores. Es decir, tanto el saber sobre la materia, como el saber pedagógico y el conocimiento tecnológico deben trabajar en interrelación, pudiendo conseguir, de esta forma, una enseñanza efectiva y un aprendizaje significativo.