Los mejores recipientes para guardar y conservar la leche materna

Muchas madres presentan dudas sobre dónde almacenar la leche extraída o qué recipientes son aptos para este fin. Te explicamos cuáles son los recipientes que se pueden utilizar para la conservación de la leche materna.
Los mejores recipientes para guardar y conservar la leche materna
Angela Herrero Marin

Escrito y verificado por la técnico en farmacia y doula Angela Herrero Marin el 02 junio, 2021.

Última actualización: 02 junio, 2021

Cuando las madres se tienen que extraer leche para ofrecérsela al bebé en otro momento en el que ella no esté, necesitarán unos recipientes adecuados para guardar y conservar la leche materna.

Actualmente, existen en el mercado varios tipos de recipientes que son específicos para guardar y conservar la leche materna, como pueden ser los botes de plástico para almacenaje o las bolsas para leche materna. Sin embargo, también podemos encontrar otros que, aunque no hayan sido pensados para este fin, son aptos para conservar la leche materna.

Recipientes específicos para guardar y conservar la leche materna

Estos recipientes han sido específicamente diseñados para contener leche materna, por lo que, lógicamente, cumplen con los requisitos de calidad. Podemos encontrar infinidad de marcas que fabrican bolsas y botes para almacenar la leche materna.

Bolsas para leche materna

Las bolsas para leche materna son bastante fiables a la hora de asegurarnos un correcto almacenaje. Contienen un apartado para indicar la fecha de extracción. También tienen como ventaja que suelen ocupar menos espacio en la nevera o en el congelador.

Leche materna en bolsas para conservarla.

Las bolsas son de un solo uso, por lo que tendrás que ir comprando a medida que las vayas gastando. De las preferidas entre las madres suelen ser las de la marca Medela y Phillips Avent.

Botes para leche materna

La mayoría para leche materna de botes se adaptan al sacaleches de la misma marca, lo que permiten refrigerar o congelar la leche de manera muy rápida y sencilla, sin ni siquiera estar pasando el alimento de un envase a otro.

Son reciclables y fáciles de enroscar para evitar que se derrame la leche y tener un almacenaje óptimo. Hay que tener en cuenta la marca de sacaleches que tenemos para comprar los botes de la misma marca, ya que la gran mayoría solo permite utilizar los del mismo fabricante.

Estos recipientes específicos para la lactancia materna suelen ser más caros que otros que, aunque no sean específicos para esta finalidad, también pueden servir.

Otros recipientes para guardar y conservar la leche materna

Como decimos, podemos encontrar otros recipientes que, aunque no hayan sido pensados para conservar y guardar la leche materna, pueden servir perfectamente para este uso. Hay que tener en cuenta que estos recipientes tienen que cumplir con una serie de requisitos para que sean aptos a la hora de conservar la leche materna.

Recipientes de plástico

Deben ser de uso alimentario. Todo recipiente de plástico que sea apto para alimentos debe llevar el símbolo que indica “apto para uso alimentario”. Este símbolo es el de la copa y el tenedor que viene siempre en el propio recipiente. Indica que el plástico que se ha usado para la fabricación es seguro y está libre de Bisfenol A (BPA) y de otros tóxicos. Si un recipiente de plástico no contiene este símbolo, no se debe usar para este fin.

Tarros de cristal y vidrio

Los tarro de vidrio y cristal se pueden utilizar para uso alimentario. Son reutilizables y se pueden esterilizar. Se pueden almacenar fácilmente en el congelador rotulando siempre, en una etiqueta, la fecha de extracción.

Lo que sí hay que tener en cuenta es la tapa de estos tarros, ya que, en la gran mayoría, la tapa es metálica y con el tiempo puede oxidarse. Una tapa oxidada habría que desecharla.

Recipientes para guardar y conservar la leche materna.

Lo ideal es que cualquier recipiente apto que vayamos a usar sea de boca ancha, para facilitar la limpieza y evitar que queden restos de leche que puedan ser fuente de contaminación. No es necesario esterilizarlos cada vez que vayamos a usarlos. Lavándolos con agua y jabón es más que suficiente.

Los botes de orina no son una alternativa para guardar y conservar la leche

Todavía hay madres que piensan que pueden guardar leche materna en botes de orina, pero no es así. Sigue siendo un gran mito a día de hoy.

Por el tamaño y el precio que presentan estos botes, resultan agradables para pensar que pueden utilizarse para la leche materna, pero, si nos fijamos detenidamente, estos botes no contienen el símbolo que nos dice que es apto para uso alimentario, por lo que está totalmente contraindicado. Además de que el plástico que se utiliza para fabricar los botes de orina no es apto para alimentos, están esterilizados con productos tóxicos para el consumo.

En definitiva, esperamos que esta información te sea de gran ayuda para saber cuáles son las opciones disponibles que hay a la hora de elegir un recipiente adecuado para almacenar y conservar la leche materna.

Te podría interesar...
Conoce los diferentes usos de la leche materna
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Conoce los diferentes usos de la leche materna

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido, pero además cuenta con otros usos que te pueden interesar.