El mejor juguete de tu bebé: la voz de mamá y papá

María José · 14 febrero, 2017

Uno de los ‘juguetes’ más importantes para el desarrollo de las habilidades cognitivas del bebé no tiene precio: es la exposición regular a las voces de mamá y papá. Los bebés para desarrollarse adecuadamente necesitan estar en contacto con sus padres y que éstos, le estimulen a través de su voz, del tacto y de la calidez que todo su amor incondicional les proporciona.

El desarrollo del lenguaje

El desarrollo del lenguaje es uno de los hitos claves en el desarrollo de la primera infancia. Una parte importante del desarrollo social e intelectual de un niño depende de alcanzar este hito. Los niños que experimentan una falta de conocimiento de idiomas pueden ser retirados o incluso que les conduzcan al aislamiento. Además, no tener habilidades lingüísticas también aumenta las dificultades en el aprendizaje.

El nivel de lenguaje de los niños determina si el aprendizaje que tendrá en edad escolar será fácil o si será toda una batalla diaria. En realidad, la estimulación del lenguaje le ayuda a los niños a determinar lo inteligente que será en el futuro. Por este motivo resulta tan importante que exista una buena estimulación lingüística desde que el bebé empieza a interaccionar con sus padres de un modo u otro.

Existe una estrecha relación entre el lenguaje hablado y las dificultades específicas de aprendizaje, como por ejemplo, la dislexia. Aproximadamente el 60% de los niños que tienen dislexia empezaron a hablar tarde. Contrariamente a la creencia popular, el desarrollo del lenguaje no es un proceso natural o automático… Todo lo que una persona sabe o es capaz de hacer es aprendido y el lenguaje, no es una excepción.

Comenzar temprano

recommended-newborn

El cerebro del bebé quiere comenzar a desarrollar el lenguaje incluso antes de nacer, por eso el oído empieza a funcionar cuando el pequeño aún está en el vientre de su madre. Durante las últimas diez semanas del embarazo de la madre, el bebé comienza a aprender su lengua materna mientras espera cómodamente en el útero a que llegue el momento de salir al exterior.

En cuestión de horas después del nacimiento, los bebés son capaces de distinguir entre su lengua materna y las lenguas extranjeras. Esto envía un mensaje claro a todas las madres y padres: tu bebé escucha, aprende y recuerda durante la última etapa de embarazo, por lo que es crucial que le hables e interacciones con él aunque no le veas porque aún está en el vientre materno.

Esto está apoyado por diversos estudios, durante el sexto mes de embarazo, el bebé empieza a desarrollar el oído y a tener sensibilidad por primera vez, a la voz de su madre e incluso, a entender el ritmo particular de su lengua materna. Los bebés empiezan a distinguir cuál es el habla de su madre para comenzar a aprender y perfeccionar en el futuro, el habla.

Un estudio alemán registró el llanto de los bebés entre edades de tres y cinco días y se analizaron los sonidos. La mitad de los bebés venían de familias de habla francesa, y la otra mitad de las familias alemanas. Los científicos encontraron que existe una clara diferencia en la forma y el sonido entre los gritos y llantos de los bebés a partir de los diferentes grupos de procedencia.

newborn_baby_with_parents

Los padres y madres de todo el mundo deben, por lo tanto, comenzar a hablar con su bebé antes de nacer y seguir haciéndolo después del nacimiento, desarrollando así la arquitectura de su cerebro. Él va a necesitar esta arquitectura posterior para leer, aprender y pensar inteligentemente. Los padres, hermanos mayores, abuelos y cuidadores deben, desde el principio, ayudar a proporcionar una base sólida para el aprendizaje, ¡hablando!

Es necesario que los padres, familiares y cuidadores de los bebés sean conscientes que su voz y el habla es lo más importante para el desarrollo del pequeño. Aunque parezca que no entiende, su cerebro está trabajando sin descanso, creando millones de conexiones que le ayudarán a que en el futuro pueda tener un mejor desarrollo, no solo cognitivo, sino también lingüístico.

Son muchas las formas de interaccionar con el bebé. Habla con el bebé como si te entendiera, dile todo lo que vais a hacer, explícale cosas cotidianas. Léele cuentos, canta canciones, repite palabras con diferentes entonaciones para llamar su atención. Disfruta de estar con tu bebé y de poder hablar con él todo el tiempo, tu bebé te necesita para su aprendizaje y desarrollo.