¿Cómo mantener el orden con más de un hijo en casa?

Agetna 23 enero, 2017

Mantener el orden con más de un hijo en casa es imposible: así dirían algunas madres, sobre todo, las que pasan por esa situación. Porque si un solo hijo es capaz de poner la casa de patas arriba, dos, o más, pueden derribarla por completo. Pero la hazaña se logra, solo está que toda la familia coopere (a los adultos nos referimos), predique con su ejemplo y exija.

En Eres Mamá te explicamos cómo lograrlo. Pretendemos enfocar el tema hacia dos aristas que a cualquiera le toca de cerca: el orden con las pertenencias de los niños, y el orden con respecto a su comportamiento.

El orden con las pertenencias de los niños: Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar

Para mantener el orden dentro de casa hay que darle un puesto a cada pertenencia. Si los hermanos tienen habitaciones separadas, perfecto, cada uno será responsable de la suya. Tendrá que cuidar la limpieza o ayudar en su aseo, recoger sus ropas y zapatos del piso, colocar sus libros en el librero de forma ordenada.

Cada niño ayudará a doblar la ropa lavada y a ponerla dentro del armario, hará su cama al levantarse y mantendrá todo en su lugar. Pero si los hermanos comparten una misma habitación el escenario se complica. Aquí habrá que delimitar espacios y pertenencias: lo de uno es de uno y lo de otro es del otro; así mismo cada quien tendrá la responsabilidad de cuidar e higienizar.

Para llevar a cabo la regla de: un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar la familia deberá disponer armarios, repisas y gavetas dentro del o los cuartos de los niños con el objetivo de que ellos tengan espacio suficiente en donde guardar sus cosas. Nada de mezclarlas. Si una gaveta es para la ropa interior allí no tiene por qué haber material escolar. Un armario que sea para guardar la ropa no debe tener bolsos colgados ni zapatillas de futbol en su puerta, a no ser que así lo haya dispuesto mamá.

Ten presente que aunque las habitaciones sean suyas dentro de ellas deben imperar las reglas de casa.

El orden con respecto al comportamiento de los niños: Uno para todos y todos para uno

728px-deal-with-annoying-kids-step-9-version-2-500x375

Así como el lema de los tres mosqueteros, debes enseñarles a tus hijos que como hermanos tienen que ayudarse, quererse y llevarse bien. Los niños que pelean constantemente por sus juguetes, el turno para el baño, el puesto en la mesa y el cariño de sus padres, ni son felices, ni dejan que los adultos lo sean. Nadie puede vivir en paz teniendo a sus hijos en constante riña.

Mamá, aun cuando esto no sea lo que se persiga, debes saber que la desmedida competencia entre los hermanos, no pocas veces, tiene su génesis en la educación y el trato que les den sus padres.

Pongamos un ejemplo:

Si mamá alaba constantemente las cualidades de Pedro y no menciona las de Juan, lo pone como ejemplo ante su hermano y aplaude cada cosa que dice o hace, claro está que el hijo despojado de atención: Juan, se mostrará resentido y comenzará a ver a su hermano Pedro como su principal rival, ese que le roba el cariño de su madre y en el cual seguramente él querrá convertirse.

Si papá solo asiste a las actividades deportivas de Pedro y siempre debe trabajar cuando tocan las de Juan, solo habla con el primero sobre las roturas de su auto, lo enseña a manejar y alguna que otra vez le permite sacar el coche del garaje, claro que Juan mirará a su hermano con recelo.

En cualquier momento Pedro comenzará a comportarse como el hijo predilecto, se tomará las libertades que Juan no tiene y se las hará saber a su hermano. Ese será el detonante para las primeras peleas haciendo que el orden, en dicho hogar, sea imposible.

¿Cómo mantener el orden con más de un hijo en casa?

728px-make-a-playground-for-your-pet-bird-step-8-500x375

Mamá, para mantener el orden con más de un hijo en casa ten en cuenta los dos consejos que te dimos:

El primero: Delimitar los espacios y las pertenencias de cada uno y así mismo, dividir las responsabilidades y exigir que se cumplan. Incluso, los niños que compartan los mismos juguetes deben dividirse la tarea de recogerlos cuando terminen de jugar. Cada quien debe saber qué juguete le corresponde guardar y dónde hacerlo.

El segundo: Evita comparar o alabar las cualidades de uno de tus hijos frente al otro, o en lugares donde ellos te puedan escuchar. No hay que despertar la envidia de uno ni el resentimiento del otro. Si vas a premiar y aplaudir las virtudes y el comportamiento de uno, hazlo también con las del otro.

Imágenes cortesía de Wikihow

Te puede gustar