Ayuda a tu hijo a vencer su timidez - Eres Mamá

Ayuda a tu hijo a vencer su timidez

La timidez de un niño es uno de los problemas que a veces los padres no tomamos tan en cuenta.


Si el niño es tímido hacemos poco o nada por revertir esa situación. Se lo decimos a todo el mundo y lo disculpamos por ser como es.

Si nuestro hijo es tímido, creemos que con él hay que tener un trato especial y nada más.

Pues bien, desde ya te decimos que este es un comportamiento totalmente errado.

¡Claro que la timidez puede vencerse! A tiempo y con tu ayuda, tu hijo podrá librarse de ella.

Indicios para diagnosticar a un niño tímido

Tú como la mamá del pequeño que tienes en casa puedes advertir en su comportamiento si es un niño tímido.

Un niño tímido:

• Se esconde cuando llega un desconocido al hogar

• Se mantiene detrás de mamá o papá cuando estos conversan con otras personas

• Habla muy poco o cuando se le indica

• Casi no se relaciona con otros niños de su edad

• Tiene poca participación en clases

• Juega solo. Se aísla

• No se inserta en actividades y tareas grupales de la escuela y la sociedad

• Le intimidan lo desconocido y las nuevas experiencias. Es miedoso

¿A qué edad y por qué se presenta la timidez en la infancia?

Aunque no es una regla, la timidez en la infancia suele aparecer a partir del primer año de vida.

Sin embargo, a la timidez puede ponérsele un freno. No porque un menor sea tímido en sus primeros años tiene que ser así la vida entera.

No pocos estudios concluyen que la timidez puede tener raíces genéticas; es decir, un niño al nacer puede venir con cierta predisposición a ser tímido.

Pero la timidez en el gran porciento de los casos proviene del entorno familiar y social en el que él va a crecer.

Todo lo que sucede en el hogar y el medio en donde se desarrolla, así como la educación que se le dé, van a influir en su comportamiento y carácter.

Puntualicemos: La familia y la sociedad pueden ser los responsables de la timidez de un niño, pero a tiempo, también pueden “curar” este trastorno conductual.

Ayuda a tu hijo a vencer su timidez

Cuando un niño comienza a dar señales de su timidez los padres deben tomar todas las providencias para evitar que esto se convierta en un trastorno que le impida desarrollarse como ser social tanto en su niñez como en su adolescencia y vida adulta.

66722071_615eab4a24

Si adviertes que tu hijo es tímido:

Incentívale la confianza, autoestima y seguridad en sí mismo

• Vela en todo momento por su estabilidad emocional

• Dale cariño, acarícialo, bésalo, abrázalo…

• Comparte con él todo el tiempo que puedas

• Conversen sobre sus problemas, inquietudes y sueños

Haz que tu hijo crezca en un hogar tranquilo y armónico

• Evita la violencia, los gritos y las discusiones

• Tenlo en cuenta para la toma de decisiones dentro de la familia y todo lo que tenga que ver con él. Escucha sus opiniones

• No lo sobreprotejas

• Dale libertad para equivocarse y aprender de sus errores

Enséñale la importancia de hacer amigos y relacionarse con otros niños

• Evita el estrés. Sabemos que vives en una sociedad convulsa y a paso acelerado. Pero tu hijo no tiene la culpa de eso

No lo fuerces a ser extrovertido cuando no quiere serlo. Las presiones nada van a ayudarle

Prémialo. Alaba sus virtudes, sus méritos y los pocos momentos en los que se muestra desinhibido. Un niño tímido necesita del reconocimiento de sus padres

• Incítalo a ponerse metas y a no cesar en su empeño de alcanzarlas. De esta forma lo estimularás a ser independiente

• No “etiquetes” el comportamiento de tu hijo, menos cuando él pueda escucharte. El decirle a todo el mundo que él es tímido no lo ayudará en nada, todo lo contrario

• No le impidas jugar con los demás

girl-431089_640

Sé lo más natural y sociable que puedas. Recuerda que a tu hijo le gusta imitarte

• No desprecies las citas y los encuentros con otros niños y adultos en donde pueda estar tu hijo. Cualquier oportunidad es buena para darle la posibilidad de hacer relaciones

Dale tareas y responsabilidades domésticas. El comprar el pan de las mañanas, el sacar la basura, ayudar en la limpieza de casa, acompañarte al mercado y elegir los víveres…

No hagas por él lo que él puede hacer por sí solo

Estimúlalo a practicar ejercicios físicos. Las áreas deportivas son espacios ideales para hacer amigos

• Edúcalo con respecto a las normas de cortesía. El decir “buenas tardes”, “gracias”, “con su permiso”… va a ayudarle a romper el hielo en su relación con los desconocidos

Demuéstrale la importancia de ser auténtico y fiel consigo mismo. Respetar sus gustos y sus maneras de pensar. De esta forma, los demás también lo respetarán y aceptarán con sus virtudes y defectos

• Nunca lo compares con los demás

• Por último, enséñalo a que tome sus propias decisiones y no espere a que otros lo hagan por él.