Manchado en el primer trimestre, ¿es grave?

María Cantos · 18 junio, 2019
El manchado en el primer trimestre es uno de los signos habituales más frecuentes durante el embarazo.

El manchado en el primer trimestre de embarazo es uno de los signos más habituales y que más inquietudes genera en las mujeres. Los cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer durante la gestación son múltiples y afectan a diferentes sistemas desde el momento de la implantación del embrión.

Conocer cuáles son los signos y síntomas más frecuente reduce los miedos y las intranquilidades que se generan en el estadio de embarazo.

Primeros signos de embarazo

La mayoría de las mujeres conoce que la ausencia de la menstruación es el primer signo de un posible embarazo. Por ese motivo, cuando existe un ‘retraso’ se procede a realizar un test de embarazo en orina o sangre.

Dentro de los muchos signos que pueden aparecer durante las primeras semanas de embarazo, se encuentran:

  • Calambres tipo dolor menstrual. Estos síntomas aparecen debido a los cambios hormonales y de la morfología del útero. Es importante que sean suaves y tolerables.
  • Mamas sensibles o dolorosas. El embarazo supone un proceso inflamatorio que aumenta la percepción sensitiva.
  • Náuseas o vómitos. Parece que la principal causa de estos es el aumento de progesterona en el primer trimestre.
  • Cansancio. Todos los cambios que debe sufrir el cuerpo producen un agotamiento físico. Manchado en el primer trimestre, ¿es grave?

Se recomienda acudir a una consulta de matrona lo antes posible para poder conocer todos los signos y síntomas habituales en el primer trimestre de embarazo, así como saber identificar qué situaciones deben ser vigiladas o valoradas por un médico.

¿Por qué hay manchado en el primer trimestre?

Es importante identificar que el manchado en el primer trimestre, ya sea de color marronáceo o sanguinolento, no se considera un signo de alarma. Los cambios que sufre el sistema vascular y la coagulación durante las primeras semanas de embarazo, hacen que la probabilidad de presentar un pequeño manchado vaginal aumenten.

Esto no significa que ocurra en todos los embarazos y en todas las mujeres. El manchado en el primer trimestre es un signo que puede aparecer asociado a los cambios que sufre el útero. Pero no debe asociarse cómo un síntoma necesario durante un embarazo.

Tras la realización de una ecografía vaginal es muy frecuente que aparezca un pequeño manchado. Este puede ocurrir el mismo día de la exploración, siendo habitualmente un manchado de color rojizo. Aunque también es posible que el manchado aparezca pasados unos días, siendo más frecuente una aparición marronácea.

También es muy frecuente que pueda aparecer un pequeño manchado en el primer trimestre tras haber mantenido relaciones sexuales. No debe considerarse un signo de alarma y no es preciso dejar de practicar sexo si no lo ha indicado un ginecólogo.

¿Cuáles son los signos de alarma?

Existen ciertas situaciones por las cuales es preciso acudir a un servicio de urgencias para ser valorada por un facultativo:

  • Sangrado vaginal como regla. A diferencia del manchado, la cantidad es más abundante y es similar a una menstruación.
  • Dolor abdominal intenso. Un dolor abdominal intenso continuo debe ser valorado por el ginecólogo de urgencias.
  • Fiebre superior a 38 ºC. En las primeras semanas de embarazo, los procesos infecciosos deben ser valorados para encontrar el foco de los mismos.

Ante la aparición de estos síntomas, se recomienda acudir a un servicio de urgencias para ser valorado por un facultativo. Estos signos pueden estar relacionados con otras situaciones que no afectan al embarazo. Debido a ello, conviene una adecuada valoración antes de sacar conclusiones negativas.Manchado en el primer trimestre, ¿es grave?

Qué hacer si presento manchado en el primer trimestre

No es preciso mantener ninguna conducta específica. Al no existir signos de alarma, no se precisa valoración facultativa ni modificar conductas. Las recomendaciones asociadas con el reposo suelen estar relacionadas a la presencia de hematomas. Estos se pueden detectar mediante ecografías y suelen aparecer con un sangrado como regla.

Muchas embarazadas se sienten culpables cuando presentan algún tipo de manchado en el primer trimestre e intentan encontrar qué actividad practicada ha podido ser la causante.

Ante esta situación es importante advertir que no existe ninguna actividad física que aumente los riesgos de aparición de sangrado y, con ello, una posible afectación al embarazo. Solo las situaciones extremas como golpes violentos o someter al cuerpo a ejercicio intenso, nunca antes practicado, es lo que puede generar cambios en el organismo con posibles riesgos.

  • Deutchman, M., Tubay, A. T., & Turok, D. K. (2009, June 1). First trimester bleeding. American Family Physician, Vol. 79, pp. 985–992. American Academy of Family Physicians.
  • Norwitz, E. R., & Park, J. S. (2019). Overview of the etiology and evaluation of vaginal bleeding in pregnant women. UpToDate, 1–19. https://doi.org/10.1177/10883576060210010401