Mamá y chef: pizza fácil y casera

Gladys3 28 diciembre, 2016

Cocinar con tu hijo es una experiencia gratificante, aún más si es un plato que él disfruta en grande. Aquí te explicamos todo para hacer una rica pizza casera.

Quienes somos mamás tenemos la difícil tarea de cumplir ciertos roles para que nuestro pequeñín se sienta feliz. El de ser chef es uno de ellos. Sabemos que la formación de estos profesionales no es nada sencillo pero el amor de madre nos ayuda hacer grandes recetas.  

Ahora bien, si decidimos incorporar a nuestro hijo al mundo gastronómico para que nos acompañe en la cocina, esto traerá grandes beneficios. No solo se trata de diversión, también le permitirá al niño adquirir nuevas responsabilidades según su edad, sin olvidar que mejora sus hábitos alimenticios.

Las madres que deciden realizar este tipo de actividades fomentan la unión familiar, el trabajo en equipo, la motivación, iniciativa y creatividad en el pequeño. Para iniciar esta gran travesía, te sugerimos que inicies con platos sencillos y sabrosos.

¡Atrévete hacer cosas nuevas con tu hijo cocinando!

La pizza: una receta ideal para tu pequeño

pizza

A todo niño le puede encantar las pizzas, por ello, esta opción sería excelente para disfrutar de un rato agradable con tu hijo. Su preparación es sencilla y además permite combinar una variedad de ingredientes acorde al gusto de cada persona.

Es tal la receptividad de este plato que pueden realizarse en dos versiones: dulce o salada, todo depende del antojo de tu niño para complacerlo. Aunque esta comida es característica de la gastronomía italiana, no es un impedimento para crear nuevos sabores.

Durante los momentos de ocios puedes hacer esta receta, en las vacaciones o incluso durante un domingo. En el almuerzo o cena siempre será una gran alternativa para alimentarnos y además pasar un rato agradable. Ya no es necesario acudir a un restaurante para solicitar tu pizza favorita.

La clave está en la masa

Lo primero que debes hacer es asegurar el espacio. Para ello, es fundamental explicar a nuestro hijo cuáles serán las medidas de seguridad para que este consciente del peligro. Seguidamente podrías entregarle un delantal y un gorro de cocina para que se sienta en ambiente.

La masa es imprescindible para una rica pizza. Aunque no lo creas esta preparación es más fácil de lo que todos creen. Tan solo hay que estar atenta al cálculo aproximado de todos los elementos que están involucrados en esta fase.

Durante la elaboración se sugiere tener los implementos a la mano. Puedes permitir que el pequeñín mezcle cada uno de los ingredientes para que sea el protagonista de la receta. Recuerda que el agua, aceite de oliva, harina, azúcar y levadura son productos que no pueden faltar en tu despensa para esta fase.

La salsa: no puede faltar en tu elaboración

pizza-1013631_640

La salsa es el sabor indiscutible de una pizza. Quienes creen que su elaboración resulta compleja, deben saber que es sencilla y con pocos ingredientes. Aquí la clave se basa en el tiempo de cocción.

Para prepararla debes tener en tu despensa tomates pelados, albahaca, orégano, ajo, sal y aceite de oliva. Estos pocos productos son los protagonistas de esta salsa que enloquece a cualquiera. Primero doras el ajo con el aceite para que la sartén se impregne de este sabor.

Seguidamente, agregas los tomates pelados previamente licuados y añades sal, orégano y las hojas de albahaca. Debes cocinar esta mezcla a fuego lento por unos 45 minutos. En ocasiones se añaden pedazos de zanahoria para que absorban la acidez del tomate.

La salsa roja será la protagonista de la deliciosa explosión de  sabores

¡Ingredientes a tu gusto!

Esta es la parte que más nos gusta. Se trata de colocar los sabores que más gusten. Los pequeños adoran este paso pues los hace sentir como grandes chef mientras ponen todo aquello que les encanta.

Puedes incluso dejar que los niños seleccionen la combinación. El queso, el salami, el jamón, el maíz, la tocineta, las aceitunas, los hongos entre otros productos, son ideales para agregar a tu pizza. Recuerda que mientras más opciones tengas mejor.

En ocasiones estos pueden estar reacios a ciertos sabores sin embargo, en la medida que vayan experimentando ampliarán su paladar. Lo importante es que esta preparación sea realizada en conjunto con los niños para que luego puedan degustarlo con alegría.

En la variedad está el buen gusto. Agrega todo lo que les plazca y diviértanse en el proceso

Un espacio para el postre

Una idea que genera emoción en los pequeñines de la casa es el tan esperado postre. En esta ocasión puedes usar la mezcla que sobró de la pizza y colocar un poco de chocolate como base así como fresas o melocotones.

Recuerda que esta es una forma de alimentar a tu pequeño acompañado de buena diversión. Así que revisa el calendario y elige la fecha para hacer pizza casera en casa.

Te puede gustar