Productos que alimentan el cerebro de tu hijo

Todas las madres nos preocupamos por la alimentación de nuestros pequeños. Para nosotras es primordial que nuestros niños estén bien alimentados. Es necesario que lleven una dieta sana y equilibrada para ayudarlos en su crecimiento. Por eso hoy te presentamos una serie de productos geniales para el cerebro de tu hijo.

Son muchos los productos que pueden favorecer el desarrollo tanto físico como mental de los pequeños de la casa. Ellos están en pleno desarrollo de su cerebro. Y no solo los estímulos que le ofrecemos lo ayudan en este avance, la alimentación también juega un papel decisivo.

Sí, estáis leyendo bien, es necesaria una buena alimentación para que el cerebro se desarrolle. De la calidad de la dieta dependerá, en buena medida, el desarrollo de su inteligencia.

A continuación vamos a ver qué productos son los que alimentan el cerebro de tu hijo. Y esos alimentos son muy importantes para que los introduzcamos en su dieta, si no lo hemos hecho ya.

Productos que alimentan el cerebro de tu hijo

  • Pescado azul

Este pescado tiene alto contenido en ácidos grasos omega3, que favorece las conexiones neuronales del cerebro. Estos ácidos son necesarios para el desarrollo de la memoria y la vista. Contribuyen al correcto funcionamiento del cerebro.

  • Remolacha

child-1566470_960_720

Contiene monofosfato de uridina, que favorece la sinapsis de las neuronas y aumenta las capacidades cognitivas. Estas sinapsis neuronales son importantes. El pensamiento, emociones, y el razonamiento, entre otras, dependen de la velocidad con que se lleven a cabo esas conexiones entre neuronas. Cuanto mejor sean, mejores serán nuestras aptitudes.

  • Huevo

Rico en colina, que se encuentra en la yema. Esta sustancia también favorece las sinapsis, por lo tanto son muy buenos para el desarrollo cerebral.

  • Zanahorias y manzanas rojas

Son rojas debido al betacaroteno. Estos elementos son importantes en la nutrición ya que son iniciadores de la vitamina A. Esta vitamina es buena para la función visual y también para la memoria.

El betacaroteno también está presente en espinacas, brócoli, tomates y mangos. Cualquiera de estos productos es una buena elección. Es recomendable consumirlos crudos.

  • Carnes, pescados, leche y derivados lácteos

Estos productos son ricos en distintos aminoácidos esenciales que necesita nuestro organismo y que el por sí mismo no puede fabricar. Por eso es importante dar a nuestros hijos de todos los tipos de proteínas para que no le falte ninguna clase de aminoácido.

El triptófano es muy importante para el desarrollo del cerebro, gracias a esto se fabrica la serotonina que hace que las neuronas se puedan comunicar entre sí.

La leche, huevo, carne y pescado contienen triptófano.

  • Pan, pasta, arroz y cereales

Este grupo de alimentos forma parte de los hidratos de carbono. Estos proporcionan la glucosa al cerebro, por tanto son la fuente de energía. Es importante darles a nuestros hijos hidratos de carbono en todas las comidas del día, sobre todo en el desayuno.

  • Legumbres, frutos secos (lentejas, garbanzos, alubias, almendras, nueces, etc.) y verduras de hoja verde

Estos alimentos son ricos en hierro. El hierro es muy importante para el transporte de oxigeno a las células. Por tanto, si tenemos carencias de hierro, se produce una disminución del oxigeno a la sangre y por tanto al cerebro.

  • Bayas

6078200903_80c8ace7ff_b

Como las fresas, arándanos, moras, etc. Son ricas en antioxidantes que previenen al cerebro de los daños provocados por las toxinas.

  • Cereales integrales, avena, arroz integral y salvado de trigo

Estos productos son muy recomendables puesto que mejoran la circulación y la memoria en los niños.

  • Fruta

Proporciona azúcares buenos que son el principal alimento del cerebro. Principalmente el plátano es rico en potasio, que mejora las transmisiones nerviosas.

  • Cacao

Contiene un estimulante natural que ayuda a mejorar y mantener la concentración, aunque no es conveniente tomarlo en exceso. Se produciría una sobreactivación y dificultaría la concentración. Hay que tomarlo en su justa medida.

Ahora, ya sabes algunos de los productos que alimentan el cerebro de tu hijo. A partir de ya puedes introducirlos en su alimentación.

Recuerda lo importante que es llevar una dieta equilibrada en la que se encuentren presentes estos alimentos.

Es primordial inculcar a nuestros hijos la necesidad de una buena alimentación, vida sana y ejercicio desde pequeños. En un futuro nos lo agradecerán.

Categories: Salud Etiquetas:
Te puede gustar