Madres panda, una nueva forma de crianza

La idea de la maternidad panda tiene que ver con alentar la autonomía, con base en la confianza sobre las capacidades naturales de los niños. Conoce más en este artículo.
Madres panda, una nueva forma de crianza
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 31 julio, 2022

Decimos que ejercer como madres no trae un manual incluido acerca de cómo hacerlo. Sin embargo, quizás nos equivoquemos y se trate de lo contrario: que traiga demasiados manuales, muchas propuestas y múltiples recomendaciones acerca de cuál es el mejor método de crianza.

Evitar el autoritarismo, pero saber poner límites; ser democráticos, pero sin convertir al niño en un “pequeño tirano”. La crianza se transita entre sutilezas. Así, en función de las diferentes ideas sobre lo que es mejor, surgen los diferentes estilos parentales. De la mano de Ester Wojcicki descubrimos hoy a las “madres pandas”, para que tú también conozcas de qué se trata

Madres pandas, ¿de qué se trata?

Esther Wojcicki, autora del libro How to Rise Successful People y profesora en Silicon Valley, usa su propia experiencia para desarrollar su propuesta de maternidad panda. Apunta a confiar en los niños como si fueran pequeños adultos, permitirles que sean quienes lleven su propia brújula y que se orienten hacia sus deseos y proyectos. Esto les da más cercanía con la vida real, además de confianza en sí mismos.

Las osas pandas protegen a sus crías hasta que consideran que están listas para valerse y cuidarse por sí mismas. Al emplear la analogía del universo animal, surge la idea de madres panda como una forma de crianza que toma como punto de partida la confianza en el niño y en sus propias capacidades.

Se trata de crear un mix entre el amor incondicional y la puesta de límites. Los niños tienen derecho a explorar, a ponerse a prueba y a desafiarse. Sin embargo, hay ciertas normas que deben respetar y cumplir por su seguridad, por su bienestar y el de los demás. De esta manera, no solo se trabaja sobre las habilidades cognitivas o vinculadas a lo racional, sino que también se le da lugar al contacto con las emociones y se promueve su gestión.

Si bien todas las madres buscan potenciar las capacidades de sus hijos y prepararlos para la vida, en este caso, la diferencia radica en el método.

Ester Wojcicki es una periodista estadounidense y profesora de Silicon Valley. Es la creadora del concepto de madre panda, el cual ha puesto en práctica para la crianza de sus hijas.

Sobre la maternidad panda

Wojcicki emplea el acrónimo TRICK para ejemplificar en dónde está puesto el foco en la crianza de la mamá panda. El mismo procede de las siguientes palabras:

  • Confianza (Trust).
  • Respeto (Respect).
  • Independencia (Independence).
  • Colaboración (Collaboration).
  • Amabilidad (Kindness).

Con estos elementos, como en un baile acompasado, los adultos acompañan y guían a los niños. Además, les demuestran su confianza en ellos, a la vez que apoyan sus ideas y sus decisiones. Por supuesto, no se trata de un camino lineal y sencillo, sino que tiene sus propios desafíos y también hay mucho trabajo personal implicado.



Qué tener en cuenta sobre las madres pandas

Si bien suele mencionarse el caso testigo de Wojcicki, cuyas hijas son consideradas exitosas, es muy importante no perdernos en esos detalles. Es decir, ser el CEO de una empresa no debe ser el objetivo final en la vida. Ello implicaría desconocer que las circunstancias y el contexto también son variables y que no todas las personas partimos desde el mismo lugar ni tenemos las mismas condiciones. La idea de las madres panda no tiene que funcionar como un nuevo mandato a cumplir, sino como una caja de herramientas que se les proporciona a los hijos para la supervivencia.

Sin embargo, lo que resulta interesante de este concepto es la posibilidad de apostar por el rol protagónico y proactivo de los niños. Es, en cierto modo, se trata de una forma de correrlos de su infantilización, sin desconocer que hay momentos en los que necesitan más apoyo.



Claves y beneficios de la crianza positiva.
La vida nos enfrenta a las dificultades y a los obstáculos día a día. Por eso, lo mejor es enseñarle a los pequeños la forma de afrontar los problemas por sus propios medios y darles todas las herramientas necesarias.

Volver a mirarnos para ejercer la maternidad

El método Woj también trabaja sobre la propia confianza de los adultos. Es un llamado a mirar el propio instinto, a conectarnos y a escucharnos a nosotros mismos como progenitores, en lugar de replicar al pie de la letra aquello que otros nos cuentan. A su vez, debemos aceptar que vamos a cometer errores y que intentaremos mejorar nuestras propias versiones sobre la marcha.

Además de las características y de las experiencias personales, la maternidad es una construcción. Hay cosas que solo se aprenden con las experiencias, a medida que se presentan los desafíos. Por supuesto que no es lo mismo prepararse que improvisar. En el primer caso, se trata de buscar herramientas y recursos para informarse, entender cómo actuar e incluso, reflexionar sobre la propia crianza y sobre las experiencias pasadas. Es decir, decidir aquello que queremos repetir y cuáles son los mandatos de los que queremos deshacernos. En otras palabras, encontrar una dosis justa entre lo que queremos y aquello que nos sugieren.

Por otro lado, si hay otro progenitor presente, se trata de acordar los métodos de crianza para evitar trasmitir mensajes erróneos o ambiguos a las infancias.

Te podría interesar...
¿Qué es la hiperpaternidad?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Qué es la hiperpaternidad?

La hiperpaternidad es la tendencia de criar a los hijos con sobreprotección. Ya sea andar encima de ellos para prevenir los problemas y decirles có...



  • Capano Bosch, A., González Tornaría, M. D. L., & Massonnier, N. (2016). Estilos relacionales parentales: estudio con adolescentes y sus padres. Revista de Psicología (PUCP)34(2), 413-444.
  • Jorge, E., & González, M. C. (2017). Estilos de crianza parental: una revisión teórica. Informes psicológicos17(2), 39-66.