Cada madre crea un manual para criar a su hijo

Cada niño representa un desafío único al que cada madre debe enfrentarse. Y no sabemos si enfrentarse sea la palabra adecuada, pues la crianza no se trata bajo ninguna circunstancia de una amenaza, se trata más bien de un acto de amor y humildad infinita.

Aunque todos los niños, y en general todos los seres humanos, pasamos por las mismas etapas a lo largo de nuestras vidas no todos las resolvemos o lidiamos con ellas de la misma manera, tampoco las percibimos ni las vivimos igual que los demás y eso nos pasa porque todos somos seres únicos.

Justo por eso es profundamente contradictorio esperar encontrar una fórmula mágica que nos dé todas las respuestas ante los desafíos que supone criar a un niño de esta época. Sí, porque los niños de ahora resultan ser tan especialmente despiertos y dulces que a veces nos dejan desarmados.

De hecho, la mayoría de las psicólogas que escriben sobre crianza subrayan que la experiencia de cada madre demuestra que cada situación y cada hijo deben ser encarados como un desafío único; y resolver de manera respetuosa y consciente cada una de estas situaciones depende de muchos factores entre los que figuran los recursos emocionales y expectativas que tú como madre y cuidadora tengas, así como del ciclo evolutivo y las características particulares que tu hijo tenga, además de las circunstancias que rodean cada momento.

bebe dormido brazos mama

Confiar en tu instinto vale más que cualquier manual

Y aunque como ya sabemos nadie nos entrega un manual para criar a nuestro hijo, sí hay ciertas pautas que podemos seguir y que tú irás adaptando de acuerdo a la situación y a la personalidad de tu bebé.

Trata de confiar en tu instinto de madre, pues nadie mejor que tú sabe cómo atender a tu hijo, nadie lo conoce mejor que tú y tampoco existe otra persona más adecuada o mejor dotada para consolarlo. No obstante, nunca está de más tener guía o luces que te ayuden a criar a tu bebé y qué mejor que consultar a psicólogos y escritores sobre crianza:

Louma Sader Bujana, quien además de ser mamá es autora del libro Reflexiones sobre Crianza Respetuosa, nos da ciertas luces para enfrentar de manera consciente y amorosa este desafío que representa criar a un niño. La venezolana nos aconseja que nos armemos de paciencia para poder abordar cada situación de manera respetuosa.

“Si yo conozco el estado evolutivo en el que se encuentra mi hijo, si sé aquello de lo que es capaz ahora, aquello que necesita y lo que aún no puede dar o hacer, puedo ajustar mis expectativas y mi estado interior con el de mi hijo. Mientras más en sintonía estemos con nuestros hijos, más fluida será la crianza. A mi parecer es necesario ser pacientes, empáticos y tener expectativas realistas para ello”, dice la también odontóloga en una entrevista.

El psicólogo David Cortejoso, creador de Psicoglobalia.com,  aconseja que debemos respetar enumera la personalidad de nuestros hijos, lo cual considera como una pauta fundamental de crianza:

“Cada niño es único y diferente. No tenemos por qué educarle para que haga lo mismo que el resto de los niños. Cada uno elige su camino, sus objetivos y propósitos, por lo que no todos los niños deben ser iguales”, dice Cortejoso en un artículo.

mamá felizEscribe tu propio manual

Por su parte, la psicóloga Rosa Jove, quien es autora del libro titulado La crianza feliz establece la siguiente premisa: “Solamente el bebé que se sienta satisfecho y atendido eliminará el miedo y el estrés de su vida. Será feliz”. La especialista, quien también es madre subraya la importancia de establecer hábitos y rutinas para criar a tu hijo.

Trata de establecer las reglas y las rutinas de tu casa junto a tu pareja, esto te ayudará a que sean democráticas y además sean reales y no metas a alcanzar que hasta ahora ni siquiera ustedes cumplan cabalmente, eso te ayudará a enseñar con el ejemplo y a no contradecirte, lo cual es un error muy frecuente de crianza: Dar órdenes contradictorias.

Y una cosa más, nunca subestimes a tu hijo. Es bueno saber que a partir de los seis meses los niños entienden muchas cosas; y aunque aún no se expresan empiezan a diferenciar entre “esto sí se puede y esto no”. Por eso es muy importante que las normas de la casa estén sean comunicadas claramente desde temprano, cuanto antes mejor.

Así, de a poco, conseguirás tener hijos educados, responsables y con autonomía que es más o menos el sueño de todos los padres.

Y aunque hay ciertas pautas que nos pueden guiar, créelo: No hay una manera correcta de criar a los niños y si la hubiera recuerda que las fórmulas y recetas estandarizadas no funcionan, porque cada familia constituye una identidad particular con sus propias costumbres de lo cual se desprende un conjunto de valores y reglas de convivencia.

De manera que lo que podría funcionar a mis vecinos, probablemente no funcione en mi familia. Escribe tú tu propio manual, uno que te funcione a ti y a tus hijos. Hazlo con bases llenas de amor, paciencia y respeto, seguro que funcionará.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar