Los probióticos: aliados en la salud intestinal durante y después de un tratamiento con antibióticos

Conoce cómo estos microorganismos amigables pueden desempeñar un papel crucial en la restauración y el mantenimiento de la salud intestinal de la familia.
Los probióticos: aliados en la salud intestinal durante y después de un tratamiento con antibióticos
María José Martínez

Revisado y aprobado por la pediatra María José Martínez.

Escrito por Laura Zamora

Última actualización: 07 septiembre, 2023

Un sistema digestivo saludable es esencial para una vida plena y energética, tanto en niños como en adultos. Sin embargo, hay ocasiones en las que nuestra flora intestinal puede verse afectada, en especial durante y después de un tratamiento con antibióticos.

Aunque los medicamentos son poderosas herramientas para combatir las infecciones bacterianas y recuperar la salud, también pueden alterar la armonía de nuestra microbiota intestinal, dando paso a incómodas reacciones como la diarrea por antibióticos.

Por fortuna, los probióticos pueden ser compañeros esenciales para salvaguardar la salud de toda la familia. Sigue leyendo y descubre cómo los probióticos pueden ser grandes aliados durante esos delicados momentos.



Los efectos de los antibióticos en la salud intestinal

A pesar de su capacidad para combatir infecciones, los antibióticos no discriminan entre bacterias perjudiciales y benéficas en nuestro organismo. Es por lo que cuando se administran para erradicar una infección en tu hijo, su acción puede extenderse más allá del objetivo inicial y afectar también a su salud intestinal. Algo que conlleva los siguientes efectos.

  • Desequilibrio de la microbiota: los antibióticos pueden alterar la comunidad bacteriana beneficiosa de la flora intestinal, al eliminar ciertas especies y permitir que otras proliferen. Este desequilibrio puede resultar en una disminución de la diversidad bacteriana y afectar la funcionalidad general del sistema digestivo.
  • Aumento de bacterias perjudiciales: con el equilibrio alterado, las bacterias patógenas pueden encontrar un terreno más favorable para crecer. Esto aumenta el riesgo de infecciones secundarias y contribuye a problemas digestivos como la diarrea asociada a antibióticos (DAA).
  • Alteraciones en la función inmunológica: la alteración de la flora intestinal debido a los medicamentos puede impactar de forma negativa la capacidad para responder a las amenazas inmunológicas de manera oportuna.

¿Qué son los probióticos y cómo cuidan de la salud intestinal?

En el mercado se pueden encontrar productos como cápsulas o bebidas con probióticos de consumo seguro.

Los probióticos son microorganismos vivos, en su mayoría bacterias beneficiosas y algunas levaduras. Cuando se consumen en cantidades adecuadas, pueden ofrecer beneficios para la salud, en particular para el sistema digestivo. No obstante, la mayoría de papás desconocen lo mucho que podrían ayudarles para cuidar del bienestar de toda la familia.

Acorde con una investigación publicada en la revista Applied Food Research, los probióticos pueden introducir bacterias benéficas en el sistema que ayudan a equilibrar la flora intestinal. Estos microorganismos pueden competir con las bacterias dañinas y reducir su proliferación, lo que disminuye el riesgo de problemas digestivos como la diarrea por antibióticos.

Es de resaltar que la presencia de bacterias saludables en el intestino está relacionada con una digestión eficiente. Por ende, los probióticos pueden mejorar la función digestiva al facilitar la absorción de nutrientes y regular el tránsito intestinal. Además, al mantener un equilibrio en la microbiota, contribuyen a la prevención de molestias estomacales.

5 beneficios de los probióticos durante y después de un tratamiento con antibióticos

Si algún miembro de la familia está pasando por un tratamiento para eliminar infecciones, los probióticos pueden ser un valioso recurso para salvaguardar la salud intestinal y minimizar los efectos secundarios indeseados. Estas son algunas de las ventajas de consumir este tipo de microorganismos bajo supervisión médica.

1. Previene la diarrea por antibióticos

Antes de comenzar a consumir probióticos, asegúrate de consultar con tu médico de confianza.

Un estudio publicado en Journal of Medical Microbiology, informó que una de las grandes ventajas de los probióticos es que funcionan para prevenir y tratar la diarrea asociada a antibióticos. A su vez, tanto adultos como niños pueden beneficiarse de sus propiedades y los efectos adversos de su consumo suelen ser raros.

Los probióticos pueden competir con las bacterias dañinas y reducir el riesgo de sufrir diarrea aguda. Ciertas cepas probióticas, como Lactobacillus rhamnosus y Saccharomyces boulardii, han demostrado ser efectivas en la prevención y el tratamiento de esta afección.



2. Ayuda a restaurar el equilibrio de la microbiota

Como mencionamos con anterioridad, los antibióticos pueden alterar la flora intestinal, lo que disminuye la diversidad de bacterias benéficas. Los probióticos, por su parte, permiten restablecer este equilibrio al introducir bacterias saludables en el intestino.

Esto no solo puede mejorar la función digestiva, sino también permite reducir la proliferación de bacterias dañinas y sus posibles consecuencias.

3. Apoya a la función inmunitaria

Los probióticos pueden influir en la respuesta inmunológica del organismo. Durante y después de un tratamiento con antibióticos, mantener una microbiota equilibrada es esencial para un sistema inmunológico eficiente, más resistente y capaz de defenderse de infecciones.

4. Reduce la inflamación intestinal

La alteración de la microbiota debido a los antibióticos puede provocar inflamación en el intestino. Los probióticos, al reducir la proliferación de bacterias patógenas y promover un equilibrio saludable, pueden ayudar a disminuir la inflamación intestinal. Algo que puede ser beneficioso para personas propensas a afecciones como el síndrome del intestino irritable.

5. Mejora la absorción de nutrientes

Una microbiota saludable juega un papel fundamental en la absorción de nutrientes en el intestino. Los probióticos pueden mejorar la función digestiva y ayudar a que el cuerpo reciba los elementos necesarios para una recuperación óptima.

Cuida de la salud intestinal de tu familia con los probióticos

Tener un sistema digestivo sano no es solo una cuestión de comodidad, sino un pilar fundamental para el bienestar general. Así que recuerda que durante y después de un tratamiento con antibióticos, los probióticos pueden ser auténticos héroes para restaurar el equilibrio en la microbiota de tus hijos, fortalecer su sistema inmunológico y prevenir la diarrea.

Te podría interesar...
6 señales de que tu hijo necesita probióticos
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
6 señales de que tu hijo necesita probióticos

Descubre las señales que indican la necesidad de probióticos en tu hijo y cómo estos pueden mejorar su salud y bienestar de forma natural.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.