Qué son los padres helicóptero

Okairy · 28 abril, 2016

¿Habías escuchado el término “padres helicóptero”? ¿Tienes idea de lo que son? ¿Eres uno de ellos? Probablemente alguna vez habrás escuchado sobre ellos pero no tienes muy claro lo que son. Aquí te damos una definición y te ayudaremos a descubrir si eres uno.

Significado de “padres helicóptero”

El término “padre helicóptero” nació en 1969 cuando el Dr. Haim Ginott escribió el libro “Padres y Adolescentes”. Durante diversas entrevistas que realizó para recabar su información se dio cuenta de que muchos adolescentes decían sentir que sus padres estaban sobre ellos como helicópteros.

Ginott tomó ese término y lo usó en su libro. Después, en 2011 se adoptó este término como oficial y algunos diccionarios empezaron a incluirlo.

Los padres helicóptero son padres que se enfocan en exceso en sus hijos. Suelen tomar demasiada responsabilidad en las experiencias, éxitos y fracasos de sus hijos. Se caracterizan porque quieren estar en todo y llegan a los excesos como sobreprotección, exceso de control y exceso de búsqueda de la perfección.

¿Quién es un padre helicóptero?

Un padre helicóptero puede ser cualquiera. Sin embargo, se ha visto que los padres de adolescentes tienen mayor probabilidad de ser padres helicóptero. Se caracterizan porque toman responsabilidad de tareas que les corresponden a tus hijos como:Quién es un padre helicóptero

  • Organizar tareas
  • Preguntar dudas sobre la clase a los profesores
  • Controlar excesivamente los hábitos de ejercicio
  • Elegir amigos
  • Dar ayuda desproporcionada a sus hijos
  • Realizar las tareas o las de mayor complejidad

Como dijimos, en cualquier edad puede surgir el comportamiento de padre helicóptero pero se cree que en la adolescencia hay mayor riesgo.

Las razones del padre helicóptero

Los padres helicóptero tienen diversas razones para su comportamiento ya que cada uno es distinto. Los motivos más comunes son:

1.Temor a consecuencias negativas

La idea de que sus hijos no encajen en el grupo, tengan malas calificaciones o no logren un determinado tipo de empleo puede parecer demasiado grave para este tipo de padres. En su intento de evitar cualquier contratiempo se enfocarán en prevenir el sufrimiento de sus hijos.

La ironía es justo aquello que buscan prevenir pero que que provoca en sus hijos:

  • Infelicidad
  • Estrés
  • Rechazo
  • Trabajo excesivo
  • Resultados inciertos

2.Ansiedad

Algunos padres helicóptero sienten demasiada preocupación por factores económicos, laborales y sociales. Esto los lleva a desear que sus hijos logren un buen estatus y los presionan como forma de protección.

El principal riesgo de esta clase de presión es que sus hijos pueden sentirse obligados a crear relaciones falsas. Además, podrían aprender que los factores económicos son los más importantes y olvidarse de ver el valor de las personas más allá de sus posesiones económicas.

3.Autocompasión

Los adultos que sienten o que han sentido rechazo, falta de amor o que han sido ignorados durante su infancia tienen mucho riesgo de ser padres helicóptero. Ellos buscan prevenir todo aquello que les resultó tan negativo.

Procurarán solventar todas sus carencias afectivas en sus pequeños pero en el proceso corren el riesgo de crear problemas opuestos. Es importante que esta clase de padres tomen terapia para aprender a separar sus experiencias de las de sus hijos.

4.Presión por parte de otros padres

Hay que reconocer que la convivencia con otros padres puede generar ciertas presiones y competencias. Está bien tratar de ser mejor padre pero no presionar en exceso a tu hijo para que sea mejor que los demás.

Es fácil que los padres competitivos pierdan la noción de la presión que ejercen. Cada vez pasarán nuevos límites hasta que sus hijos no puedan más. El riesgo es que pueden desarrollar un alto sentido de la culpa en sus pequeños.

Las consecuencias de la paternidad helicóptero

Las consecuencias de la paternidad helicóptero

Los padres helicóptero comienzan con la mejor de las intenciones. El problema es que los límites son fáciles de sobrepasar. Muchos padres terminan ocasionando problemas severos en las emociones de sus hijos y en la relación con ellos.

Es importante que en todo momento te des tiempo de hablar con tu hijo para descubrir si estás excediendo sus límites y cómo se siente. Tal vez tu pequeño diga que está bien pero comienza a verse afectada su autoestima y seguridad en sí mismo. Debes aprender a evaluar y ver las señales para evitar daños severos futuros.