11 Tips para ayudar a tus hijos con su tarea

Marisol 13 enero, 2016

Los niños disfrutan más y tienen más éxito en sus vidas escolares cuando los padres están al tanto de sus deberes y dedican tiempo a acompañarlos mientras los hacen. Ayudar a tus hijos con su tarea también es una oportunidad para compartir y comunicarse efectivamente.

Lo que debes tener en cuenta, es que a medida que crecen debes darles más independencia y permitir que  hagan las cosas por sí mismos pero con tu supervisión y disposición para resolver dudas.

¿Cómo puedes ayudar a tus hijos con su tarea?

1. Involúcrate desde el inicio del proceso. Conoce a los profesores, el modelo educativo del colegio y no dejes de asistir a los eventos y reuniones. Saber quiénes son las personas que están educando a tus hijos es fundamental para mantenerte al tanto de sus logros y las posibles dificultades con las que puedes apoyarlos en casa.

2. Establece un espacio dedicado solamente a hacer las tareas. Ya sea un estudio o un lugar en la sala de estar, es necesario que tus hijos sepan que al sentarse en ese espacio, deben estar concentrados a sus tareas. Proporciónales todos los implementos necesarios para que no tengan que desplazarse a otros sitios de la casa e interrumpir sus periodos de atención

3. Fija horarios de estudio que sean constantes. Dentro de la rutina diaria de tus hijos, contempla un horario en el que solamente se dediquen a hacer los deberes de la escuela. La consistencia en los hábitos va creando la conciencia de disciplina, pronto se acostumbrarán a hacerlo, incluso si tú no estuvieras presente.

4. Ayúdales a hacer un plan. A medida que tus hijos avanzan en sus grados escolares, es normal que la carga de trabajo vaya aumentando. Enséñales cómo hacer un plan de trabajo ordenado para que tiempo sea suficiente para todo; dentro del plan asigna un período de tiempo para descansar. Lo ideal es que tengan pequeños recesos de 15 minutos por cada hora de estudio.

niña-tacha-imposible

5. Manténlos aislados de los distractores. En el área de estudio, los niños deben estar alejados de elementos como la televisión, los teléfonos móviles o la música que pueda alterarlos. Con todo este ruido de por medio será más difícil ayudar a tus hijos con su tarea y puede costarles más recordar lo que hicieron.

6. Apóyalos pero no hagas el trabajo por ellos. Si no permites que hagan sus propios deberes y que piensen en las soluciones, el aprendizaje será muy superficial. Como padre puedes darle sugerencias y pistas pero deja que sean ellos los que hagan el trabajo, puede tardar un poco más pero es mucho más conveniente para el proceso formativo de tus hijos.

7. Supervisa y motiva. Especialmente durante las primeras etapas escolares de tus hijos, es necesario que les preguntes si tienen tareas pendientes por realizar. Revisa las asignaciones que ya hicieron, verifica que hayan comprendido y dales siempre palabras que los estimulen por haber hecho un buen trabajo.

8. Dales buen ejemplo. Otra de las acciones que puedes tomar para ayudar a tus hijos con su tarea, es mostrarles que tú también te empeñas por aprender. Haz tu trabajo de una forma organizada, cultiva el hábito de la lectura y muéstrales que lo adecuado es estudiar con dedicación. El ejemplo es el mejor maestro para este tipo de conductas.

9. Reconoce todos los logros que obtienen. Ten un lugar en un espacio visible de tu casa para poner los trabajos de tus hijos. Si ha obtenido una buena calificación o un desempeño destacado en alguna tarea, ponlo a la vista de los demás miembros de tu familia, esto hará que se sientan reconocidos y animados para seguir trabajando duro.

20670092028_7ce1bb19dc_z

10. Comunícate con el maestro para saber si hay dificultades que requieran de atención especial. Si los niños presentan dificultades, tanto en la casa como en la escuela al momento de desarrollar sus actividades, consulta con el maestro para analizar la posible necesidad de buscar acompañamiento profesional. Si hay alguna anomalía en el proceso de aprendizaje, debe ser tratada oportunamente.

11. Ten un equipo de apoyo. Muchos niños trabajan mejor cuando lo hacen en equipo. Ocasionalmente puedes invitar a alguno de sus compañeros a casa para que hagan sus trabajos juntos. Conserva en tu agenda telefónica el número de los padres de los compañeros de clase con los que tu hijo tiene una mejor relación.

Te puede gustar