Los 10 mejores chistes para niños

Inés Gómez 17 octubre, 2017

Los más pequeños son una fuente inagotable de risas y diversión. Su alegría y su emoción consiguen hacernos los días más amenos, arrancándonos sonrisas hasta en los peores momentos. Su capacidad sanadora es maravillosa, por eso es importante mantener su ánimo alto con ayuda de los mejores chistes para niños.

Reírse de uno mismo es siempre algo bueno. Reírse de los demás, por el contrario, puede hacer bastante daño. Muchos menores sienten la necesidad de hacer bromas pesadas sobre amigos y compañeros. No se dan cuenta de que lo que es gracioso para ellos puede ser humillante para los demás. Tampoco hay que ser demasiado duros con ellos, puesto que algunos lo hacen sin querer, buscando la aprobación general.

Para acabar con este comportamiento tóxico es necesario que tu hijo tenga otra clase de recursos. Formas positivas de sentirse parte del grupo, que no incluyan herir los sentimientos de otros. Enséñale que es mucho más divertido reírse con otra persona que de reírse de ella. Por este motivo hemos seleccionado una serie de los mejores chistes para niños, con los que serán el alma de la fiesta por, al menos, unos minutos.

Los mejores chistes para niños son aquellos que no incluyen reírse de otras personas.

Los mejores chistes para niños

1. Las gafas

Un niño entra en una óptica y le dice al vendedor:

-Buenas tardes Señor, necesito unas gafas-

-¿Para el sol?– pregunta el vendedor

-No, ¡para mí!-

2. Los mosquitos

Una madre mosquito les dice a sus hijos:

-Tened mucho cuidado con los humanos, quieren haceros daño.

-Eso no es cierto, Mami- responde uno de ellos.

-¿Cómo que no?

-Ayer hubo uno que se pasó toda la tarde aplaudiéndome.

3. Pablito, el listo de la clase

-Pablito -dice la maestra- ¿Qué tiempo es “llovía”?

Uno muy malo, señorita.

-Muy mal. Ahora dime cómo se llaman todos los nacidos en Cádiz.

-¿¿Todos, seño??

-Me decepcionas Pablito. Ahora si que sé que has copiado en el último examen.

-¡Qué va, señorita! ¿Por qué piensa eso?

-Porque en la pregunta en la que tu compañero ha puesto “no sé”, tú has puesto “yo tampoco”.

Un día sin reír es un día perdido

-Charlie Chaplin-

Hacer a un niño feliz es muy fácil.

4. Pablito y su madre

-Mamá, mamá, ¿los bombones tienen patas?

-No, hijo.

-Entonces creo que me he comido una cucaracha.

5. Pablito y Juanito, amigos verdaderos

Llegan Pablito y Juanito muy tarde a clase. La profesora, enfadada, les regaña:

-¿Se puede saber por qué habéis llegado tan tarde al colegio?

-Perdone, señorita -dice Juanito-, es que anoche soñé que cogía un avión y me iba a Australia. Y como el viaje era tan largo, me he despertado tarde.

-¿Y tú, Pablito?

-Yo es que fui a esperarlo al aeropuerto.

6. El desorden causa estragos

-Mamá, me han suspendido en Geografía por no saber dónde estaba Nueva Zelanda.

-Te lo mereces, ¡eso te pasa por ser tan desordenado!

7. Soldados desorientados

Está un grupo de soldados en la selva y dice el general:

-Soldados, he de irme por otro camino. Ustedes sigan avanzando.

Y Vanzando se perdió.

8. Prueba de inglés

-¿Sabe usted inglés?

-Yes

-¿Cómo se dice “mirar”?

-Look

-Ahora úselo en una frase.

-Look, yo soy tu padre.

9. Músicos clásicos

-¿Te gusta la música clásica?

-Me encanta.

-¿De Verdi?

-¡Te lo juri!

10- La fiesta de la selva

Estaban todos los animales de la selva y dijo el Rey león:

– ¡Deberíamos hacer una gran fiesta sorpresa!-

Y todos gritaron: “¡Bieeeeeen!”, mientras la rana cantaba:

¡Qué guay me lo voy a pasar! ¡Qué guay me lo voy a pasar!

El Rey León dijo otra vez:

¡Vamos a tener caramelos y bebidas! Y también muchos globos de colores.

– Y todos dijeron: “¡Bieeeeeen!”, y la rana volvió a cantar:

– ¡Qué guay me lo voy a pasar! ¡Qué guay me lo voy a pasar!

El Rey León, harto de oír a la rana, explotó:

– Van a estar invitados todos los animales… menos uno verde que tiene los ojos saltones.

Y todos gritaron: “¡Bieeeeeeen!”, y la rana contestó:

– ¡Eso, que se fastidie el cocodrilo!

Hacer reír a un niño es sencillo con los mejores chistes para niños.

Estos son algunos de los mejores chistes para niños que existen. Incluyen personajes ficticios, cuyos nombres pueden cambiarse por otros. La presencia de animales resulta agradable y cómoda para los más pequeños, haciendo que se sientan más seguros con respecto al mundo que les rodea.

Léelos junto a tus hijos, para que podáis compartir juntos carcajadas y comentarios. Esto les animará también a buscar lecturas divertidas por su cuenta, siempre y cuando los padres decidan dar el visto bueno.

Te puede gustar