Los bebés recién nacidos no necesitan aprender a dormir: los nuevos padres sí

María José 28 abril, 2017

Todos los nuevos padres se convierten en zombies vivientes al llegar a la ansiada paternidad. Algunos saben lo que les espera por lo que escuchan a familiares y amigos, pero no es hasta que se vive en primera persona cuando se sabe realmente lo que significa pasar sueño porque un bebé recién nacido llega a tu vida. Los bebés no necesitan aprender a dormir… Son los padres quienes sí deben hacerlo. 

Los nuevos padres que apenas duermen

Muchos nuevos padres a menudo son sorprendidos por lo mucho que duerme su bebé ya que puede despertar solo para alimentarse. Pero una vez que pase esta novedad los nuevos padres se darán cuenta de que no es el sueño de su bebé lo que les causará problemas sino sus despertares. Los despertares del bebé son un habitual, los pequeños tienen un reloj interno descontrolado.

Los nuevos padres se convierten en zombies vivientes por dormir pocas horas durante los primeros meses de vida de su bebé. En muchas sociedades occidentales, se piensa que son los padres quienes hacen algo mal y que por eso el bebé se despierta tanto. La gente pregunta si el bebé es ‘bueno o malo para dormir‘ como si esto definiera el carácter del bebé de algún modo.

En realidad, muchos padres se sienten juzgados si sus bebés no duermen toda la noche desde que son recién nacidos. Pero los recién nacidos no deben aprender a dormir de nuevo, son los padres quienes deben aprender a dormir al ritmo del bebé, hasta que empieza a regular su reloj interno con la ayuda de las rutinas nocturnas y su propia maduración biológica.

En muchos casos los padres no discuten con los demás sobre el sueño de sus bebés y cuando lo hacen, a veces, pueden mentir. Mientras que de puertas hacia dentro las cosas pueden ser bastante diferentes. Muchos padres buscan fórmulas por Internet para enseñar a sus bebés recién nacidos a dormir, cuando solo tienen que aprender ellos a despertarse por la noche para poder alimentar a su pequeño.

Los bebés recién nacidos no tienen problemas de sueño. Ellos duermen así, se despiertan cada noche varias veces para ser alimentados, porque algo les molesta o simplemente porque necesitan el calor y el cariño de sus padres para volver a conciliar el sueño de nuevo. Por eso, los nuevos padres deben aprender a dormir sin pensar que su bebé tiene ningún tipo de problema en el sueño.

El bebé recién nacido no dormirá toda la noche

Los bebés pequeños no suelen tener problemas de sueño, pero los padres pueden percibir el sueño de sus bebés como algo problemático si no se ajusta a los horarios convenientes de los padres para dormir y descansar bien. No hay que buscar fórmulas secretas para que un bebé de menos de 6 meses duerma toda la noche, porque simplemente, no la hay.

El objetivo de que un bebé de menos de seis meses duerma toda la noche no es algo real que se pueda conseguir. Pensar que sí se puede conseguir es un gran problema que causará frustración a los nuevos padres. Los bebés recién nacidos duermen una gran cantidad de horas, pero también tienen un estómago pequeño que les hará tener hambre a cada pocas horas, tanto de día, como de noche.

El reloj interno de los bebés

En los primeros meses de vida, los bebés no tienen el reloj interno ‘en hora’ y tienen estómagos pequeños que se vacían rápidamente. Por lo que la alimentación frecuente en los bebés, tanto de día como de noche es un fenómeno completamente normal y biológicamente predecible… Los nuevos padres deben saber que éste es el motivo principal por el que los bebés despiertan tanto.

Los bebés humanos, en particular, sus cerebros crecen a un ritmo espectacular durante el año siguiente al nacimiento. Esta es una actividad que consume mucha energía que requiere frecuentes  tomas de alimentación, algo que solo los padres pueden proporcionar a sus bebés. Por lo que son ellos los encargados de alimentarle, cuidarle y velar por su salud.

En nuestra cultura las expectativas del sueño en los bebés recién nacidos no son reales y deben ser cambiadas para que los nuevos padres se den cuenta de que no son los bebés los que tienen que aprender a dormir, si no que son ellos quienes deben aprender y entender cómo duermen los bebés recién nacidos. No hay que educar a los bebés de menos de 8 meses a dormir más, sino son los padres quienes deben entender.

Te puede gustar